Google+ Badge

miércoles, 9 de junio de 2010

CACHORRO DE PUERCOESPÍN
Y LA ERA DEL HIELO

Vea este Blog y esta entrada: http://derechoyfamilia-paginaslibres.blogspot.com/2010/06/cachorro-de-puercoespin-y-la-era-del.html
Este es el Blog y la entrada a la que se refiere Edit Liliana Ciotti en su comentario a nuestra entrada “Renata: motivos de la infidelidad femenina (1 de 2)”
Gracias Liliana por la recomendación y me permito tomarlo suponiendo el permiso de tu amiga Carmen y con la referencia a la fuente, recomendando su Blog a los visitantes.

¿Había visto Usted alguna vez un cachorro de PUERCOESPÍN? Vea esta imagen y conozca la fábula. Si quiere ver más fotos de este personaje asómese al Blog de María del Carmen Rodríguez de Arce R.

LA FÁBULA DEL PUERCOESPÍN.-
Durante la Edad de Hielo, muchos animales murieron a causa del frío. Los puercoespines dándose cuenta de la situación decidieron unirse en grupos.
De esa manera se abrigarían y protegerían entre si, pero las espinas de cada uno herían a los compañeros más cercanos, los que justo ofrecían más calor. Por lo tanto decidieron alejarse unos de otros y empesaron a morir congelados.
Así que tuvieron que hacer una elección, o aceptaban las espinas de sus compañeros o desaparecían de la Tierra. Con sabiduría, decidieron volver a estar juntos. De esa forma aprendieron a convivir con las pequeñas heridas que la relación con una persona muy cercana puede ocasionar, ya que lo más importante es el calor del otro.
De esa forma pudieron sobrevivir.

MORALEJA DE LA HISTORIA.-
La mejor relación no es aquella que une a personas perfectas, sino aquella en que cada individuo aprende a vivir con los defectos de los demás y admirar sus cualidades.

RENATA: MOTIVOS DE LA INFIDELIDAD FEMENINA (1ª de 2)

“Ella, que tenía desde niña un hambre insaciable de afecto y de ser amada, padece la rudeza y la lujuria del marido, que le parece crónica e incurable después de tantos años. Es cierto que cayó tres veces bajo el peso de su cruz cuando encontró algún buen amigo que la comprendía. Pero las tres veces se levantó y volvió a cargar su cruz”

“Mi vida entonces consiste en llorar amargamente
por lo que no puede ser
y llorar por lo que debería ser y no es”

Estimado Padre Horacio:
Mi amiga Fidelina me recomendó muchas veces que lo consulte y hoy me decidí. Ella siempre me alienta, Me da fuerzas. Me consuela. Pero yo soy una rebelde y una eterna desconforme.

Qué más quiero de la vida? Me casé y tengo cuatro hijos maravillosos,
Tengo un trabajo, Tengo mi casa, Mis amigos y tengo a Dios
Pero...algo me falta... falta algo que me llene...y creo que es el amor de mi esposo. O tal vez no es su amor sino la forma, la manera, el modo en que me lo da.