Google+ Badge

jueves, 29 de julio de 2010

RENATURALIZAR EL PARTO - EMERGENCIA EN URUGUAY

Por Elvira Lutz

Según datos que maneja Relacahupan, en Uruguay el 44% de los nacimientos se produce por cesárea, pese a que la Organización Mundial de la Salud recomienda que el porcentaje ronde el 7% y no pase del 15%. Según Elvira Lutz esto ocurre porque en los centros asistenciales se paga por intervención. "No estamos en contra de la técnica, pero queremos que se recurra a ella sólo cuando sea necesaria", aclaró.

La coordinadora destacó que actualmente no se está respetando el tiempo de la mujer, sino que se está imponiendo el del hospital. Por esto se recurre a procedimientos como las episiotomías o la inoculación de oxitocina, entre otros, para acelerar el trabajo de parto.

"El momento del nacimiento se transformó en una enfermedad; se lo ha medicalizado. Además, se hace creer a las mujeres que están enfermas, incluso se las llama pacientes", dijo Lutz. "Nosotros apelamos a humanizar el parto. Que se respeten los derechos de las gestantes, que se las trate como seres humanos y no como un número".

Un punto en el que la coordinadora hizo hincapié es el referente a la posición durante el parto. "Estar acostada es antifisiológico, no se respeta la libertad de la persona de elegir cómo quiere dar a luz".

Otro derecho que resaltó la coordinadora es el que se relaciona a la Ley de acompañamiento, que habilita a la pareja de la gestante a estar junto a ella durante el trabajo de parto y el nacimiento. Esta reglamentación es muchas veces incumplida por desconocimiento o reticencias de los médicos. De acuerdo al Observatorio Nacional en Género y Salud Sexual y Reproductiva realizado por Mujer y Salud (Mysu) en 2009, el 15,1% de las usuarias consultadas dijo saber que podía estar junto a su pareja durante el parto. En tanto, sólo el 44% fue acompañado durante el alumbramiento.

"Es importante que las mujeres conozcan sus derechos para así exigir que se cumplan", concluyó Lutz.

Fuente: http://www.larepublica.com.uy/comunidad/412250-carpas-rojas-en-campana-para-dar-a-luz-al-parto-humanizado

lunes, 26 de julio de 2010

PODEMOS PARIR

PRODUCIDO POR "EL PARTO ES NUESTRO": http://www.elpartoesnuestro.es/
Vídeo de fotos y relatos de partos vaginales después de cesáreas (PVDC)
Gracias a vosotras por vuestras palabras, y, en especial, por compartir vuestras experiencias, las buenas, las malas, las que están por venir.
Ha sido un placer poder hacer este vídeo, deseo con todo mi corazón que cada parto sea de cada mujer, que ninguna prisa o práctica rutinaria roben ese maravilloso, único e irrepetible momento y que ningún bebé sea separado de su madre sin sentido.
Un abrazo muy fuerte y gracias a vosotras otra vez.
Sol.

sábado, 24 de julio de 2010

SAN IGNACIO DE LOYOLA Invocado como intercesor por las madres que dan a luz

San Ignacio de Loyola (1491-1556) cuya fiesta se celebra el 31 de julio, fue invocado desde muy pronto en España como un popular intercesor en los partos, especialmente en los difíciles. Y aún lo es hoy en el sur de Chile y en otros países de América Latina. Se usaba también en estas ocasiones el “agua de San Ignacio”, bendecida con una bendición propia.

Esta devoción popular se debilitó en España a partir de la supresión de la Compañía de Jesús hacia (1750-73), pero ha sobrevivido en el pueblo católico sobre todo en zonas rurales alejadas o, como en el sur de Chile, donde aún se mantiene viva la tradición oral dejada allí por los jesuitas en manos de catequistas laicos que se la han pasado fielmente de generación en generación a través de siglos.

