Google+ Badge

viernes, 17 de junio de 2016

LOS SAGRADOS CORAZONES Y LA ZARZA ARDIENDO
Éxodo 3, 1-6

El Señor se muestra a Moisés  como un fuego que arde en el corazón de la zarza 
 pero que no devora las espinas

3.1 "Moisés era pastor del rebaño de Jetró, su suegro, sacerdote de Madián.  
   3,1 Umoshéh hayáy ro’éh ‘et-tson yitró jotnó cohén midyán 
Y llevó las ovejas más allá del desierto; y llegó hasta Horeb, la montaña de Dios.  
   wayyinhág ‘et-hatsón ‘ajár hamidbár; yayyavó’ ‘el-har ha’elohym joreváh 

2 Y se le apareció el Ángel del Señor en una llama de fuego, en medio de una zarza. 
   2 wayyerá’ mal’ák Adonáy ‘eláo belabát ‘ésh mittôk hassenéh 
Y he ahí que la zarza estaba ardiendo en fuego, pero la zarza por él no era devorada 
   wehinnéh hassenéh bo’ér ba’ésh wehassenéh ‘enénnu ‘ukál 

3 Dijo, pues, Moisés: 'quiero volverme para observar este fenómeno grande 
   3 wayyó’mer moshéh ‘asuráh-ná’ we’er’éh ‘et-hammaréh haggadól hazzéh 
por qué no se consume la zarza". 
   maddúa’ lo-yiv’ar hassenéh 

4 Vió el Señor que se acercaba para mirar,
   4 wayyár’ ‘Adonáy ki sár lir’ôt ló 
llamó de Elohim desde el centro de la zarza, diciendo: '¡Moisés! ¡Moisés!'. 
   wayyiqrá’ ‘eláô ‘elohím mittôk hassenéh wayyó’mer: moshéh moshéh 
Y él respondió: 'Heme aquí'. 
    wayyó’mer hinnéni 

5 Le dijo: 'No te acerques aquí; quítate las sandalias de tus pies, 
   5 wayyó’mer: ‘ál tikrab halóm shal ne’alékha me’al raglêkha 
porque el lugar en que estás parado encima es tierra sagrada'. 
   Ki hammaqôm ‘asher ‘attáh ‘oméd ‘aláo ‘admát qôdesh hu’ 

6 Y dijo: 'Yo soy el Dios de tu padre, el Dios de Abraham,  
   6 wayyó’mer: ‘anôkhí ‘elohé avíkha ‘elohé ‘avrahám 
el Dios de Isaac y el Dios de Jacob'. 
   ‘elohé yitsjáq w‘elohé ya’aqôv 
Y se cubrió Moisés el rostro, porque tuvo temor de ver a Dios" (Exodo 3,1-6). 
   wayystár moshéh panaô ki yaré’ mehabbít ‘el-‘elohím 

Razón tenía Moisés en asombrarse y considerar extraño el hecho de que este fuego no devorara la zarza, manjar apetecido por el fuego y los incendios, elemento proverbialmente combustible. 

El estudio del texto hebreo nos permite también a nosotros compartir su asombro y extrañeza; pero también entender mejor lo excepcional que hay en los sentimientos del amor divino. 

Dios se le muestra a sí mismo a Moisés en forma de fuego que no devora. 
E interpreto que el fuego que vio Moisés prefiguraba el Sagrado Corazón de Jesucristo. 

Yo tengo para mí, en efecto, que lo que vio Moisés en el SinaÍ, fue el Misterio del corazón de fuego ardiendo en las espinas: el Misterio de la Pasión salvadora, el corazón de Cristo y también el corazón de María. 

La escena de la zarza ardiendo en el libro del Éxodo, está a media distancia entre las espinas y las espadas de fuego  de los querubines del relato del Génesis 3, 24, y el fuego del amor de Cristo coronado de espinas en su Pasión.

Si leemos el texto bíblico en su lengua original, que es el hebreo, son impresionantes las diversas interpretaciones a las que se presta según las diversas vocalizaciones posibles del texto consonántico.

El texto se abre a posibilidades de significación que no siempre es fácil reflejar en las traducciones. 

