Google+ Badge

viernes, 21 de agosto de 2015

SILENCIO SOBRE LO ESENCIAL EN MI GRUPO PRO VIDA

"Silencio sobre lo esencial"
en mi grupo Pro Vida
¿Es lícito callar lo esencial porque haya quien no lo acepta?

Esta es una reflexión de una persona que ingresó en un curso de formación de una institución Pro Vida. Esta persona agradece la formación que le brindara el curso pero manifiesta respetuosa y fundadamente una discrepancia en un punto fundamental del planteo del curso.

Ella manifiesta que “quisiera compartir el punto de vista, y agradecer al Señor, que hace posible ponerle palabras, a opiniones, y sentimientos que ni siquiera sabíamos cómo explicárnoslos a nosotros mismos”. 

Y es que no se debe callar sobre el fundamento divino del derecho a la vida en la acción Pro Vida, aún delante de incrédulos. No es lícito poner de lado a la fe, ni aún por método.

"Estimados,
Hay algo que quise comentarles personalmente, lo hago ahora por escrito. 
Me sentí "como en casa" en el primer módulo del curso (esta es para mí la mejor expresión para describirlo), no en todas las comunidades nos sentimos así, aún cuando compartimos la misma Fe.

El material del módulo me pareció bueno. Respeta la doctrina de la Iglesia y se ocupa de fundamentarla con citas de la Biblia, del CIC, menciona encíclicas, etc. Sentí y viví, a través de ese módulo, que es importante la búsqueda de la verdad inherente a Dios, que hay que buscarlo también con la razón y toda nuestra naturaleza, pero también debemos buscarlo sobrenaturalmente. Es algo que no todos los cristianos concientizan, son puntos que comparto, y miren que leí con cautela (por importarme mucho el tema que toca) y lo encontré precioso, en casi todo. 

Digo, casi, porque hay algo que no comparto, es lo que sigue: