Google+ Badge

viernes, 25 de julio de 2014

FALSA COMPASIÓN 16 de 20
Distraída con el apostolado

DISCERNIMIENTO Y JUSTICIA 
CON LA PROPIA FAMILIA

Querido Padre:
Quisiera que pudieses aclararme una gran duda que tengo. 

Todo el tiempo se habla de servir y amar al prójimo. 

¿En qué medida es lo correcto para mi vida actual de esposa y madre? ¿Implica salirme de mi familia un poco y darme a otros como lo hacía antes hasta el exceso y aún ahora lo estoy haciendo en la pastoral y que no me termina de gratificar? ¿O es otra cosa? ¿Es estar sólo aquí, en mi hogar, para mi esposo y mis hijos y darme a ellos y a Dios como bien lo describiste en tus coplas para mí? ¿Por qué tengo momentos que no quiero compartir con los demás, que necesito estar sola?
Bueno te dejo padre querido. Siempre te llevo en mi corazón.
Tu hija Corina

Querida Hija:
Demos gracias al Señor. Me uno a tu acción de gracias.
Sería largo responder a tu pregunta sobre la discreción en el ejercicio de la misericordia y del amor y el ejercicio en actividades parroquiales o en grupos de oración. Y cómo no cometer injusticia con el esposo, los hijos, la familia, al restarles del tiempo que se les debe.