Google+ Badge

jueves, 2 de abril de 2009

¿QUÉ SE PUEDE HACER
ANTE LA DESACRALIZACIÓN DEL AMOR HUMANO?

¿QUÉ HACER PUES?
Al término de este tramo de nuestro recorrido expositivo a través de nuestras entradas a partir del comienzo de este blog, nos encontramos en la encrucijada dramática que formulaba así el Cardenal Ratzinger:
“O la Iglesia encuentra un camino de acuerdo, un compromiso con los valores aceptados por la sociedad a la que quiere continuar sirviendo, o decide mantenerse fiel a sus valores propios (valores que a su entender, son los que tutelan las exigencias profundas del hombre), y entonces se encuentra desplazada respecto de la sociedad”[1].

El Papa Benedicto XVI, que es profeta y maestro de la fe y de la vida de fe, nos muestra, con su ejemplo y con su enseñanza, caminos para imitar.
Voy a recoger aquí los tres principales entre los que nos propone:
tender puentes de diálogo entre la razón y la fe y la moderna racionalidad científica;
profundizar en la verdad del matrimonio;
reevangelizar el matrimonio para fomentar la vivencia sacramental en toda su profundidad mística.