Google+ Badge

viernes, 27 de noviembre de 2015

MADRES FORMADORAS DE FUTUROS PADRES (1 de 3)

La educación del niño por su mamá, no sólo tiene aspectos negativos, es decir el de corregir en el varoncito las malas  inclinaciones y sobre todo las pasiones de la gula y la ira.

El autodominio va dirigido a algo positivo. A realizar el bien. Y la mamá puede mucho para inspirar en su niño los gestos generosos con los más débiles, niños, ancianos, lisiados, personas con malformaciones físicas. Ella puede mucho cuando  alaba en su niño los gestos generosos, religiosamente motivados. Ceder un asiento, privarse de algo para darlo, tomarse una molestia por los demás. Ceder ante un hermanito o una hermanita menor, tener atenciones con los ancianos, ser servicial. El niño es muy sensible a la alabanza y a la reprobación de su madre. Si la madre planta las virtudes sugiriéndolas y las riega aprobándolas, las verá florecer.

¿No son acaso, las mamás las que tienen horror a que su niño se sacrifique por algo, o a que pueda sufrir alguna privación? Por eso son enemigas del sacrificio de sus niños, a veces hasta por una causa noble. 

El varón es capaz de concebir el valor y la hermosura del sacrificio más que la mujer. No es que ella no sepa sacrificarse por amor. Pero le cuesta más ver el sacrificio de los que ella ama. Ella defiende a toda costa la vida y el bienestar de ellos. Por eso, la madre debe abrirse a la generosidad de que su hijo se sacrifique por causas nobles y debe tener la generosidad de alabarlo cuando se sacrifica. Ese es el modo de educar a un hombre generoso y no a un gran egoísta. Por eso la mamá debe ponerse en guardia contra su afán de proteger excesivamente al hijo. Puede terminar 'protegiéndolo' contra la grandeza y hacer de él un pusilánime y un egoísta. Es la mamá la que debe iniciarlo en la virtud de la caballerosidad. La Escritura ofrece el ejemplo de la mamá de los siete niños Macabeos. Y el de María a los pies de la Cruz de Jesús.

Pero, para eso, ellas primero tienen que vivir como hijas de Dios. Tienen que cultivar un corazón como el de María. Tienen que cultivar el ser filial, ¡Ya son hijas por el bautismo! Pero tienen que cultivar la dicha de serlo, lo cual es imposible sin cumplir con las renuncias bautismales.. Es tan bonito: ¡Vivir de cara al Padre! Y enseñarle a su niño a vivir de cara al Padre y a dominar sus pasiones de cara al Padre. Hacer del propio hijo un hijo del Padre. Es el mejor regalo que puede hacerle una hija de Dios a su Padre celestial. ¡Un hijo! ¡Un adorador como Jesús!

Después también ese hijo va a mirar a su esposa de otra manera. Ese es un varón que está formado para mirar las personas, para considerar las personas, no para despersonalizar a la mujer y convertirla en "pata de pollo", lo cual es un drama para el alma femenina. Conozco muchas jóvenes  que precisamente sufren porque dicen: "¡No encuentro ninguno! No me gusta cómo me miran. Y yo no me voy a casar con un hombre que me mira así." Yo creo que esta generación de mujeres paga los errores de otra generación de mujeres. Y esa generación de varones paga los errores de otra generación de  varones y mujeres. Este camino se inicia desde la familia y la mujer tiene que ser pilar. Ella es la más temprana y principal formadora. ¿Por qué no hay varones que valgan la pena? Porque las mamás primero y los papás después, no los saben formar con su palabra pero principalmente con su ejemplo de santidad.

Éstos males no se generaron de golpe sino que vienen arrastrándose y creciendo a través de siglos. La cultura cristiana, y en gran medida la tan calumniada Edad Media,  no originó el machismo del varón ni la dominación de la mujer. Formó a través de siglos al caballero y a la dama. Caballeros: varones capaces de ir a pelear y morir por una causa justa y en muchos casos su causa era su dama. Es decir su esposa, su familia y sus hijos. Por eso venían y ofrecían sus hazañas a la dama. Esos caballeros eran los que siempre dejaban pasar a la dama primero. Hasta en el lecho también, primero ella. Ése era el hombre que formó el cristianismo: un hombre capaz de morir, el hombre casto. Y a la mujer la quiso hacer una dama, digna de de que el varón diese su vida por ella, hasta morir por ella.

