Google+ Badge

sábado, 22 de abril de 2017

Shadowsland Tierra de Penumbras

Shadowsland Tierra de Penumbras completa doblada Te recomiendo verla, puede resultarte triste, pero es instructiva
Sobre una historia real de la vida de C.S. Lewis
https://youtu.be/E96Mx8n3dIE

viernes, 21 de abril de 2017

Nuevo Libro P. Horacio Bojorge Me Quiero Casar


Nuevo Libro 
Ventas 

Uruguay : Fabiana Aizcorbe
095 022 712 -  098 533 853
Argentina: ventas@lumen.com.ar
¿Quieres seguir descubriendo propuestas
para tu vida de relación con Dios?
VISITA NUESTRO SITIO
Santo y Buen Amor
Sito del Padre Horacio Bojorge
info@santoybuenamor.com

lunes, 17 de abril de 2017

Victimae Paschali (Gregoriano) - Cappilla Sistina




Canto gregoriano: "Victimae Paschali Laudes", sequenza della Domenica di Pasqua. Registrazione dal vivo della Cappella Musicale Pontificia "Sistina", diretta da Mons. Giuseppe Liberto, nel novembre 2005.

domingo, 16 de abril de 2017

Jristos Anesti Coro Bizantino S. Juan Damasceno"




Cristo Resucitó Jristos Anesti Xristos Al Masih Kam Coro Bizantino San Juan Damasceno
Santiago Chile Monseñor Sergios Abad
Padre Georges Abed, Sergios Abed, Adel Abed
Bizantine Music in Spanish
Musica Bizantina en Español
Liturgical Greek Antiochian Orthodox Church Bizantine Himns chants

viernes, 14 de abril de 2017

G.K.CHESTERON: A LOS JESUITAS
Último poema escrito por él

¿CÓMO DEBEN ESPERAR LA LIBERACIÓN 
EN LAS COSAS NUEVAS EN ESTE ÚLTIMO
GIRO DE LA RUEDA DEL MUNDO? 
¡NO TEMAN! YO HE DERROCADO AL MUNDO

Gilbert K, Chesterton: A los Jesuítas
(España, 1936)

Este fue el último poema escrito por Chesterton en plena persecución durante la guerra civil española. 
Para un jesuita de estos tiempos, respira un aire de testamento profético y consigna espiritual. 
Una palabra que anima, como dijera San Ignacio, a ser "hombres crucificados para el mundo y para los cuales el mundo está crucificado"


Flor trenzada con calumnias inmarcesibles,
Escarlata y espléndida entre la infamia eterna,
¿Cuánto debe esperar, a dónde puede el mundo vagar,
Para abandonar la prolongada lisonja de sus mentiras?

Los dioses amarillos del amanecer vieron levantar
Tus inclinadas torres que alojaban lunas y soles;
Hijos rojos del ocaso, no con armas
Sino con guitarras, sorpresivamente los emboscaron.

Rogaron por el ascenso del Hombre Rojo hecho a partir de roja arcilla,
Del gran dios Adán en su humano derecho,
Hasta que se arrastró la serpiente del comercio,
Quemadura de nuestro tiempo,
Y en Paraguay el Hombre su Paraíso perdió.

Ustedes, cuando las sectas salvajes nos torturaron
Y de nosotros se burlaron,
Vieron la verdad en las tribus salvajes que mancillaron,
Maculada a fuer de no manchar a todos los que macularon o mataron,
Y reclamaron que su asesino fuera en mucho su hermano.

Aclamaron su Democracia antes del alba
En la que ustedes, con demagogos en bahías de muerte,
Desafiaron a reyes fuertes que con perros los cazaron
Para así esconder, entre árboles o trincheras, a algunos reyes cazados.

Cuando el Cristo de Calvino hubo cazado al Anticristo
Cuando incluso los elegidos y los corazones de todos se endurecieron,
Llamaron a los libertinos porque los perdonaron,
Y sus herramientas de ignorancia les enseñaron.

A todos los que torcieron el mundo su caridad podría sanar,
Pero la caridad del mundo no era para ustedes;

¿Cómo deben esperar la liberación en las cosas nuevas
En este último giro de la rueda del mundo?

Mientras esa rueda como cielo inmenso giró
Con cada edad, reino, alboroto, pompa o pacto,
Arrojada al trueno como una catarata,
Dicen: ―No teman; he derrocado al mundo‖.

(G. K„s Weekly, marzo 26, 1936)*
 El manuscrito le fue dado al Padre Corbishley, S. J., 
y fue colocado en el Campion Hall, en Oxford 

To the Jesuits (Spain, 1936)
Flower-wreathed with all unfading calumnies
Scarlet and splendid with eternal slander
How should you hope, where'er the world may wander,
To lose the long laudation of its lies?