Los comentaristas del texto tienen mayores posibilidades que los traductores, de explicar los múltiples sentidos posibles que el autor humano y el Autor divino pueden haber querido darle a un determinado texto. Según un dicho rabínico: La sagrada Escritura tiene setenta caras. Vale decir: una plenitud de sentidos.

A veces, el autor sagrado intenta positivamente usar expresiones ambivalentes o polivalentes. Y esa polivalencia ínsita en el texto original inspirado es imposible expresarla en una traducción, a no ser explicándolo en notas al pie del texto. 

Es bien posible leer esos varios sentidos de un mismo texto sólo consonántico, como son el texto bíblico y el arameo targúmico. 

Los traductores se ven forzados a simplificar y elegir uno de los sentidos posibles, porque no pueden acumular múltiples traducciones. Por eso suelen seguir la lectura tradicional fijada por el texto masorético.

Pero en hebreo se pueden ir variando las vocales y con ello van cambiando las palabras y sus sentidos que están abiertos, como una adivinanza divina, a la perspicacia de un "escriba bien instruido en el reino de los cielos" (Mateo 13, 52).

Los rabinos judíos, que comentaron directamente el texto hebreo con gran conocimiento de esa lengua y con métodos exegéticos propios, ofrecieron luces para entender matices de significación propios que abren al lector diversas interpretaciones de un mismo texto. Y ellos afirmaron la validez de las varias lecturas aún la intercambiabilidad de vocablos homófonos aunque se escribiesen con una consonante diversa (Por ejemplo sin y samek)

Naturalmente, por las interpretaciones de los rabinos no podemos guiarnos en cosas de fe cristiana. Pero sí son atendibles en asuntos filológicos tocantes a la lengua hebrea. Y san Pablo aplica a la interpretación de las sagradas Escrituras los recursos interpretativos aprendidos de muchacho en la escuela rabínica.

San Jerónimo y otros grandes escrituristas y teólogos católicos no han dudado en consultarlos y aprender de ellos en estos campos. Podemos pues acudir a ellos con provecho para nuestra fe. 

Pero, además, podemos leer por nuestra propia cuenta, a la luz de nuestra fe en Jesucristo, lo que los cambios vocálicos nos permiten escuchar, según diferentes lecturas. 

En esta tarea nos anima el dicho de Santa Teresita del Niño Jesús: "Si yo hubiera sido sacerdote, habría estudiado a fondo el hebreo y el griego, a fin de conocer el pensamiento divino, tal como Dios se dignó expresarlo en nuestro lenguaje humano". 

Expongo a continuación algunas conjeturas interpretativas de Éxodo 3, 1-6.

En una colección de antiguos comentarios rabínicos sobre el libro del Éxodo, llamado Midrásh Éxodo Rabbáh, encontramos un comentario a las palabras de nuestro texto: 
"y vio al Ángel de Dios, o al Enviado de Dios, en una llama de fuego en medio de las espinas".
  "wayyera’ mal’ak Adonay ‘eláo belabat ‘esh mittôk hassenéh 

El vocablo labat se puede leer y entender, y así lo reconocen los rabinos, tanto como laváh (= llama o lengua de fuego) Laváh en su forma simple se escribe con las consontantes lámed, bet y he. Pero en estado constructo o estado genitivo, se escribe lavát).
Por eso el vocablo lavat puede leerse como genitivo de laváh, o como lavat = corazón. En efecto lavat es una forma excepcional de lev, corazón, que se usa en Ezequiel 16,30. Y aún puede leerse como libot, que significaría corazones, en plural.

Esta no es una lectura antojadiza. Está fundada en los usos rabínicos de interpretación usados también en el Nuevo Testamento. Y en interpretaciones que han dado rabinos del texto de la zarza ardiente que damos a continuación.

El comentario rabínico antes citado dice así: "Otra opinión acerca de la expresión "a manera de llama de fuego', dice que estaba (la llama o el corazón de fuego) entre ambos lados de la zarza y en la parte superior de ella, de la misma manera que el corazón (lev) está puesto entre ambas partes del cuerpo y en la parte de arriba". 

