Google+ Badge

sábado, 30 de noviembre de 2013

MARIDOS, AMAD A VUESTRAS ESPOSAS
Efesios 5,25

La iniciativa 

se extiende
«Hombres e5», un día al mes a pan y agua por sus mujeres para aplicar Efesios 5, 25

La idea del católico Steven Habisohn busca reforzar los lazos matrimoniales y fortalecer la familia.

No son los "hombres de negro", ni el Equipo A, ni los geos (aunque tienen sus "fuerzas especiales"): son los Hombres e5, una denominación ideada por Steven Habisohn, un católico "profundamente impactado por la teología del cuerpo e Juan Pablo II" (según confesó a Zenit en 2003).

Habisohn identificaba con e5 un pasaje concreto de las Sagradas Escrituras: el versículo 25 del capítulo 5 de la Carta a los Efesios. "Maridos, amad a vuestras mujeres como Cristo amó a la Iglesia y se entregó a Sí mismo por ella", pide San Pablo. Y decidió promover una iniciativa que se ha ido extendiendo por el mundo y tiene ya miles de voluntarios en más de treinta países.

Se trata de ayunar un día al mes a pan y agua, preferiblemente el primer miércoles de cada mes, con una intención concreta: el bien material y espiritual de la propia esposa, pidiendo gracias especiales para ella: "Haciendo este sacrificio por las mujeres de nuestra vida vivimos la esencia del Evangelio a través de una forma particular de negación de uno mismo. Sacrificar el propio cuerpo por amor a otro es el mensaje central del Evangelio", pues nos sitúa en pura imitación de Cristo, que se entregó por nosotros y por su Esposa (la Iglesia) para "presentársela resplandeciente a sí mismo, sin que tenga mancha ni arruga ni cosa parecida, sino que sea santa e inmaculada" (Ef 5, 27),afirma su página web.

Los hombres e5 y sus fuerzas especiales (que son quienes asumen más de un día de ayuno al mes) no tienen que ser necesariamente católicos, y de hecho la idea se dirige también a protestantes y ortodoxos, pues no envuelve más compromiso que el ayuno y las intenciones de ese ayuno.

Y entre éstas, Habisohn señala algunas de las más frecuentes, segun comunicación de los interesados: "Redimir una infidelidad", "Necesito castidad y armas para la pureza", "Añadir otra dimensión a mi vida espiritual", "Fortalecer mi matrimonio y mi fidelidad", "Darle gracias a Dios por mi mujer", "Renovar mi mente y refrescar mi espíritu", "Reconstruir mi matrimonio", "Purificarme a mí mismo por mi mujer" o "Seguir el ejemplo de José protegiendo a María".

Las pautas de Steven para e5 dejan libertad en la cantidad de agua y pan que puede comerse a lo largo del día. También aconseja pros y contras de decírselo a la esposa: entre los contras, "el orgullo" o la posibilidad de que ella te desanime; entre los pros, que puede ayudarte con sus oraciones. Lo mejor es que cada cual decida.

Habisohn dedica un espacio a explicar que esta propuesta (con una década ya de experiencia, pero que está relanzándose en las últimas semanas) es compatible con los preceptos de ayuno de la Iglesia y en modo alguno los sustituye. Simplemente, en los días en que coincide (sólo el Miércoles de Ceniza si se elige hacerlo los primeros miércoles de cada mes), el ayuno es algo más duro del prescrito por el Código de Derecho Canónico. Y además y fundamental, claro: es voluntario, mientras que el preceptivo es preceptivo.

Fuente: Religión en Libertad
http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=27716