Google+ Badge

martes, 31 de diciembre de 2013

HOY SENTÍ A JESÚS COMO MI ESPOSO:
TESTIMONIO 1


Padre Horacio:
Le escribo hoy que es último día del año 2013 para contarle una alegría secreta o más bien íntima, de mi mundo interior pues si voy por ahí contándola no sería recibida sino como una señal de que me volví loca.
Le cuento que anoche por fin, de manera más plena sentí a Jesús como mi Esposo, ¡de veras que lo era!... sólo sabía decir ¡Oh Esposo mío, Oh esposo mío!... nunca antes en mi vida me había pasado algo así. 
Entonces, Padre, ¡yo ya no soy una mujer soltera!... en mi DNI dirá tal cosa... ¡pero yo soy esposa de Jesús, una sola carne, un solo corazón y una sola voluntad!
¡No sabe cómo me siento de feliz!... Él es el esposo de mi alma, de mi cuerpo y por el resto de la Eternidad. Anoche estaba muy conmovida pues ¡cómo entendí a san Francisco cuando lloraba porque Jesús no era amado! lloraba de emoción, de desborde.
Yo ahora cada vez que leo el Evangelio quedo fascinada con la Personalidad de Jesús... ¡qué Personalidad!... su carácter, su forma de decir, las palabras que usaba... incluso en las revelaciones personales a los santos. A Faustina le dijo "Mi amor no desilusiona a nadie"...  ¡guau!, quedé lapidada con esas palabras.
Me siento una samaritana más que Jesús encontró en el camino.
Se lo cuento porque usted es el amigo íntimo de mi Amado Jesús y quiero que en las Misas que celebre me eche en el Cáliz con Él. Es una necesidad de fundición...
Y porque usted, Padre, es la voz de mi Amado.  Jesús habla mucho a través de sus sacerdotes, Jesús es en sus sacerdotes... y defiende tanto a sus confesores.
¡Me siento muy feliz!... Creo que este fue mi Regalo de Año Nuevo... no sé cómo habrá sido antes... pero sé que de ahora en adelante soy plenamente consciente que todo, todo lo que pase en mi vida será por Él, para Él, con Él.
Padre yo soy la hijita mayor de Papá...  la que nunca se fue de su lado pero sin embargo, también vivía lejos de Él y que hoy lo voy descubriendo.
Sonia