Google+ Badge

viernes, 27 de enero de 2017

EL ABUSADOR EMOCIONAL

El Abuso Narcisista
https://youtu.be/z8LfxErYFmY

3 comentarios:

mónica dijo...

estiamdo padre esto que usted describe en el video es lo que me está sucediendo con la vecina de enfrente, que me ha difamdo en la parroquia, en el barrio y ahora me está sicopaetando, sentándose todos los días de 6 de la tarde a 9 de la noche en la vereda para burlarse de mi cuando salgo para la misa.
Y su esposo es uno de los que, junto a otro matrimonio, tienen a cargo el consejo económico de la parroquia. Por lo que, al hablar con el pàrroco, restó importancia a lo que yo le estaba diciendo. Como soy nueva, hablé con una persona que hace 20 años está en la parroquia. Y me dijo que el pàrroco le pregunta al consejo lo que debe hacerse. Y el consejo, con la excusa de uqe no hay dinero, no da permiso o lo permite para "gastar" según si la gente del grupo que consulta es de su agrado o no. El párroco los tiene por santos e indispensables ya uqe están todo el día en la parroquia. Pero se han desarmado tres grupos, todos juveniles. Los niños y jóvenes son una molestia para uno de estos matrimonios.

Por otro lado, la mujer que le comentaba me ha difamado con los vecinos y cuando vienen los hijos les hace ver que ella es víctima de que yo no quiera quedarme conversando con ella en la vereda y que la trato mal. Una sola vez, hablé con ella, y un comentario mío intrascendente llegó deformado y mal inteicionado a la parroquia y a la escuela del barrio donde doy clases. A raíz de esto también debí dejar de ir a la despensa donde iba, porque los dueños son inquilinos de esta mujer.
Tiene todo el infierno en el alma y la cabeza.
Vivo aqui y es mi casa. NO me voy a ir.
Por otro lado, este video dice que es una especie de conducta adquirida por la familia. Si, asi és. Mi mamá es igual y nos ha arruinado la vida personal y laboral a los tres hijos y a mi padre.

¿ES tan poderoso un sicopata que ni Dios lo pueda frenar?
¿hay algo que se pueda hacer?

Horacio Bojorge dijo...

Estimada Mónica:
Lo que aconseja hacer el psicólogo y psiquiatra Hugo Marietan, con este tipo de personas es el "contacto cero".
Y aunque a Usted no le guste hay que sopesar razones y si su casa no es de su propiedad, cabe plantearse mudarse de vecindario.
Si se trata de una parsonalidad que llaman "harpía", el diagnóstico es reservado.
Si pone la palabra harpía en el buscador de este blog, creo que la llevará a una entrada que trata de ellas...
Yo pienso que hay en esas personalidades una dominación del mal espíritu que las impulsa a hacer daño. Por lo que no son inocuas. Hay que alejarse de ellas incluso lléndose a otro lado.
si no se puede, defenderse con el contacto cero, mucha oración y el uso de sacramentales como la medalla de san Benito, de la Virgen Milagrosa, agua bendita, sal bendita... Imágenes santas en o junto a las puertas y ventanas, por dentro de modo que no se vean desde afuera.
Padre Horacio Bojorge
Horacio Bojorge
bojorgeh@gmail.com

Horacio Bojorge dijo...

Estimada Mónica, veo que quedé sin puntualizar una respuesta a su pregunta final. Usted pregunta: "¿ES tan poderoso un sicopata que ni Dios lo pueda frenar? ¿hay algo que se pueda hacer?".

Usted no debe ignorar que no hay nadie más poderoso que el Señor. Por lo tanto ninguna creatura, tampoco el psicópata, ni el mismo demonio es mas poderoso que el Señor. Ni ángel ni demonio actúan sin permiso de Dios. Lea el primer capítulo del libro de Job y verá por que el Señor puede permitir pruebas dolorosas para el varón justo.

Guárdese de que la acosadora despierte en Usted vetas malas del pecado original subyacentes en su alma de Usted. Eso sí que la haría daño. No conviene poner el poder de Dios ni siquiera en una pregunta retórica nacida de la impaciencia como parece ser la suya. No tomar su santo Nombre en vano es el segundo mandamiento y nace del primero. Si uno no guarda el segundo es porque algún desperfecto hay aún latente en el amor a Dios. Atienda a su propia alma y no se permita ese tipo de preguntas.

La segunda pregunta creo que queda contestada con mi respuesta anterior.
Que el Señor la bendiga, la haga crecer en el amor a Dios.
Si Usted desea saber más acerca de cómo y por qué el Señor usa a los demonios y los malvados, sus servidores, para nuestro bien, me puede preguntar por el mail que le dejé en el comentario anterior