Google+ Badge

jueves, 28 de enero de 2010

¿QUÉ LE PASÓ A NUESTRO AMOR? 5ª

“Instruidos por Dios para amaros mutuamente”

Me ha llamado poderosamente la atención esta frase que les escribe san Pablo a los fieles de Tesalónica: “Vosotros habéis sido instruidos por Dios para amaros mutuamente”
[1ª Tesalonicenses 4, 9] .

La gente, comúnmente se cree que sabe amar, que no necesita que nadie le enseñe a amar. Después, cuando empiezan a tener problemas van unos a tirarse las cartas con brujos y adivinos, otros a los consultores matrimoniales o a los psicólogos. Y les preguntan: ¿Qué nos está pasando? ¿Qué le pasa, o qué le pasó a nuestro amor? ¡Había comenzado todo tan bien, y de pronto parece que todo se deteriora y se pudre!

jueves, 21 de enero de 2010

¿QUÉ LE PASÓ A NUESTRO AMOR? 4ª

Creación, caída y elevación del amor humano

Por fin me sentí impulsado a predicar y a escribir sobre el amor humano. Porque si el río del amor creado se corta de su fuente celestial y divina, le pasa lo que a cualquier río, queda sólo el “lecho” y una sed que no se logra apagar con nada.

El primer libro sobre este tema fue La casa sobre roca. Noviazgo, amistad matrimonial y educación de los hijos.

¡Por ese orden!: noviazgo, amistad matrimonial, educación de los hijos. Porque es el orden histórico y terreno del desarrollo del amor humano: su comienzo en el noviazgo, su realización en el camino de la amistad matrimonial y la trasmisión de la cultura cristiana del amor esponsal a la generación siguiente.

¿Por qué el título La casa sobre roca?

jueves, 14 de enero de 2010

¿QUÉ LE PASÓ A NUESTRO AMOR? 3ª

Amar a Dios-Padre como Jesucristo, su Hijo, nos lo enseña

Siempre es hora de llamar a los gritos al amor a Dios; de invitar al amor a Dios y de escribir sobre el amor a Dios. Antes de hablar del amor humano hay que presentar el amor que es Dios, que Dios nos tiene y que necesitamos tenerle a Dios, para nuestro verdadero y mayor bien.

Como dice San Pablo “con oportunidad o sin ella”.

Y entiendo que debo presentar este camino del amor a Dios tal como Jesús lo presenta en el Sermón de la Montaña, en las Bienaventuranzas y en el Padrenuestro. Fruto de esas predicaciones nacieron primero tres libros

jueves, 7 de enero de 2010

¿QUÉ LE PASÓ A NUESTRO AMOR? 2ª

¿Qué nos pasa con el amor a Dios?

A la gente en general, no le interesa Dios, ni el amor a Él. Lo mira como esos jóvenes que van obligados a las charlas matrimoniales y dicen. “¡Ufa! ¿Nos van a hablar de Dios?”. O esos adolescentes que recalcitran y se irritan en la clase de catequesis haciendo de todo para sabotearla.

Ante Dios, la creatura humana suele ser o interesada o indiferente.

El amor interesado a Dios, no está del todo mal...
¡Para empezar! ¡Y con tal de que no se quede en el interés!

El amor a Dios debe ser el amor que adolece de una mayor mezcla de interés por parte de sus creaturas. Pero a Él, nuestro amor interesado ¡por suerte! no lo desanima para amarnos siempre y desinteresadamente, como solamente puede amarnos Él.

sábado, 2 de enero de 2010

¿QUÉ LE PASÓ A NUESTRO AMOR? 1ª

“¡Ay! Corazón ¿por qué no amas?”

Estimado Visitante:

Comienzo hoy a publicar por entregas - los jueves - en este Blog del Buen Amor, una nueva presentación de lo que se anuncia en la descripción del Blog: la Revelación divina acerca del amor humano: primero según el designio del Creador, luego caído y herido por el pecado original, después santificado en el pueblo elegido y por fin elevado a misterio grande en el sacramento del matrimonio.

Pasados los años y mirando hacia atrás, puedo reconocer el camino que se le trazó a mi predicación y a los escritos nacidos de ella, hasta llegar a estas enseñanzas que comienzo hoy a presentarte.

Mirándolo en su conjunto ese itinerario se expresa en el título de estas entregas.
Intrigado y admirado, me pregunté:
Pero ¿Qué le pasó a nuestro amor?
O como lo expresaba un corrido mexicano: ¡Ay corazón! ¿por qué no amas?
Y al decirlo me refiero a todos los amores humanos.
¿Qué le pasó al amor del hombre hacia Dios? ¿Qué le pasó al amor de los hombres entre sí? ¿Qué le pasó al amor entre varón y mujer? ¿Hay un camino de sanación para el amor herido? ¿Es posible que resucite un amor muerto?

En realidad, la pregunta sobre el amor es la pregunta sobre el hombre, sobre la creatura humana que hoy ama y mañana odia: a Dios, al otro, a sí mismo.

Padre Horacio Bojorge