Google+ Badge

viernes, 23 de noviembre de 2012

CUANDO LA NOVIA DUDA DEL AMOR

El alma de una novia que por temor a ser engañada no goza de ser amada. 
Y el talento espiritual y psicológico, la capacidad de comprensión del alma femenina, de un novio que es capaz de diagnosticar el mal, entendiéndola y ayudando a su novia a entenderse a sí misma.  

“Mis palabras no llegan a tu corazón. Las detiene casi siempre esa coraza de duda que te reviste y que te hace inaccesible... al ver que no puedo desarraigar esa duda que te obsesiona me desespero... Esa duda, más que amor traduce amor propio hasta el punto de que tú, más que ser amada deseas no ser engañada” 

 Adorada mía:
 Te escribo. Tal vez pienses, ahora, que yo no dejo de recordarte puesto que por lo menos, mientras te escribo debo pensar en ti. Y yo pienso que si una carta me acercó a ti otra carta puede acercarme aún más haciendo que tú creas un poco más lo que te digo.

Los latinos decían: Verba volant, scripta manent. Las palabras vuelan, los escritos quedan. Parece que tú piensas como los latinos porque, y esto me ha sido tan doloroso comprobarlo como me es doloroso decirlo, mis palabras no llegan a tu corazón. Las detiene casi siempre esa coraza de duda que te reviste y que te hace inaccesible y además yo carezco de esa persuasión que podría ablandar tu esquiva reserva.
Yo sé que dudas. Me lo has dicho muchas veces, tantas, que