Google+ Badge

viernes, 21 de febrero de 2014

¡QUÉ HERMOSAS SON TUS MORADAS
SEÑOR DE LOS EJÉRCITOS!

El cuerpo femenino 
templo de Dios
"¡Qué hermosas son tus 
moradas, Señor, Dios 
de los Ejércitos" Salmo 83,2: 


Querido Padre:
No le he escrito porque la semana pasada fue de terror,  con el cambio de empleada.
Con el reposo se me fueron las contracciones, gracias a Dios.  Viene otra alabadora, otra esposa de Jesús. La voy a grabar a mi niña que me sorprendió cuando la oi decir en su media lengua: "Jesús esposo de mi alma, te amo".

Oiga esto de mi varón de cuatro añitos: al ver un cartel con unas mujeres medias desnudas
bailando en carnaval:
-Mami, qué lindas mujeres!
-Sí mi amor, pero están casi desnudas.
-Ah... sí mami, es que son mujeres, NO SON DAMAS.

¡Dígame Padre!: ¿Si no es la gracia que le hace decir esto, qué es?! ¿De dónde pudo aprender la diferencia entre mujeres y damas? Tengo la vaga idea de que alguna vez le hablé de la diferencia entre una mujer y una dama. ¡PERO SOLO UNA VEZ!!, y el Espíritu Santo, la gracia del bautismo se lo grabó en su cabecita, porque él solito hizo la deducción de que son mujeres, NO damas.
Esto me llena el corazón y el alma de alegría porque su lógica, su pensamiento, está impregnado de gracia. Y con esto me despido
Su hija

Querida hija:
Vuelvo sobre el tuyo por lo de tu hijo, especialmente para comunicarte algunas reflexiones que me vinieron después a raíz de lo que me cuentas:

viernes, 14 de febrero de 2014

CIERRO LOS OJOS Y VEO COSAS EXTRAÑAS

Hola Padre Horacio!
Quiero compartir algo con usted. No sé qué pensará, pero cuando cierro los ojos a veces mientras estoy rezando o simplemente cierro los ojos, veo caras de personas que nunca he visto en mi vida, se transforman poco a poco en otras, por ejemplo de una mujer y de momento a un hombre o niños; sonríen o están serias o simplemente miran.
Hasta algunas andan moviéndose haciendo algo. Veo niños, niñas,ancianos, mujeres y hombres. Los veo de uno en uno. Los veo claro en blanco y negro. Esto me pasa y no estoy ni soñando y apenas estoy cerrando los ojos!

La primera vez que me pasó fue después de mi conversión. Cerré mis ojos un momento y vi a una mujer, de perfil con una manta sobre su cabeza y un hombre muy mayor mirándola  Ella lo miraba y Él a ella. El  estaba como si estuviera sentado en el piso mirando hacia arriba y ella lo miraba a el como si estuviera sentada en una silla.  Abrí los ojos de cantazo y pensé que fue eso!

Una noche cerré los ojos y vi una hermosa niña de pelo como rojizo y marrón  Tenia los ojos muy bonitos, pues era una niña hermosa y se acerco de cantazo hacia mi y puso sus ojos fijos en los míos. Abrí los ojos rápidamente y me preguntaba quien podría haber sido esta niña. Para eso que fue como dos años ( ni sé por qué no lo conté antes a usted) Me miró como pidiéndome algo.

Tanto estuve pensando hasta que  me di cuenta que mi conversión necesitaba algo mas: rezar el Rosario que lo  había dejado de hacer porque no me consideraba digna de ello.
Ay Padre! esto ahora me sucede  cuando cierro los ojos para meditar mientras rezo el rosario. ¿Qué será? Me preguntaba si son personas que quieren que alguien rece por ellas ¿o qué?