Google+ Badge

viernes, 16 de octubre de 2009

TENTADA CONTRA EL NOVIO (1º de 6)

LOS DILEMAS DE JACINTA:
INDECISA EN SU VOCACIÓN
¿EL CONVENTO, O FACUNDO , O EL SEMINARISTA?

Presento un proceso de tentación y salida de la tentación en el noviazgo que padece una joven, que llamaré Jacinta, de 24 años, fervorosa, de vida de oración intensa. Una tentación de la que sale gracias al auxilio divino, la oración, la obediencia a los consejos, aún aquellos que tiene que ponerse a meditar para entenderlos.
Les adelanto algo que Jacinta no se atreve, por vergüenza, a decirme en sus primeros mails. El factor desencadenante de la tentación es un "enamoramiento" con un seminarista.
He visto con demasiada frecuencia, casi como un estilo generalizado, casos de seminaristas que en sus tiempos de "apostolado" coquetean o galantean con las chicas.
Hacen con ello un daño inmenso, no sólo a ellas, sino a los varones de la parroquia o del grupo ante los cuales ejercen a veces una "competencia desleal", porque el carácter presuntamente "más espiritual" de los seminaristas es un fuerte factor de atracción para ellas.
Ya en mis tiempos de estudiante de teología en Holanda, se había introducido entre religiosos y religiosas una especie de galanteo amoroso no comprometido, al que se le llamaba una tercera vía para la afectividad. Se esgrimían como razones la madureza afectiva de quienes debían salir de pasadas represiones de la sexualidad.
Un verdadero desastre que hoy veo instalado como elemento de la cultura de seminaristas y sacerdotes jóvenes en su "apostolado" con jóvenes.

Jacinta me permite publicar el intercambio epistolar que mantuvimos por correo electrónico, guardando siempre el secreto del Blog sobre las personas.
"Si mi caso -dice - puede ser de ayuda para chicas/os que pasaron o pasan lo mismo que yo, ¡alabado sea el Señor! Tiene mi bendición con este trabajo... oremos juntos padrecito, para que dé los frutos que el Señor quiera. Encontré uno o dos correos suyos, con sus consejos, quiere que se los envíe?? Muchas gracias, padre, por ser instrumento del Señor. María madre nuestra lo bendiga su hijita, Jacinta"

PRIMERA CONSULTA DE JACINTA
31 de marzo:
En este primer mail, Jacinta cuenta que ha hecho un retiro espiritual donde ha tenido mucha consolación. Ha experimentado sanación espiritual, psicológica y física. Pero, al mismo tiempo, le ha pasado algo, que no se atreve a decirme de entrada. Sólo me dice: “mi alma está herida de muerte”. Y pregunta si estoy dispuesto a escucharla y aconsejarla. Le digo por mail que sí, que se anime a hablar. Ella responde en un segundo mail solamente que ha suspendido la fecha de compromiso que tenían fijada con su novio. Pero aún no se atreve a plantear cuál es su problema, cosa que hará en el tercer mail.

Hola, padrecito mío:
[…] Cuántas cosas por entender! Padre! ¡Cuántas cosas que busco entender y no me corresponde saber! ¡Cómo puedo hacer para someter mi racionalidad mental a la racionalidad de mi corazón, que sólo busca a su Dios, con pasión, lo busca ardientemente como la Magdalena! pero como dice la Palabra: nada más tortuoso que el corazón del hombre.

En enero de este año, hice un retiro de silencio ignaciano pero con dinámica de sanación interior, de 7 días más o menos, en un pueblo antes de llegar a Santa Fe, dirigido por un sacerdote diocesano, asesor arquidiocesano de la Renovación Carismática.

Me cambió la vida, padre, la existencia, las enseñanzas calaron lo más profundo de mi corazón, y teníamos que hacer, mínimo, 4 horas de Santísimo diario para meditar enseñanzas y orar las citas bíblicas que nos daban los servidores o el Padre.

El Señor reveló muchísimas cosas, que nunca vi, sentí ni siquiera algo parecido.