Google+ Badge

lunes, 28 de noviembre de 2016

ORANDO CON LOS NIÑOS



TESTIMONIO 1
MIS NIÑOS SE DUERMEN ESCUCHANDO COMPLETAS...


Querido Padre, le cuento que mis niños (8 - 6 - 3 años) se duermen escuchando completas. Un buen día mi alma necesitaba algo de Cielo, por lo que busqué en el tío Google:  "liturgia de las horas cantada". Así fue que encontré a Fray Nelson, de Colombia, que ha subido a internet   las Horas de toda la Liturgia, día por día. 


Sin querer imponerles mis prácticas de piedad, los niños comenzaron a sumarse de forma espontánea. Y descubrimos que les gusta dormirse escuchando las Completas, y cuando no se duermen, me piden que se las pase de nuevo. 

Nunca les hablé de la Liturgia de las Horas, seguramente algún día lo voy a hacer, ellos se sienten atraídos por la belleza de la música sacra, por el recitado de cánticos y salmos. Veo que les trae sosiego al alma, justo a la hora del sueño. Se duermen con el cielo en su corazón, pensando en Dios. Esto me llena el corazón de alegría. 

Realmente es una gracia que les gusta tanto, ahí confirmo que nuestros hijos,  son carne de nuestra carne y alma de nuestra alma. Y que por las gracias bautismales y por la misma vida de piedad de la familia, se sienten atraídos por la belleza, por  todo lo eterno, por las cosas de Dios. Hasta la chiquita de tres años, tira un sobre de dormir entre la cama de los hermanitos y se duerme ahí, como un angelito...

Aclaro que no lo hacemos todos los días, hay veces que ya llegan dormidos a la cama, pero sí varias veces a la semana. Lo hacen libremente, sin imposiciones. Igual que otras prácticas de piedad, como el Rosario, que no lo rezamos todos los días, el Buen Ángel, nos susurra cuándo.

Siento que todas estas gracias que vamos recibiendo los padres para hacer con nuestros niños, son como un depósito de gracia "a plazo fijo", que los fortalecerá en su juventud y vida de adultos, cuando el enemigo los ataque.
María


TESTIMONIO 2

Soy una madre de familia. Bueno ya se ve que no soy sacerdote. Yo solo rezo los laudes diariamente y los domingos lo hacemos en familia, preparando una pequeña mesa de altar con la cruz, los niños se encargan de adornar la mesa con las flores, y el padre (de la familia) cuando está, se encarga de encender el cirio. Me gusta este blog, creo que me va a venir muy bien para aumentar mi tiempo dedicado a la oración.



DICHOSA LA MUJER QUE HA CONSERVADO
Himno Oficio de Lectura

Dichosa la mujer que ha conservado,
en su regazo, con amor materno,
la palabra del Hijo que ha engendrado
en la vida de fe y de amor pleno.

Dichosas sois vosotras, que en la vida
hicisteis de la fe vuestra entereza,
vuestra gracia en la Gracia fue asumida,
maravilla de Dios y de belleza.

Dichosas sois vosotras, que supisteis
ser hijas del amor que Dios os daba,
y así, en la fe, madres de muchos fuisteis,
fecunda plenitud que nunca acaba.

No dejéis de ser madres, en la gloria,
de los hombres que luchan con anhelo,
ante Dios vuestro amor haga memoria
de los hijos que esperan ir al cielo. Amén.

viernes, 25 de noviembre de 2016

DIMAS ANTUÑA 1937 - EL CORO Y EL DECORO DEL PUEBLO EN LA MISA

Por el contrario, quitado el Coro, la Iglesia pierde el decoro. Roto el nexo entre el altar y el pueblo, se relaja el vínculo de la unidad, y, el pueblo (que insensiblemente ya no es pueblo sino público) pierde el sentido de la ceremonia.

Todos van a la Iglesia pero cada uno va a lo suyo. 

Cada uno tiene una intención privada, cada uno tiene una iniciativa, a cada uno se le ha ocurrido, una idea. Cuando toda esa multiplicidad hace su irrupción en la casa, ya no se trata de que  ésta sirva, toda ella, al fin espiritual que la especifica. 

No se trata ya de que sea como Bethania, casa de obediencia. Se trata simplemente de saber qué cantidad de cosas será posible meterle dentro para dar gusto a los ojos, y, hasta dónde, un edificio que después de todo es un espacio limitado, podrá seguir recibiendo los aportes de las iniciativas.

