Google+ Badge

viernes, 31 de mayo de 2013

EL MIEDO CONTRA EL AMOR

EL MIEDO Y EL AMOR
 (Un sueño) 

 “El amor perfecto exorciza el miedo” (Ver 1ª Juan 4,18)

Un día tuve un sueño.
Subía corriendo desenfrenadamente hacia lo alto de la torre. La escalera de piedra daba tantas vueltas, que parecía no tener fin. La luz del sol penetraba por ventanas que bañaban la oscuridad interior, guiando mi camino. Vestía túnica marrón, como de monje, y en los pies, sandalias que se movían con una rapidez nunca como nunca en mi vida habría podido correr.

Al llegar a la cima me topé con un calabozo repleto de niños en harapos. Para mi sorpresa, cuando yo les abrí la reja ellos la volvieron a cerrar. El pánico que sentían era tan abrumador, que preferían estar privados de la libertad. El amor que desprendía mi mirada los animó a seguirme después de tantísimo tiempo tras los barrotes.

Sin embargo, al hallar la salida se prendieron a mí desesperados, queriendo convencerme de no seguir adelante. ¡Salgan, corran! -grité. Ellos obedecieron. Las piernas me temblaban...daría mi vida por ellos. Sin embargo, al pasar el umbral, la cosa horripilante que estaba al acecho esperando para atacar,

miércoles, 22 de mayo de 2013

LA ROSA BLANCA


-1-
“Déjame arrancar,Señor 
Una rosa blanca para Ti. 
De ese mismo rosal que cultivaste
con amor inmenso, para mí. 
Amén" 

-2-
Porque está tu esplendor
coronado de espinas,
es la rosa la flor 
que más se te avecina. 

Porque entrega la vid 
su sangre en el lagar, 
Tú pudiste decir: 
Yo soy vid de verdad. 

Y porque la mujer 
que sufre dando a luz, 
por el que ve nacer 
se olvida de su cruz, 

nos pudiste explicar 
por qué debías sufrir, 
pues no es posible amar, 
como Tú, sin morir. 

Y rosa, vid, mujer, 
reflejan esta ley 
de amor y padecer 
que les puso su Rey 

 para prefigurar 
qué precio de dolor 
tendría que pagar 
el amor del Señor. 

Todo el que aspire a amar 
como Tú nos amaste, 
ha de poder pasar 
por lo que tú pasaste; 

 por eso es que, - quizás - 
das tu amor con medida, 
pues si nos dieras más 
nos quitaría la vida. 

¿Quién osará pedir 
la gracia de ese don 
si no puede sufrir 
otra crucifixión? 

Dale al espino rosas, 
dale vino al lagar, 
da hijos a la esposa, 
da valor para amar 

Tú que amando seduces 
y en seducir te empeñas 

Tú que a amar nos conduces 
y a sufrir nos enseñas 
 fabricándonos cruces... 
pero cruces pequeñas.  

lunes, 20 de mayo de 2013

SANADA POR LA EUCARISTÍA
CRYSTALINA EVERT 2


Véalo en You Tube en este vínculo:

Parte del testimonio de Crystalina Evert y cómo en su proceso de sanación Jesús Eucaristía le ayudó a salir del mundo en que estaba y que puede ayudarte en cualquier momento igualmente a ti. Si sabes inglés te recomiendo la página www.chastity.com

martes, 14 de mayo de 2013

TIEMPO DE ASCENSIÓN

Tiempo de Ascensión
 Me lo envía un amigo sacerdote
Mientras lo leen, escuchen esto:

Signore delle Cime dirigido por Raffaele Ceriani 
LETRA:
Signore delle Cime Dio del cielo, Signore delle cime, // Un nostro amico hai chiesto alla montagna // Ma ti preghiamo, ma ti preghiamo, // Su nel paradiso, su nel paradiso // Lascia lo andare per le tue montagne.
 Santa Maria, Signora della neve,//Copri col bianco soffice mantello,//Il nostro amico, nostro fratello,//Su nel paradiso, su nel paradiso//Lascia lo andare per le tue montagne.
 Dio del cielo, l'alpino chè caduto//Ora riposa nel cuor della montagna//Ma ti preghiamo, ma ti preghiamo//Una stell'alpina, una stell'alpina//Lascia cadere dalle tue montagne//
Traducción: 
Dios de los cielos, Señor de las alturas, a un amigo nuestro lo has llamado en la montaña, pero a ti te rogamos que allá arriba en el paraíso, allá arriba en el paraíso, déjalo andar por tus montañas. Santa María señora de las nieves cubre con tu blanco y suave manto a nuestro amigo, a nuestro hermano. Arriba allá en el paraíso déjalo caminar por tus montañas. http://www.youtube.com/watch?v=zkeoTSPgruA&feature=player_embedded#!



Soy ascensionista y asuncionista, por Él y por Ella, por Cristo que asciende y abre, y por su Madre que es subida y deja abierto. El Cielo ya no se cerrará hasta que haya subido el último de los que subirán. Nuestra vocación es ascender, somos gente de subida.

Se sube por gracia de Dios. Nos sube la gracia de Dios. Se sube moralmente. Se sube espiritualmente. Se sube cuando superamos las tentaciones y adquirimos virtud. Se sube cuando recibimos la gracia de los Sacramentos y cuando rezamos.

Un alma cristiana santificada por la gracia está dispuesta para subir. Y sube. como un globo, como un aeróstato: Su interior le impulsa, desde dentro, a subir, subir, subir. Basta, sin embargo, un amarre, un anclaje, una cadena, una cuerda, basta una cadenilla, un hilo fino, para que la subida (toda la subida) se frustre, no se realice.

Pudiendo ascender, con todo el inmenso cielo para subir, ¿cuántas almas se quedan casi en plano de tierra, apenas alzadas un poco, pudiendo ascender, elevarse, elevarse y subir, subir, subir...?

La Ascensión de Cristo abrió el tiempo de las subidas, tantas como almas son llamadas a ascender, movidas por el Espíritu Santo, atraídas por Cristo que subió a lo más alto y nos requiere desde la diestra del Padre: El Altísimo llamándonos a la altura. ¡El Señor de las Alturas!

Hay momentos en que se siente el tirón del Cielo, instantes en que sentimos que nos suben, que subimos, que estamos subiendo.

Él dijo: "Cuando Yo sea elevado, atraeré a todos hasta Mí" (Jn 12, 32). No se refería sólo al momento de la elevación del Crucificado en el Calvario; también se entiende de su Ascensión admirable.


En la Misa, cuando el sacerdote alza la Hostia y el Cáliz, representa a la vez a Cristo alzado en la Cruz y al Señor exaltado a la Gloria. Y las almas piadosas, en ese momento, sienten la atracción de Cristo y son subidas, raptadas en ascensión, suben con el Señor que es elevado sacramentalmente, real y efectivamente.

Decía que las almas devotas sienten ese efecto de elevación. La otra mañana, el que tenía que tocar la campanilla no la tocó. Estaba elevado, me dije.

Muchas ascensiones pequeñas, litúrgicas, se hacen con temor y temblor. Y algunas, con lágrimas.

Si son de verdad, todas son ascensiones de amor.
****


Signore delle Cime dirigé par Raffaele Ceriani - à l'orgue Bepi de Marzi - juin 2011











lunes, 13 de mayo de 2013

TESTIMONIO
CONFESIONES DE CRYSTALINA EVERT


Inserción desactivada por petición

 Crystaline Evert, esposa de Jason Evert nos cuenta como encontró al Señor
y sanó sus heridas, porque Dios es "el Dios de las segundas oportunidades".