Google+ Badge

miércoles, 1 de febrero de 2012

NOVENA A JOSÉ LUIS SÁNCHEZ DEL RÍO - DIA PRIMERO

SU MARTIRIO TUVO LUGAR EN MEXICO EL 10 DE FEBRERO DE 1928

NOVENA
Beato José Luis Sánchez del Río
Extracto del libro del Pbro. Lic. Carlos H. María Pío Spahn (AICM)
: “Gemidos Inenarrables”
El martirio de este niño Beato aparecerá en la película “Cristiada”

Breve biografía
Mártir con catorce años. Así se resume la vida de José Luis Sánchez del Río, según ha anunciado el cardenal Juan Sandoval Iñiguez, arzobispo de Guadalajara.
Fue beatificado junto a otros doce mártires en esa ciudad el 20 de noviembre por disposición del Papa Benedicto XVI.
Nacido en Sahuayo, Michoacán, el 28 de marzo de 1913, hijo de Macario Sánchez y de María del Río, José Luis fue asesinado el 10 de febrero de 1928, durante la persecución religiosa de México por pertenecer a “los cristeros”, grupo numeroso de católicos mexicanos levantados en contra de la opresión del régimen de Plutarco Elías Calles.
Un año antes de su martirio, José Luis se había unido a las fuerzas “cristeras” del general Prudencio Mendoza, enclavadas en el pueblo de Cotija, Michoacán.
Fue capturado por las fuerzas del gobierno, que quisieron dar a la población civil que apoyaba a los cristeros un castigo ejemplar. Le pidieron que renegara de su fe en Cristo, bajo pena de muerte. José no aceptó la apostasía. Su madre estaba traspasada por la pena y la angustia, pero animaba a su hijo con valentía.
Entonces le cortaron la piel de las plantas de los pies y le obligaron a caminar por el pueblo, rumbo al cementerio. Él lloraba y gemía de dolor, pero no cedía. De vez en cuando se detenían y le decían: “Si gritas: ‘Muera Cristo Rey’ te perdonamos la vida. Di ‘Muera Cristo Rey’. Pero él respondía con valentía y mayor fuerza: ‘¡Viva Cristo Rey!’.”
Ya en el cementerio, antes de disparar sobre él, le pidieron por última vez si quería renegar de su fe. No lo hizo y lo mataron ahí mismo. Murió gritando como muchos otros mártires mexicanos “¡Viva Cristo Rey!”.
Los restos mortales de José Luis descansan en la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús en su pueblo natal. Fue beatificado por el Papa Benedicto XVI el 20 de noviembre de 2005. Su fiesta se celebra el 10 de febrero.

Novena al Beato
José Sánchez del Río

Oración inicial para todos los días
Como oración inicial para todos los días se reza el Acto de Contrición, (cualquiera de los tres propuestos en la pg 179), pidiendo perdón por todos los pecados.
Se leer el texto para cada día.
Y se finaliza con la oración para todos los días.
Oración final para todos los días
Oh Dios, que has concedido al niño José Sánchez del Río la fortaleza y madurez de un adulto para dar testimonio de fe y profundo amor a Ti, concédeme imitar sus pasos hacia el Calvario de todos los días. Que sepamos sacrificarnos caminando sin murmuración ni tristeza, a pesar de lo difícil del camino que nos lleva a la Gloria de Cielo.
Y a ti, José Sánchez del Río, humildemente imploramos tu ayuda e intercesión para obtener de Dios la gracia que tanto deseo, si es del agrado de Dios y para el bien de mi alma. Amén.
Se pide aquí la gracia que se desea recibir. Y se concluye con un Padrenuestro, un Avemaría y un Gloria.

Día primero
El combate había sido sangriento y más duro que en otras ocasiones. Esta vez también José Luis y sus compañeros cristeros se encontraban en una notable desventaja numérica, ya que los soldados federales eran diez veces más que los defensores de la fe.
“¡Mi general, aquí está mi caballo: sálvese usted, aunque a mí me maten! Yo no hago falta, y usted sí”, le había dicho José Luis, en una rápida y valiente determinación, a su jefe Luis Guízar Morfín, cuando los federales mataron su caballo de un balazo. Entonces José Luis se acercó sin vacilar, saltó ágilmente de su montura y la entregó a su jefe, quien le dirigió una última mirada de aprecio y, dándole las gracias, se alejó para reunirse con otros cristeros que también se replegaban.