¡Ay del pueblo, si no está formado por el Coro! ¡Ay de la casa, si no recibe su ley de la oración! Asimilada al teatro, al club, a la sala de conciertos, ya no llevará el Nombre de Dios sobre los hijos, ya no será la nave maternal. De casa de oración ha parado en casa de distracción. O de competición, cuando empiezan los celos; o de audición, cuando se desata el órgano.

Dimas Antuña Córdoba 1937​
Tomado de: La Iglesia, casa de Dios






viernes, 18 de noviembre de 2016

CARMELITAS DESCALZAS EN ALEPO


Esta mañana, después del Ángelus, el Papa Francisco pronunciaba estas palabras:
"Por desgracia, siguen llegando informes de Siria de las víctimas civiles de la guerra, especialmente de Alepo. Es inaceptable que tantas personas indefensas -incluyendo muchos niños- tengan que pagar el precio del conflicto, el precio de la cerrazón del corazón y la falta de voluntad de paz de los poderosos. Estemos cerca con la oración y la solidaridad para con nuestros hermanos y hermanas sirios, y los encomendamos a la protección maternal de la Virgen María".
Hace un par de días, varios medios de comunicación vinculados a la Iglesia se hacían eco de una llamada de socorro de las carmelitas descalzas de Alepo ante la terrible situación que se vive en esta ciudad siria, en un momento en que los grupos rebeldes tratan de romper el cerco impuesto por el gobierno y hacerse así con el control de la misma. Aunque la noticia no ha aparecido en español, ofrecemos esta traducción:
Marta Petrosillo
Zenit, 5 agosto 2016
"La situación es complicada y estamos escuchando muchas historias contradictorias. La única verdad que sí sabemos es que la gente está sufriendo y muriendo ".
Son palabras de la hermana Anne-Françoise, una religiosa francesa de las Carmelitas Descalzas de Alepo, Siria. Ella habló por teléfono con la organización internacional católica de caridad "Ayuda a la Iglesia Necesitada" sobre la agonía de Alepo, la segunda ciudad más grande de Siria, donde los combates entre las fuerzas gubernamentales y rebeldes sirios se han intensificado considerablemente en las últimas semanas.
El convento de estas monjas está en las afueras de Alepo, una zona gravemente afectada por los combates. La monja relató: "Cuando el ejército sirio intenta evitar que la oposición y otros grupos entren en la ciudad, los disparos y los bombardeos llegan muy cerca de nosotros. Gracias a Dios, no nos han llegado aún, pero se están escuchando constantemente proyectiles que pasan sobre nuestras cabezas. "
Las monjas carmelitas, cuatro de los cuales son sirias y dos francesas, han acogido a familias de refugiados en un edificio contiguo su convento, mientras que también apoyan a otras familias con los pocos recursos a su disposición. "En estos momentos, solo las personas más pobres permanecen todavía en Alepo. Muchos cristianos han abandonado la ciudad durante estos años de guerra. No tenemos agua, ni electricidad, y la lucha continúa sin cesar. ¿Quién podría volver en estas condiciones", preguntó la hermana.
No hace falta decir que las seis monjas tienen miedo también, pero están determinados a estar cerca de la gente. La hermana Anne-Françoise dijo: "¿Cómo podemos abandonar a estas personas que sufren? El testimonio de nuestra presencia es importante para ellos. La oración nos da fuerza y valor; esta es nuestra protección. Las soluciones diplomáticas no han funcionado. Simplemente, roguemos al Señor que termine esta guerra ".
Después de años de lucha, y de un éxodo cristiano incesante, la hermana Anne-Françoise teme que aún más familias abandonen Alepo, una ciudad que ha sido un símbolo del cristianismo en Siria. Desde 2011, cuando la guerra civil siria comenzó-una población de 160.000 cristianos en la ciudad ha quedado reducida a unos 40.000.
"El Medio Oriente, la tierra de Cristo, ahora corre el riesgo de perder sus cristianos. Eso es impensable, y la situación es verdaderamente terrible. E incluso para los que se van, la crisis no termina. Se encuentran desarraigados de su suelo propio y, a veces, incluso, perder sus raíces espirituales ", dijo la hermana.
La llamada de las hermanas a la comunidad internacional y a todos los cristianos del mundo es la siguiente: "Por favor, tengan compasión de estos miles de vidas, desgarradas por la guerra. Por favor, no se olviden de nosotros. Necesitamos sus oraciones y su ayuda práctica! "
Quiero que todo sea de Jesús, porque me hace comprender que El únicamente es capaz de labrar mi perfecta felicidad. Todo será para El...¡ Todo !.
Santa Teresita del Niño Jesús