Dos son los motivos por la que los fieles le atribuyeron a este santo una especial caridad con la mujer parturienta, sobre todo cuando estaba en dificultades.

viernes, 16 de julio de 2010

CÓMO PARAR EL ABORTO Juan Manuel de Prada

El aborto sólo podrá detenerse si se logra una verdadera «metanoia», un cambio o conversión social

[Y me permita este autor una glosa: 
sólo puede detenerlo la fascinación del Buen Amor]

El aborto sólo podrá detenerse si se logra una verdadera «metanoia», un cambio o conversión social; y ese cambio no lo «producirán» las leyes, ni mucho menos el teatrillo de marionetas de los togados. Con el aborto entronizado como derecho sólo acabará el testimonio contagioso de las personas que acojan amorosamente la vida, que prediquen con el ejemplo teniendo hijos y mostrando a sus contemporáneos el inmenso bien que esos hijos traen al mundo; provocando, en fin, entre sus contemporáneos envidia (sana envidia) de ese bien que a ellos les falta. Esto mismo fue lo que hizo un patricio llamado Filemón, hace veinte siglos, acogiendo como un hermano a su esclavo Onésimo, en una sociedad que había encumbrado la esclavitud a la categoría de derecho: sembrar la semilla de una conversión social.
www.juanmanueldeprada.com

Fuente: www.abc.es/20100705/opinion-colaboraciones/como-parar-aborto-20100705.html

miércoles, 14 de julio de 2010

IMPRONTA Y LACTANCIA

En la entrada anterior, del 12 de este mes, una mamá explica la importancia de los primeros momentos de contacto físico entre madre y recién nacido para el establecimiento del vínculo amoroso o impronta afectiva. 
El artículo del Dr. Ignacio Canevari que presento hoy, partiendo del mismo hecho de la impronta, saca conclusiones para el establecimiento de una impronta con la madre que, por vía bucal, establece el lactante al succionar el pecho materno. 
El etólogo Konrad Lorenz fue el pionero en la descripción del hecho de la impronta en los animales y el hombre. Pero también en la teología católica hay un hecho espiritual que se inscribe en la misma línea de la impronta: es el carácter, o sello que imprimen los sacramentos del bautismo y del orden sagrado en el alma y por lo tanto también en el cuerpo de quien los recibe

Impronta y lactancia materna
Autor: Dr. Ignacio Canevari*
* Médico pediatra. Hospital Junín de los Andes. Argentina
E-mail: canevari@fronteradigital.net.ar

Konrad Lorenz fue un médico austríaco investigador de la conducta animal y fundador de una ciencia que se llamó etología. Por sus importantes trabajos obtuvo el premio Nobel de Medicina en 1973. Él llamó "imprinting" (podría traducirse como impronta) a la huella que queda en el cerebro de los ánades recién nacidos con la imagen de su madre o del primer ser que encuentra al salir del cascarón. Konrad Lorenz incubó huevos de ganso en su casa y los gansitos lo tomaron como si fuera su madre pues con él establecieron su primer contacto visual. [Un fenómeno análogo tiene lugar en el cerebro de los mamíferos y del hombre].

Relata estos estudios de una forma muy amena en su hermoso libro "El anillo del Rey Salomón". El título original de este libro: "Er redete mit dem vieh, den voegeln und den fischen" (hablaba con las bestias, las aves y los peces) Lorenz observa que el pollito del ganso o pato es muy frágil e indefenso en la naturaleza. Solo no puede sobrevivir, pues probablemente lo mataría un zorro u otro predador; entonces la necesidad de contacto con su mamá es vital para su supervivencia. Cuando está solo, el pollito pía desesperado, no le interesa el alimento y nada lo tranquiliza hasta ver a su madre o bien al objeto con el cual estableció el vínculo inicial. Otras especies, como los patos azulones, establecen el contacto con su madre principalmente a través de la voz y ante el llamado desesperado de los pichones la mamá pata responde con una voz tranquilizadora. [...]

Debemos reconocer las grandes diferencias entre los ánades y la especie humana, pero creo que podemos observar un paralelismo con estos descubrimientos. Nuestras crías son también muy desvalidas e indefensas, con una necesidad imperiosa del cuidado maternal, ya que la naturaleza no nos ha provisto de mecanismos para sobrevivir. La forma de conocimiento entre el recién nacido y su madre es compleja y mediante la intervención de varios sentidos, pero es clave en este sentido el vínculo que se establece a través de la succión del pezón.

