Google+ Badge

domingo, 31 de julio de 2016

Fwd: Consulta

 Consulta

Padre, le hago una consulta y de paso le envío ​un texto del Padre Royo Marín sobre este tema,​ que tal vez le interes​e​
.
 Ya van varias veces que  se me acerca gente a ​consultarme ​por problemas matrimoniales (como soy abogado, vienen por temas judiciales). 
A veces me dejan porque ​tomo casos de divorcio, sino que siempre trato de arreglar los matrimonios. 
Pero el caso es que me encuentro con varios casos de varones buenos (aunque un poco flojos, o bien fuertes que tal vez no saben darle razones  a la esposa, y no quieren llegar a pegarle), que se ven expulsados de la casa por la mujer. 
Le cuento un caso reciente para que entienda lo que digo: la mujer empezó a trabajar (estaban medio ajustados de dinero y son gente muy humilde). 
Pero en cuanto ella logró cierta independencia económica, en vez de ayudar en la economía familiar, empezó a comprarse ropa, perfumes, etc, etc, etc. No atiende a los hijos (de 9 y 14 años). No cuida la casa, no lava los platos, cocina, etc (cosa que termina haciendo él). 
Él me dice que no le parece mal que ella se arregle, pero no sólo no ayuda en nada, sino que encima le exige que se encargue de todos los gastos él, porque él es el varón y por lo tanto le corresponde asumir los gastos. 
Si bien creo que en ese punto en particular ella tiene razón, también es cierto que ella no cumple con sus deberes. 
Al final, ella le dijo que no lo quería más, y que se fuera de la casa. Y él, (para mí se equivocó mucho), se fue a la casa de sus padres. (Incluso creo que se equivocó en asumir tareas que a ella le correspondían, como lavar o cocinar, porque no lo hacía como colaboración excepcional, sino que lo hacía regularmente).

No quiero demorarlo con el caso (le recomendé que volviera a su casa y se quedara en ella con firmeza aunque sin violencia, le hablé de la influencia del demonio en ella y le dije que rezara, le ofrecí que ella hablara con mi mujer).

Lo que quiero consultarle es: ¿​qué debe hacer un varón en estos casos? La cantidad de varones que se encuentran indefensos (legalmente hablando) para restaurar la familia es cada vez mayor. 
Y no sé muy ​bien ​qué recomendarle (más que lo que dije en el párrafo anterior). 
Porque lo peor, es que muchas mienten denunciando violencia para lograr el apartamiento de la casa del marido. El feminismo invirtió los roles de autoridad (no existe la mentada igualdad, o manda uno o manda el otro), y dejó a la familia sujeta a los vaivenes de las emociones femeninas. 

Cada vez entiendo más ​las razones que aconsejan ​la sumisión de la que hablaba San Pablo. Incluso, aunque no se diga, me parece gravísimo tratar de subvertir el orden impuesto por Dios. Y pensando en ello, busqué en ​Antonio ​Royo Marín, a ver qu​é​
decía (y esto es lo que le envío por si le sirve, aunque supongo que ya lo conocerá):
 "835. Deberes especiales de la esposa. Debe, ante todo, obedecer y reverenciar a su marido, según el mandato del Apóstol (Col 3,18), como jefe y cabeza de la familia. Ha de llevar el cuidado de la casa en la forma que corresponde a la mujer y administrar los gastos diarios con prudencia y sabiduría, sin excederse en lujos superfluos ni quedarse por debajo de lo que corresponde a su estado y condición social. Ha de procurar contentar en todo a su marido (aunque sin atentar jamás a la ley de Dios) para que se encuentre a gusto en su hogar y no vaya a buscar en otra parte lo que le falta en su propia casa.
Accidentalmente estaría obligada la esposa a alimentar a su marido con sus bienes propios si por enfermedad u otro motivo razonable fuera incapaz de procurarse el sustento por sí mismo. Pero no debe la esposa tomar el mando y gobierno de la casa, a no ser en casos muy excepcionales, v.gr., para evitar la ruina de la familia por los vicios y despilfarros del marido.
Aplicaciones. Peca gravemente la mujer si con riñas o insultos excita a su marido a la ira o la blasfemia; si quiere gobernar la casa con desprecio de su marido; si le desobedece gravemente, a no ser que el marido se exceda en sus atribuciones o le pida alguna cosa inmoral; si es negligente en la administración y cuidado de la casa, de suerte que se sigan graves perturbaciones a la familia; si se entrega a diversiones y pasatiempos mundanos con grave descuido de sus obligaciones de esposa y madre; si exaspera a su marido con su afán de lujo o con sus gastos excesivos; si es frívola y mundana y le gusta llamar la atención a personas ajenas a la familia, con desdoro de su marido, etc."
(Teología Moral para Seglares Tomo I, P Royo Marín).
Cuando leímos esto con mi mujer, nos sorprendimos del desconocimiento que hay sobre la gravedad de este pecado. Si eso es pecado mortal, cuantas faltas menores serán veniales? Y cuántas se confiesan sobre esas cuestiones?
No hay muchos sacerdotes que adviertan sobre esto a las mujeres. Puede ser que no quieran formalizar el pecado de suyo material, pero, no debería insistirse más en estas cosas? Si el pecado es grave es porque causa un daño grave. En este caso, es evidente para cualquiera que quiera ver. Y sin embargo, ni se trata el tema.
No sé si no me equivoco, pero cada día me doy cuenta más y más de la gravedad familiar/social que acarrea la falta de santa sumisión de las mujeres. El diablo ha hecho un excelente trabajo.
No sé si le sirve el texto del P Royo Marín, pero se lo envío.
 No sé tampoco, si tiene algo más que recomendar sobre las situaciones que le mencioné.
 Le mando un abrazo en Cristo
 Gracias por todo Padre.

 Juan  

Respondo:
De acuerdo con el consejo que le diste a ese varón cuyo caso me presentas como ejemplo. ​
El  varón sólo puede ser echado de casa por la esposa en algunos casos, como por ejemplo:
1) que descubra que él vive en estado de adulterio y no quiere o no puede corregirse
2) que bebe y bebido la maltrata

No son motivo para echarlo 
1) la enfermedad
2) la pérdida del empleo

No puede echarlo, si él es el dueño de la casa desde antes del matrimonio.