[Tomado de mi libro: La Casa sobre Roca. Noviazgo, amistad matrimonial y educación de los hijos para el matrimonio. Editorial Lumen, Buenos Aires 2005, página 142-143]

viernes, 20 de noviembre de 2015

LOS DEMONIOS DEL DESENCUENTRO
QUE SIEMBRAN LA SOLTERÍA

¿POR QUÉ NO SE ENCUENTRAN 
TANTOS BUENOS VARONES SOLTEROS 
CON TANTAS BUENAS MUJERES SOLTERAS?

“Cuando te vi por primera vez, no quería fijarme en vos. En realidad, en nadie. Llegué a buscarte por una remota posibilidad de que fueras vos la mujer que el Señor quería darme. 
Encerrado en mis ideales, en mi burbuja, era incapaz de ver la Voluntad de Dios. 
Mi orgullo se volvía contra mí mismo. Y ninguna mujer pasaba el filtro de la perfección que yo esperaba encontrar”

Anónimo dijo...
Padre Horacio
Me ha gustado el blog del Buen Amor. Es muy cierto que debemos poner a Dios primero que todo, buscar su Reino que lo demás por añadidura llegará. En mi caso, soy hombre, soltero y católico. Me encantaría encontrar a la mujer de mi vida y formar una familia como Dios manda pero en lo que llega sirvo felizmente al Señor. No se desesperen, los tiempos de Dios no son los nuestros.

Muy estimado varón anónimo:
No suelo responder mensajes anónimos pero voy a hacer una excepción con el suyo.
Aunque Usted no me pide ningún consejo me permito darle uno. 
Usted ha visto la cantidad de comentarios de mujeres solteras a esta entrada que Usted, raro comentarista varón, ha decidido comentar. Y termina su comentario, al parecer compadecido de ellas exhortándolas a no desesperar.
Es verdad. Esa es la entrada más comentada de las más de 700 del blog 
Nota: la entrada es la oración de Santa Ana pidiendo un buen esposo http://elblogdelbuenamor.blogspot.com/2012/03/para-pedir-un-buen-esposo-oracion-de.html 

El 99% de los comentarios al pie, es de mujeres que están esperando que un varón las haga esposas y madres. 
Mi pregunta es ¿qué está pasando con los varones?
El Señor me ha dado una respuesta que intenté exponer resumidamente en esta entrada: http://elblogdelbuenamor.blogspot.com/2015/01/la-cuerda-de-tres-hilos-dificilmente-se.html

Mi consejo para Usted y los varones en general, viene ahora y es el siguiente: déjese ya de buscar 'la mujer de mi vida' y empiece a buscar a 'la madre de mis hijos'. De esa manera encontrará, por añadidura, a su mujer.

Pero para encontrar a esa buena mujer, tiene que convertirse Usted primero en un buen varón. ¡No se me ofenda! Entiendo por buen varón a un varón según el corazón de Dios. 
Un varón justo. Y el varón es bueno y justo ante Dios, cuando se sabe llamado por Dios a ser padre y, tomándose en serio esa vocación, se empeña en cumplirla. Cuando vive así, ese varón deja de mirarse a sí mismo, para mirarse en su descendencia. 

De ese designio de Dios sobre ellos es lo que se han olvidado hoy los varones. Por eso a ellos se los engulle la ciénaga de la lujuria y la pornografía. Por eso ellas, a veces, sin darse cuenta, buscando ternura, los empujan a la ciénaga. 
Y así ni ellos ni ellas se encuentran mutuamente. Porque no viven a la luz del primer mandamiento-bendición y de la primera bendición-mandamiento: "Crezcan, multiplíquense y llenen la tierra". Por eso se quedan solos, porque se buscan uno al otro, pero cada uno para sí mismo. En una palabra porque no obedecen a Dios. 

Y ese olvido de la voluntad de Dios, del mandamiento-bendición que es bendición-mandato y consejo, es un fenómeno pura y netamente demoníaco. Un triunfo del príncipe de este mundo sobre la fe católica de bautizados y bautizadas.

Para que vea si tengo razón, mire el ejemplo contenido en estas otras dos entradas en este blog: 

Le aseguro que si empieza a mirarse, en fe, y a vivir en fe, como llamado por Dios a ser padre, se le iluminarán sus ojos para reconocer a la madre de sus hijos. Porque, quizás, la imagen ideal que se hace de 'la mujer de mi vida' le está impidiendo reconocer a la que el Señor puso, pone o pondrá antes sus ojos. 