lunes, 12 de julio de 2010

UNA MIRADA QUE SELLA UNA ALIANZA CON UNA IMPRONTA IMBORRABLE



ESE PRIMER ABRAZO Y MIRADA RECÍPROCA QUE SELLA UNA ALIANZA

El apego afectivo entre la madre y el recién nacido y cómo está siendo ignorado e impedido
-- Una mujer: “¡Cuánto dolor se genera en los servicios de neonatología, cuanta tortura emocional! ¿A quién le sorprende que tantas mujeres huyamos de nuestro servicio sanitario?” 
-- Y otra observa: “El parto natural es para que se genere el llamado vínculo afectivo primario madre-hijo, una impronta o grabación en la memoria de ambos de que son madre y e hijo, y nadie te va a engañar si esa impronta ocurrió”.
http://www.eListas.net/lista/apoyocesareas

Algunas madres que son separadas de su bebé recién nacido por protocolos sanatoriales perinatales, experimentan un disturbio afectivo de desapego con su bebé, que les cuesta superar y se preguntan a qué se debe.
He aquí cómo se lo preguntan unas a otras y se responden.
Una de ellas, que hemos llamado X5, da una explicación muy iluminadora, tomada de las enseñanzas del ginecólogo francés Michel Odent y que debería difundirse en nuestros sistemas sanitarios perinatales.

PREGUNTA LA MAMÁ X1
Hola a todas:
Soy [...] y tengo un bebé de 20 meses. Os escribo porque más de un año
después de mi parto, hay momentos en los que todavía siento que el niño no es mío y que no le quiero con toda la intensidad, o con los sentimientos de ternura con los que una madre debería querer a su hijo. Esto me hace sentir muy culpable.

Me fatigo cuidándolo en vez de disfrutarlo. Siento como si lo cuidara más por obligación que por otra cosa. Hay momentos en que le daría un chupete, biberón y lo mandaría a una guardería para sacármelo de encima.

viernes, 9 de julio de 2010

MATRIMONIO GAY: CHIRICHI MARCONE (86) EXPONE ANTE EL SENADO SALTEÑO

¡Mujer de 86 años ante los senadores en Salta!
7 Jul 2010 13:26:29 -0300
Exposición de Elena D'Angelo de Marcone (Chirichi Marcone) (86 años) 
en la Audiencia pública. No se podía aplaudir, pero fue ovacionada y la presidente de la Audiencia lo permitió!!! Qué te parece? una madre de 86 años que habló ante los senadores en salta.

"Primero ¡gracias por permitirme hablar! Estaba deseando expresarme.
Me presento: soy Elena D'Angelo de Marcone, una mujer argentina de clase media. Casada a los 25 años, llegamos a cumplir las Bodas de Plata, luego murió mi marido, ahora tengo 86 años.
Tuvimos nueve hijos, a los que ahora se han agregado (saquen la cuenta) 6 yernos, 2 nueras, 58 nietos, 10 nietos políticos y 15 bisnietos: 100 personas! descendiendo de un varón y una mujer. Creo que esta realidad me habilita para hablar hoy aquí en nombre de la gran familia argentina.

No vengo a vilipendiar, como personas individuales, a mis hermanos homosexuales, pero, ¡eso sí!, a defender, con uñas y dientes, a la familia. Por eso ustedes, señores senadores, hoy considérenme... ¡una leona parida que sale a defender su cría!

miércoles, 7 de julio de 2010

EL DERECHO A TENER PADRE Y MADRE

La adopción por parejas homosexuales
y los derechos del niño

Los defensores del matrimonio homosexual creen que lo único que los niños necesitan de verdad es amor. Basándose en dicha suposición, concluyen que para los niños es tan bueno ser criados por unos amorosos padres del mismo sexo que por otros progenitores de sexos distintos. Pero esa premisa básica –y cuanto se deriva de ella– es falsa, porque el amor no basta.


Síntesis del Artículo escrito por Trayce L. Hansen, licenciada en psicología, con práctica clínica y forense en California. Este artículo ha sido traducido de MercatorNet (2-06-2009), y publicado por ACEPRENSA el 08/07/2009 (fuente: http://www.bioeticaweb.com/ )

Hombre y mujer hacen aportaciones diversas a la crianza de los hijos, cada uno de una forma singular e irrepetible por parte del otro. Dicho lisa y llanamente, las madres y los padres no son intercambiables. Dos mujeres pueden, cada una de ellas, ser buenas madres, pero ninguna puede ser un buen padre.

Hay cinco razones por las que ser criados por un padre y una madre redunda en el mejor interés de los hijos.

La primera es que el amor materno y el amor paterno, aunque igualmente importantes, son cualitativamente distintos y dan lugar a relaciones paternofiliales diferentes.