The yellow gods of sunrise saw arise
Your tilted towers that housed the moons and suns,
The red sons of the sunset, not with guns
But with guitars, you ambushed for surprise.

You bade the Red Man rise like the Red Clay
Of God's great Adam in his human right,
Till trailed the snake of trade, our own time's blight,
And Man lost Paradise in Paraguay.

You, when wild sects tortured and mocked each other
Saw truth in the wild tribes that tortured you
Slurred for not slurring all who slurred or slew,
Blamed that your murderer was too much your brother.

You hailed before its dawn Democracy
Which in its death bays you with demagogues
You dared strong kings that hunted you with dogs
To hide some hunted king in trench or tree.

When Calvin's Christ made Antichrist had caught
Even the elect and all men's hearts were hardened,
You were called profligates because you pardoned,
And tools of ignorance because you taught.

All that warped world your charity could heal
All the world's charity was not for you;
How should you hope deliverance in things new
In this the last chance twist of the world's wheel?

One while that wheel as a vast top is twirled
With every age, realm, riot, pomp or pact,
Thrown down in thunder like a cataract,
Said: ― Fear not; I have overthrown the world‖.

(G. K.‟s Weekly, Mar. 26, 1936)*
* This was the last poem to be written by Chesterton. 
The manuscript was given to Father Corbishley, S. J., 
and hangs in Campion Hall, Oxford.

miércoles, 5 de abril de 2017

SANTO TOMÁS MORO. SU ELECCIÓN MATRIMONIAL

Amas a la mujer a la que quieres hacer el bien. Y amas menos o menos puramente a la que quieres buscando tu propio bien. 

Tomás Moro había hecho amistad con un tal Maister Juan Colte, un caballero de Newhall, Essex, cuyo hija mayor, Juana, se casó con él en 1505.

Roper, el autor de la biografía de este santo, escribe estas líneas acerca de la opción de santo Tomás Moro: "si bien su mente se dirigía hacia la segunda hija de Roper, pues la consideraba más agraciada y hermosa, consideró que eso causaría un gran pesar y algo de vergüenza a la mayor, al ver que su hermana menor era preferida como esposa antes que ella, por lo que, con gran pesar, empezó a dirigir su mente hacia ella", es decir, hacia la mayor de las tres hermanas. Este matrimonio resultó ser sumamente feliz; tuvieron tres hijas, Margarita, Isabel, y Cecilia, y un hijo, Juan.


Los santos nos iluminan. Amar es querer el bien del otro. Y Tomás Moro quiso el bien de la hermana mayor. Esa elección de santo Tomás Moro fue el principio del amor para ambos. 

La iniciativa amorosa del varón aún contraria a la inclinación del sentimiento y la atracción fisica fue el cimiento de un amor matrimonial duradero y feliz. 
Era más puro el amor generoso por la mayor evitándole un disgusto y buscando su bien, que la atracción natural hacia la hermana menor. Y eso fue el mejor cimiento de un buen matrimonio. 
Amas a la mujer a la que quieres hacer el bien. Y amas menos o menos puramente a la que quieres buscando tu propio bien.

El sentimiento no está en nuestra mano pero la voluntad sí, y puede gobernar, para bien, al sentimiento. 

El segundo matrimonio de Tomás Moro demuestra que el segundo matrimonio es, o debe serlo cuando es bueno,  más racional y por motivos racionales. 
Apenas al mes de haber fallecido su primera esposa (10 años menor que él) contrajo matrimonio. No le importó tanto la opinión de la gente cuanto la necesidad de sus hijas huérfanas. Se casó casi inmediatamente, para proveer de madre a sus hijas. Eligió para ello una mujer de clase alta, viuda, rica, menos dócil y más directiva que la primera esposa, pero más capaz como educadora de las niñas de la primera. Miralo en este link
Eso no obstó para que también este segundo matrimonio fuese armonioso aunque naturalmente distinto que el primero.

De este tema me he ocupado antes en este blog respondiendo a "Sonia" acerca de si "Amar está en mi mano". Véalo en :
http://elblogdelbuenamor.blogspot.com/2009/08/amar-esta-en-mi-mano-1.html
O en:
http://www.es.catholic.net/jovenes/150/2843/articulo.php?id=54989
También recomiendo el comentario de Mariana en la entrada en que responde a Sonia:
http://elblogdelbuenamor.blogspot.com/2009/08/un-interesante-testimonio-en-relacion.html

Y he retomado esta entrada y otra de Mariana sobre el mismo tema en mi libro: "El Buen amor en el noviazgo" (Editorial Lumen, Buenos Aires - México 2011 páginas 9 a 22)

Véase también: "Qué es enamorarse" en este enlace