Google+ Badge

viernes, 14 de agosto de 2009

AMAR: ¿ESTÁ EN MI MANO? (3)

Sonia, sigo tratando del tema que me planteaste con tu pregunta...

Ayudará A entender el hecho considerar lo que pasa con los jóvenes.

Resulta que la edad en que los jóvenes se ennovian es precisamente la edad de las pasiones, en que éstas, especialmente las amorosas y sexuales, son muy fuertes y compiten con la razón por el dominio de la voluntad.

Los jóvenes en este caso, evidentemente, están muy influidos por la pasión en su elección amorosa. Podrían elegir con la voluntad en edad más avanzada, pero entonces se ha perdido capacidad dialogal y para adaptarse al otro. Se ha perdido precisamente la vitalidad y la fuerza que dan las pasiones. Los seres humanos se han hecho más razonadores, pero no siempre por virtud, sino por desengaños o malas experiencias.