El autorizado comentarista medieval judío Rabbí Salomón Isaac, más conocido como el Rashí, comenta así nuestro pasaje: 
"belavat 'esh : Es el corazón (lev) del fuego. Expresión al estilo de: 'En el corazón del cielo' (Deuteronomio 4,11), 'el corazón de la encina' (2 Samuel 18,14) que significa: 'en medio de'. Y no te extrañes de que diga lavat por leb, (con tau final), porque hay otro ejemplo de eso en Ezequiel 16,30: '¡Oh! ¡Qué frágil es tu corazón' (=libatkha)".

De manera que, en nuestro texto, podemos leer también nosotros, en coincidencia con la autoridad rabínica, que Moisés vio a Dios "en el corazón del fuego" (belivat 'esh). 

Según estos comentarios, Dios se le aparece a Moisés "en el corazón de un fuego" o bien "en un  corazón de fuego" o bien "en corazones de fuego") que estaba en medio (mittók) de la zarza. Y ese fuego estaba ardiendo en medio de la zarza en la posición equivalente a la del corazón en un pecho humano. Un corazón. Era como el corazón ígneo de la zarza. 

También podemos leer, cambiando sólo las vocales, en vez ‘esh (fuego), ‘ish (varón, hombre). Corazón de fuego y corazón de hombre, corazón humano. O en plural: "corazones humanos" belibbot ‘ish. Abarcando en uno los corazones de Jesús y María. Y esta es una posibilidad bíblica también: Porque si María guardaba todas estas cosas en su Corazón (Lucas 2, 19) entonces dentro del corazón de María se encuentra también el Corazón de su Hijo, como en uno solo que arde al unísono entre las espinas sin devorarlas.

Creo que siguiendo el consejo de Jesús, que recomendaba a todo escriba instruido en el Reino de los cielos sacar de su tesoro lo nuevo y lo viejo, me está no sólo permitido sino de alguna manera indicado, transitar este camino de la exégesis rabínica, adoptando su hermenéutica, aunque yendo más lejos que ellos, en la dirección de mi fe. 

Por este camino, leo en el texto: "Y se dejó ver el Ángel de Dios a él: "En forma de corazón de fuego, de corazón ardiente", y también, ambivalentemente, "en forma de corazón de hombre". Y aún en plural: "en forma de corazones de fuego y de hombre" (belibbot ‘ésh y 'ish).

Moisés habría entrevisto los corazones de Jesús y de María 

 Algo parecido sucede con la lectura de "en medio de la zarza" (=mitok hassenéh). 

Si las consontantes sámek nun, he vocalizadas como mitok hasin’áh o hasan’áh (de la raíz homófona pero escrita con consonante sin y no sámek: `saná’) significaría “de en medio del odio” (soné’ = enemigo, adversario, contrario, rival). 

Si bien son dos raíces distintas, (una que comienza con sámek y otra con sin), sin embargo, por ser homófonas, en la lectura una evoca a la otra, la zarza evoca a los enemigos, al odio contra el justo. Y de hecho, esta homofonía es sugerente si se tiene en cuenta que, en universo simbólico de las sagradas Escrituras, las zarzas simbolizan a los malvados, enemigos de Dios, enemigos del justo perseguido, enemigos entre sí y de los hombres. Es decir, en otras palabras, "corazones de humanos de fuego, que arden en medio del odio sin consumir a los que los odian".

Esto es aplicable a todos los justos del antiguo y del nuevo Testamento, desde Abraham, pasando por su descendencia en Egipto y entre las naciones, hasta Jesucristo y su descendencia en adelante hasta el fin de los tiempos.

Dra. Anca María Cernea [2 de 2]
Intervención en Life Forum - Roma

LA IGLESIA CATÓLICA 
DEBE DEJAR DE COQUETEAR 
CON LAS IDEOLOGÍAS ANTI-FAMILIA 
Y OPONERSE A ELLAS.  
Dra. Anca Maria Cernea
Presidente de la Asociación de Médicos Católicos de Bucarest, Rumania
(Resumen en español)
Mayo de 2016 Roma, 16 Mayo 2016. 

