Google+ Badge

jueves, 4 de marzo de 2010

NO VIENE EL HIJO DESEADO (5 de 9)

Sus emociones gobiernan el pensamiento, bloquean la inteligencia de tu esposa y el mal espíritu su imaginación. Pero no temas, tú tienes poder de exorcista contra el espíritu que tienta y ataca a tu esposa en virtud del ministerio sagrado de esposo.

Gerardo me escribe:
Padre,
espero no ofender a Dios, pero esta mañana no me puedo poner a trabajar sin poder primero responderle, a pesar de que tengo cosas para hacer en el trabajo.
Ayer cuando volvía del trabajo y durante el día puse el tema en manos de Dios y María Santísima y pedí la ayuda al Espíritu Santo y lo hice con abandono y fervor.
No sabía si era conveniente tratar el tema en este momento porque mi