Google+ Badge

jueves, 11 de marzo de 2010

NO VIENE EL HIJO DESEADO (7 de 9)

No sabía que como esposo podía tener esa gracia
Los pasos de la sanación

Gerardo me escribe:


Padre,
sus palabras son un consuelo y me tranquilizan mucho. Ciertamente cuando vi. a mi esposa en ese estado no la veía a ella, era el mal espíritu. Ya me ha pasado otras veces con ella esto. Pero esta vez creo que mi posición estuvo más acertada. La oración que me ha dado es de mucha ayuda y la necesito. Realmente no sabía que, como esposo, podría tener esa gracia. Para solo Dios!!
Gerardo.

Mi respuesta a Gerardo:
Gerardo:
El beneficio espiritual de empezar a distinguir entre tu esposa y su tentación (= su enemigo el demonio), será que