Google+ Badge

miércoles, 12 de septiembre de 2012

APRENDIENDO A DEFENDER SU ALMA DEL TRIDENTE ENEMIGO


Amigo de Jesús :
 ¡Qué gran tarea le ha encomendado Dios! ¡Estoy sorprendida ! ¡Cada vez más!
No hace falta que me conteste este correo electrónico. En serio se lo digo. Sólo lo escribo para decirle que aprecio mucho el bien que hace con este Blog que le permite comunicar todas estas cosas a tantas mujeres que quizás están atormentadas o deprimidas o furiosas y es porque no comprenden bien lo que les pasa: que es el demonio el que las atormenta con su tridente de miedos, tristezas, rabias.
Hoy pude experimentarlo clarísimamente en mí misma. Fue como un ejercicio práctico con el que creo que mi divino Esposo me quiso demostrar y enseñar lo que Usted, sin duda comisionado por él, nos enseña en teoría.

Resulta que hoy me levanté super bien, como todos los días. Llevé los niños al colegio y tuve que ir a hacer unos recados.  Y aquí vino el ataque. Mientras caminaba no me dejaba de atormentar un enjambre, una tormenta desatada de pensamientos:
"¡Que tonta eres! ¡Que cantidad de pavadas le cuentas al padre Horacio! ¡Mira si a él le va a importar tu vida! ¡Qué vergüenza la cantidad de correos electrónicos que le has escrito! ¡Ése hombre va a pensar que eres una enferma; que estás loca; que estás para psicólogo! ¡Pero ¿no te das cuenta que el padre Horacio le dice a todas las mujeres lo mismo?! Y dale que dale...