Google+ Badge

viernes, 25 de noviembre de 2011

¿Qué le paso a nuestro amor? Respuestas divinas a preguntas humanas (1 de 2)

Lectura comentada del libro del Génesis Caps. 1-3



Conferencia del P. Horacio Bojorge en las Primeras Jornadas Marplatenses por la vida y la Familia,
Mar del Plata mayo 2011

sábado, 19 de noviembre de 2011

ECLIPSE DE LA CONCIENCIA MORAL

Por el Prof. Dr. Abelardo Pithod

Benedicto XVI ha hablado en varias ocasiones del actual oscurecimiento de la conciencia moral. Hay una creciente dificultad para discernir entre lo justo o injusto, lo verdadero y lo falso, lo natural de lo antinatural. El fenómeno no presenta distingos entre clases sociales, sean altas, medias o bajas, si no solo matices. El aumento de la inseguridad es un síntoma alarmante del eclipse moral. De crímenes terribles nos enteramos todos los días. Crece el número de ancianos que son salvamente agredidos para robarlos. Pero el Papa no parece referirse a estos crímenes cuando habla del oscurecimiento de la conciencia moral, se refiere al eclipse de la conciencia en el hombre común y en la vida corriente.
Frente a esta circunstancia debemos preguntarnos cómo hacer para recuperar una conciencia moral recta. Habitualmente ésta se adquiere con la buena educación y las influencias que recibimos desde niños. Al llegar a adultos siguen siendo relevantes los condicionamientos sociales, aquello que se justifica o tolera socialmente porque es lo que está “instalado”.
Por cierto que el eclipse moral en la actualidad está forjado de todos estos elementos, pero tiene sus rasgos propios. Uno muy importante es el relativismo

lunes, 14 de noviembre de 2011

JACQUES BREL: Quand on a que l'amour

JACQUES BREL - QUAND ON A QUE L'AMOUR
Esta canción expresa la experiencia del amor humano como experiencia de plenitud de la experiencia humana. Muestra al hombre creado para amar, a imagen y semejanza de Dios, y que el amor humano es un destello divino en el corazón del ser humano.
El drama del amor es que está herido por el pecado original. Y estando destinado a amar, el ser humano sin embargo, misteriosamente, o decae del amor, o no logra alcanzar sus cimas.
http://www.youtube.com/watch?v=M3fpCztWWug&feature=related


Texto

viernes, 11 de noviembre de 2011

CONSEJOS A LAS ESPOSAS - San José Ma. Escrivá de Balaguer (3ª de 3)

MITAD ÁNGEL, MITAD MUJER

¡Que tenéis la culpa las mujeres! La felicidad depende de vosotras. Sois medio ángeles; pero la otra mitad, a veces…Yo querría que la otra mitad sea mujer. Ángel y mujer.

Como ángeles, lleváis el marido a Dios, le hacéis más piadoso, más cristiano, le endulzáis la vida.
Como mujeres, tenéis pillería humana y no lo mortificáis; os lo ganáis por el corazón, un poco por
el estómago…Y además no le ponéis la cabeza como un bombo. Si veis que a vuestra madre la llama
suegra, pues procuráis con picardía que la llame mamá. Y ya está. ¡Arreglado el asunto!

¡Si podéis lograr todo! ¡Si conseguís lo que os proponéis con dos mimos afectuosos! (…).
Vosotras, como sabéis conceder, disculpar, y no echar leña al fuego, hacéis lo que os da la gana.

La mayor parte de los enredos familiares proceden de vosotras.

viernes, 4 de noviembre de 2011

CONSEJOS A LAS ESPOSAS - San José Ma. Escrivá de Balaguer (2 de 3)

EL ENEMIGO DE LA FIDELIDAD CONYUGAL

Pregunta: Vemos con mucha pena que cada día aumenta el número de matrimonios que se separan. Inclusive, matrimonios de personas muy católicas, aparentemente. ¿Cómo podemos hacer entender a la gente que la verdadera felicidad va unida a la fidelidad y al valor del matrimonio indisoluble?

Conozco una gente, unas personas, que procuran tener trato con Dios, y a eso le llaman fidelidad cuando pasan los años. Y les digo que se equivocan, porque no es sólo fidelidad sino felicidad. ¡Estamos de acuerdo!

En el matrimonio igual. Antes he echado la culpa a las mujeres… y son tan buenas que no han protestado. No es la culpa sólo vuestra, vamos a decir la verdad. Ellos también tienen lo suyo.
Ahora, que no me protesten ellos. Unos y otros, que os empeñáis en haceros desgraciados y que con un grano de arena de la playa hacéis una cordillera, un monte inmenso. ¿Por qué? Un matrimonio que comienza a reñir, a litigar… No tienen razón nunca el marido y la mujer para reñir.

El enemigo de la felicidad conyugal es la soberbia.