Sacuda pues esa necedad de su cabeza que lo hace ciego, e instale en ella la sabiduría de Dios que le permitirá reconocer a la madre de sus hijos. Ella resultará ser, así: ¡la mujer de su vida!

En las próximas entradas me ocuparé de mostrar por qué hoy los varones no se miran como llamados a ser ante todo ¡padres! 
Y, cuando piensan en el matrimonio, a "pensar en la cuna tanto como en la cama, o aún más la cuna que en la cama". 
Entonces, también el lecho matrimonial se transfigura, porque la cuna lo ilumina. 

Creo que, en parte, se debe a que los padres (y en su defecto o quizás sobre todo las madres) de los varones no saben inspirarles desde niños, con el ejemplo y la palabra, el ideal de ser padres algún día... 
Y esto sucede ¡oh malvado círculo vicioso! porque en la generación anterior no reinaba el ideal de la bendición mandamiento consejo y consejo mandamiento y bendición. O porque el padre no vivía santamente su ser varón y padre. La desaparición de los modelos, ha cegado la fuente de la sabiduría, la cultura  de la fe vivida.

viernes, 6 de noviembre de 2015

Periodista argentina habla sobre sectas

La ciudad de Río Cuarto (provincia de Córdoba, Argentina)
aún no sale de su conmoción ante el caso que ha sido juzgado en la Cámara del Crimen de esa ciudad, y de la que
se informó en el número anterior de Info-RIES. Se trata de una mujer que fue sometida sexualmente por una persona que se hizo pasar por 'vidente” y que prometía “curarle los males”. El estado de vulnerabilidad de la joven la llevó a obedecer todos los requerimientos de este hombre que, a modo de “sacrificio”, llegó a reclamarle que se prostituyera a fin de obtener la “máxima liberación”.
La periodista cordobesa Laura Vergara, autora del libro Harry Potter, delator del tenebroso mundo de las sectas, comentó a La Mañana de Córdoba que el caso ocurrido en Río Cuarto la sensibilizó a la luz de lo que a ella misma le tocó vivir en el año 2006 cuando estuvo cerca de ser captada por una secta en el valle de Punilla.

“A mí me invitaron a participar de un retiro espiritual, que yo pensé que era de índole religioso. Fueron tres días en cercanías de Tanti, en el valle de Punilla, en la que fuimos realizando distintas actividades y en los que se utilizaron alucinógenos. Cuando el domingo mi marido fue a
buscarme notó algo sospechoso al verme en un estado vulnerable que le llamó la atención”, recordó Vergara.

La comunicadora social señaló que a partir de su experiencia, por la que formuló una denuncia en la  
Fiscalía Nº 1 de Villa Carlos Paz que no prosperó, comenzó a investigar cómo actúan las sectas en la ciudad y en el interior de Córdoba. Como resultado de estos estudios, afirma que son numerosos los  
casos de mujeres que son reclutada en estos grupos que se mantienen activos y son cada vez más, las cuales terminan siendo abusadas psicológicas, físicas y sexualmente. Y aún así, en la mayoría de los casos, las víctimas por temor no realizan ninguna denuncia ante la Justicia.

“Las mujeres ven quebrantada su voluntad, son manipuladas y pierden la capacidad de discernir entre lo que está bien y lo que está mal. Estos grupos hoy en día están avanzando de manera desmedida y las víctimas suelen ver a las mujeres como brujas”, explicó Laura Vergara mencionando conductas
que aparentemente mostraban el maestro Amor o el maestro Mehir. 
La comunicadora sostiene que “no es casual que en la sociedad se estén dado en forma reiterada casos de violencia y feminicidios con tanto desprecio y saña.

”.La periodista apunta a la que llama secta “Gnosis” que brinda cursos de capacitación sobre "Inteligencia Emocional”, y que asegura son una manera de captación”. 
Otros grupos lo hacen a través de charlas donde brindan herramientas para combatir el estrés. “En  
ellas, hay participantes que se muestran más interesados y son ellos quienes con el correr del tiempo son reclutados para formar parte de un grupo más íntimo. Es entonces -dice Vergara- cuando terminan en un estado de vulnerabilidad donde son manipulados psicológicamente y tres días son suficientes para quebrar la voluntad de una persona y hasta ser sometida sexualmente”, aseveró.
FUENTE: La Mañana de Córdoba