En vez de liderar a los Católicos devotos en la batalla en contra de las fuerzas del Enemigo que busca socavar y eliminar las huellas de la Cristiandad en la civilización, la Iglesia Católica, bajo el liderazgo del Papa Francisco, está doblegándose ante los sistemas ideológicos que se oponen a la VIDA, la FAMILIA y al BIENESTAR de la sociedad, y por último al Evangelio de Jesucristo, dice la Dra. Anca Cernea, de Rumania, en su conferencia dictada en el Foro Internacional de Vida y Familia, la semana pasada.
 Ella animó a los participantes de la Conferencia a rezar seriamente por el retorno de los pastores de la Iglesia a su deber elemental y primordial de salvar almas a través de la evangelización y conversión. 
Lea resumen del texto de la charla de la Dra. Cernea en "Voice of the Family": http://voiceofthefamily.com/dr-anca-maria-cernea-cultural-marxism-a-threat-to-the-family/ 
https://youtu.be/GCLiHDK-x38  

"Estamos preocupados de ver a la Iglesia descender hacia el activismo mundano ideológicamente contaminado, que anima a algunos grupos progresistas, que tienen un plan perfecto de cómo construir un Mundo Mejor (después de terminar con el nuestro)- como los "movimientos populares", ambientalistas, pacifistas, indigenistas, activistas de la "anti- discriminación", y "expertos en población", dice ella durante su conferencia del 6 de Mayo en el Rome Life Forum que tuvo lugar en el Hotel Colombus, a unos pasos de la Basílica de San Pedro. 

Cernea, quien sufrió y vivió bajo el régimen comunista, dice que el lenguaje usado por el Papa Francisco en sus encíclicas Evangelii Gaudium y Laudato Si, es especialmente preocupante ya que parece más bien proveniente de textos de libros inspirados por la ideología del comunismo, más que del Evangelio de Jesús. 

Términos como "inclusión", "exclusión", "marginación", "inequidad" y "desarrollo sustentable" son frecuentes, señaló. 
Expresó preocupación dado que la Iglesia, bajo la dirección del Papa Francisco, se está alineando con agendas conducidas ideológicamente y no solamente está fallando en ser Fuente de Luz para todas Naciones del Mundo, sino que la Iglesia está siendo usada por organizaciones poderosas para introducir a presión, una Agenda totalmente contraria al Evangelio y al Reino de Dios en la Tierra. 
En vez de predicar el Verdadero Dios a los paganos y convertirlos, los líderes católicos son usados por los paganos en contra del Dios Verdadero, dice.

Uno necesita sólo recordar el show de luces sobre el "cambio climático", proyectado en la Basílica de San Pedro, en la Fiesta de la Inmaculada Concepción, para marcar la apertura del año de la Misericordia el pasado Diciembre, para ver un claro ejemplo de lo que puntualiza Cernea. 

Cernea recibió el año pasado, el elogio y la admiración de líderes de todo el mundo que luchan a favor de la Vida y la Familia, luego de suplicarle fuertemente al Papa Francisco y a otros Líderes católicos durante el Sínodo de la Familia, defender a la familia de los poderes internacionales que buscan imponer el "control de población", "la mal llamada salud reproductiva", "los derechos de los homosexuales" y "la ideología del género" en todas las Naciones del Mundo. 

La Cultura Marxista y el verdadero Enemigo Cernea advirtió a los participantes de la conferencia que hay verdaderos "Espíritus del Mal" que buscan "rediseñar la Sociedad Humana y la Naturaleza Humana", que deben ser, antes que nada, identificados y reconocidos como los responsables del ataque a la Creación de Dios, para poder oponerse efectivamente a ellos y a sus planes. 
Ella dijo que una etiqueta que se puede aplicar a los ataques sistemáticos contra la Vida, el Matrimonio, la Familia y la Sexualidad, es el Marxismo Cultural uno de los "errores de Rusia" [soviética] advertido ya por Nuestra Madre de Fátima en 1917. 

La doctora rumana relata cómo el comunismo fue el primero en introducir en las leyes la variedad de perversiones morales que actualmente están vigentes en Occidente. 
Ella dijo lo siguiente: "Históricamente, el aborto fue despenalizado por primera vez por Lenin, en 1920. En América, fue hecho solamente 53 años más tarde, en el 1973, a través del famoso engaño con el caso de Roe v. Wade.
El divorcio no punible fue promulgado por primera vez en la Unión Soviética, en 1918, poco después de que los Bolcheviques tomaran el poder. En América hicieron falta 51 años más, en 1969 el divorcio no punible fue aceptado en el Estado de California. 

