Google+ Badge

viernes, 5 de junio de 2015

LOS VARONES ABANDONADORES

A MI AMIGA JULIA LA DEJÓ SU MARIDO
Hoy llamé a mis amigas de mi ciudad natal. Y, para mi sorpresa, a Julia, una de ellas, su esposo también la abandonó.

Le dije lo mismo que usted me ha aconsejado, orar y seguir orando por él.  Le pedí que orara por su esposo. Me siento muy triste por ella porque vive sola. He estado orando por ella. Quiero Padre que también esté en sus oraciones.
¡Cómo quisiera que no hubiese pasado por lo mismo que yo pasé! Por lo menos ella sabe que no puede volverse a casar. No piensa pagar ningún divorcio.

Pero me siento mal porque está muy herida. ¡No sé qué anda pasando por la mente de este hombre! Llevaban 15 años de casados. Padre ¿cómo hacemos para que tantos matrimonios se mantengan unidos? Sí, orar.
Wilma

Querida hija:
El demonio, el mundo y la carne herida por el pecado, hacen la guerra al varón y por eso, a medida que estas sociedades se apartan de Dios, hay cada vez menos seres humanos masculinos que puedan llamarse "varones". Los seres humanos han perdido de vista los designios del Creador sobre el varón y la mujer. Son como ciegos, guías de ciegos.

En latín, varón se dice "vir" y de la misma palabra procede "virtus": es decir, robustez, vida, vigor, fuerza, poder, potencia, capacidad para obrar el bien, para dar la vida engendrando, para defender con las armas en la mano y exponiendo su vida sus amores: patria, padres, hermanos, mujer e hijos...

En lugar de ello, el pecado, sobre todo el pecado de lujuria, la adicción sexual , el alcoholismo, el juego y otras adicciones, le quitan la libertad y lo hacen abdicar de sus grandes misiones.