Google+ Badge

sábado, 23 de junio de 2012

P. Horacio Bojorge –El demonio de la acedia
3/13 - La acedia en la Sagrada Escritura




Eco: 
Estimado Padre Horacio Bojorge:
Agradezco a Dios Padre porque por medio de Ud. Él llega a mi vida.
He leído hoy la primera parte de su libro "En mi sed me dieron vinagre. La civilización de la acedia".
No me considero una lectora frecuente sin embargo hoy Dios lo ha puesto en mi camino para dejarme ver su gran amor que aunque lo experimento todos los días, hay momentos en que me envuelve esta civilización de la acedia de la que usted, habla y que rápidamente se ha extendido como una plaga en todos los ámbitos de la sociedad.
Hoy reconozco que necesito estar más frecuentemente en oración, ayuno y comunión e implorarle al buen Padre Dios la gracia de la fortaleza para que mi Fe crezca cada día más y nunca apartarme de Él.
Soy una simple Ama de casa a la cual Dios bendijo con cuatro hijos. Ahorita ya solo quedan dos a mi cuidado por los cuales ruego sabiduría, paciencia y prudencia para guiarlos hacia ÉL en esta sociedad de la acedia.
Agradezco nuevamente infinitamente a Dios por llegar a mí a través de Ud. Dios lo cuide y lo siga llenando de sabiduría. Reciba mi admiración y cariño
María de Lourdes C. G.
Ciudad Victoria, Tamaulipas. México