miércoles, 16 de diciembre de 2009

LA TRIBUNA DEL BUEN AMOR (5ª de 7)

Por David Díaz Criado

David Díaz Criado es asiduo colaborador del Blog del Buen Amor con sus comentarios, ecos y reflexiones. Ha tenido la gentileza de colaborar a pedido mío, enviándonos estas reflexiones.


QUINTO: De modo semejante a como dicen los ancianos que los jóvenes parecen santos pero no lo son, mientras que los ancianos no lo parecen pero lo son, a veces podemos pensar que las mujeres parecen buenas pero no lo son (porque son expertas en sacar de quicio a los varones) mientras los varones no lo parecen pero lo son. Es decir: la fuerza de las mujeres estriba en la humildad, la misericordia y la caridad (a ejemplo de la Virgen), mientras que la fuerza de los varones estriba en la bondad, la justicia y la verdad (a ejemplo de Dios y de Jesucristo). Porque así destacaron respectivamente las santas y los santos de Dios.