La homosexualidad fue por primera vez despenalizada en la Unión Soviética en el 1922. El primer Estado Americano en despenalizar la homosexualidad fue Illinois en 1961. 
La educación sexual radical para los niños en el colegio fue por primera vez introducida en 1919 en Hungría, por la revolución Bolchevique de Béla Kun con el claro propósito de eliminar la familia tradicional y la moralidad destruyendo la inocencia de los niños. En América recién en los años 60, cuando la perversa educación sexual bajo la influencia de la "investigación" fraudulenta de Alfred Kinsey, ampliamente publicada gracias al financiamiento de la Fundación Rockefeller, tomó rumbo hacia los colegios." 

"El Comunismo fue esparcido en 2 formas: una fue a través de una invasión militar brutal, campos de concentración, prisiones, policía política y terror de estado, cien millones de personas fueron asesinadas por sus mismos gobiernos en tiempos de "paz".... 
La otra forma fue a través de la traidora subversión cultural, que pretendía destruir la resistencia moral de un Mundo Libre, y hacerlo incapaz de defenderse del Comunismo. 
Esto es lo que se hizo en Occidente, principalmente a través de "el Marxismo Cultural" señaló. "El Marxismo Cultural fue concebido desde el comienzo del Comunismo, como herramienta para destruir moral y culturalmente a Occidente y hacerlo así una presa fácil a cargo de los comunistas. 
Lo vemos hoy en día como hasta más peligroso que el clásico Marxismo- pretende reinventar la familia, la identidad sexual y la naturaleza humana", agregó.
Cernea llamó Marxismo Cultural " a una forma de revelarse contra Dios, en contra de Su ley moral y del orden de Su Creación". 
Ella dijo que los Marxistas Culturales ven a la Iglesia Católica como la institución más importante para "infiltrase y controlar" para lograr su Plan Maestro para el Mundo y su gente. 
Ella planteó que tal infiltración se ve que está sucediendo agresivamente bajo el reinado del actual Pontífice. 
Ella se lamentó de cómo la Iglesia bajo el Papa Francisco ahora considera aceptable dialogar con líderes del movimiento Cultural Marxista y participar con sus poderosas organizaciones. 
Por ejemplo, líderes de Pro- Vida y Pro-Familia se han expresado furiosos numerosas veces (acá o allá) al ver que el control poblacional y los derechos al aborto se promueven en los recientes trabajos y eventos del Vaticano, en plataformas y posiciones de relevancia. 
La Dra. Cernea dijo que ahora más que nunca, es imperioso para la Iglesia Católica volver a Su misión de salvar a las almas de la Garra expansiva del Enemigo de todos los tiempos.

"Por consiguiente, para la eterna salvación de millones de almas, la Iglesia debería estar animando y ordenando luchar contra las ideologías, y especialmente ordenar la lucha contra el Marxismo Cultural, tanto en (su) enseñanza pública como en (su) confesión", declaró. 
Ella dijo que todos los Cristianos alrededor del mundo deben oponerse a los movimientos dentro o fuera de la Iglesia que busquen concentrar el poder en las manos de unos pocos con el objetivo de dar a luz un "Mundo Maravilloso".

"Los revolucionarios van a usar siempre el poder en contra de la Cristiandad", apuntó. "Entonces no podemos sorprendernos si la sociedad es secularizada, si la caridad es reemplazada por beneficios sociales, si la educación es sustituida por adoctrinamiento ideológico y descarada perversión moral, si el cuidado del enfermo es reemplazado por la eutanasia, la libertad de conciencia y de expresión sustituida por correcciones políticas impuestas por los gobiernos, y la vida del ciudadano es regulada en detalle por ingenieros sociales, la cultura de la vida y la familia está constantemente perdiendo cada vez más terreno". 

