Google+ Badge

lunes, 8 de marzo de 2010

NO VIENE EL HIJO DESEADO (6 de 9)

Hay que distinguir entre la esposa tentada y el tentador. La Serpiente es enemiga de la mujer y la tienta tratando de ponerla contra su esposo para privarla de su protección. El esposo debe ser bondadoso con la esposa cuando la ve tentada, y hacerla caer en la cuenta de que lo está.

Gerardo:
Vuelvo sobre la escena de la cena en que ella te pidió perdón y "¡tú también le pediste perdón!"
¡Es que tú, objetivamente, no la habías ofendido! Era ella la que, gobernada por su mal espíritu, se ofendió con una ligera elevación de voz. Es ella la que, influida por el mal espíritu enemigo suyo, está tentada para escrutar y estar al acecho de tus gestos para ofenderse. Su mal espíritu te acusa permanentemente ante ella. Es un mal espíritu de acusación y condenación del esposo, de suspicacia y de inclinación a interpretar y darse por ofendida. Es un prejuicio de Satanás.