"Si queremos defender la familia, necesitamos recuperar el mundo de los revolucionarios" agregó. Pero la única forma de ganar cualquier victoria duradera para la Vida y la Familia es "ganar la guerra más grande para nuestra Civilización" porque "la Familia y la Vida humana sólo están a salvo bajo las normas de la Civilización Judeo-Cristiana" indicó. 
"Nuestras metas Pro-Vida y Pro-Familia son de vital importancia. Sin embargo, si solamente nos enfocamos en ellas y no nos ocupamos del resto, no seremos capaces de mantenerlas a ellas tampoco. 
Si dejamos que el otro bando controle todo, lenguaje, cultura, medios de comunicación, legislación, economía, vida pública, gobierno, salud, todo... entonces no deberíamos sorprendernos que cualquier victoria que podamos ganar para la familia, en el mejor de los casos, tenga una vida corta." 

"El Lenguaje claro sacado del Evangelio, no de corrientes ideológicas, es una "condición importante para la victoria", enfatizó Cernea.
"El vocabulario Cristiano tiene todo lo que se necesita para describir la realidad. 
"No necesitamos sacar herramientas lingüísticas de las ideologías que estamos confrontando; esto les permite a ellos ocupar un terreno moral alto y relegarnos a una posición defensiva, antes de haber ni siquiera emprendido cualquier debate" 

Deber de los Pastores, Cernea dijo, es el "deber" de los pastores Católicos, especialmente el del Papa, el de salvaguardar el lenguaje y usarlo sabia y apropiadamente. 
"Ellos deben predicar el Reino de Dios y Su justicia, no la justica socialista, entendida como control del gobierno sobre la economía o sobre la redistribución del ingreso. Ellos deben predicar la paz como la ofreció Cristo, no como la ofrece las Naciones Unidas..... 
Los pastores de la Iglesia deben predicar la verdadera libertad, que es la liberación del pecado, de la esclavitud de Satanás" expresó Cernea. 
Cernea señaló que los líderes de la Iglesia que usan "lenguajes confusos, políticamente correctos, contaminados de ideologías... en vez de la Palabra de Dios, llevan a muchas sociedades Católicas hacia confusiones morales y políticas, y a derrotas en la batalla cultural".

"Los fieles se vuelven incapaces para identificar la fuente de los ataques a la Vida y a la Familia y también incapaces para combatirlos exitosamente. Tal lenguaje usado por los líderes de la Iglesia es una señal para que los laicos comprometidos con la política, hagan un "giro a la izquierda obligatoriamente".
Se hace prácticamente imposible para los políticos Católicos avalar el libre mercado, oponerse al estado sobreprotector, oponerse a la inmigración Musulmana, ser escépticos con los cambios climáticos, y con los roles de las Naciones Unidas, porque si lo hacen, van a tener que decir cosas que son diferentes u opuestas a lo que el Mundo escucha de la Iglesia. 
Entonces, o son desacreditados como políticos católicos o son forzados a avalar causas izquierdistas. 
Ella instó a los católicos piadosos a rezar por sus pastores para que tengan ojos para ver la batalla real que está por llegar y el coraje necesario para guiar a los fieles al frente de batalla. 

"Debemos rezar más por nuestros pastores. Debemos rezar más por la Iglesia. Cuando los Pastores conducen a su gente en la batalla espiritual, entonces las batallas culturales también son ganadas, y así las batallas políticas son vencidas también" 
Cernea concluyó su Conferencia preguntando lo siguiente "¿Cómo arreglamos el mundo?" y respondiendo: "Buscad primero el Reino de Dios y su Justicia, y todo lo demás se os dará por añadidura" 
"Las normas terrenales de la Civilización Cristiana con todos sus beneficios son solamente un resultado secundario de la Evangelización; pertenece a "aquellas cosas que serán añadidas" a nosotros si nosotros "buscamos primero el Reino de Dios y Su justicia", señaló Cernea. 
"La prioridad actual para la Iglesia debe ser: conducirnos en la batalla espiritual, salvar almas, decirle a todo el mundo: "Arrepiéntanse de sus pecados y regresen a Dios, porque el Reino de Dios está cerca".
La Dra. Cerna recibió una gran ovación de pie por su presentación. 

Traducción del Inglés por María Lucía Botta Olaciregui