martes, 16 de octubre de 2018

UNA AYUDA ADECUADA
LA MUJER Y EL VARÓN
VISTOS DESDE DIOS [1 de 13]

Se me pide que les hable de la Mujer como 
Una ayuda adecuada”. 
Como  subtitulo se agregó: "Varón y mujer:
complementariedad originaria y posterior alteración 
de la relación

En otras palabras: ¿Cuál era el designio divino al crear a la mujer? ¿Y cuáles fueron las consecuencias del pecado original para la relación varón-mujer? ¿Qué nos dice la Sagrada Escritura? 
Mi exposición tiene dos partes.  
La primera parte es exegética. La segunda parte es teológica.


1.1.- EXAMINEMOS LA FRASE “UNA AYUDA ADECUADA”. Estamos ante una traducción al español de la frase hebrea: cézer kenegdó..
            Empecemos pues analizando la frase cézer kenegdó.
cÉzer = sustantivo que, como toda palabra hebrea puede tener muy variadas acepciones. 
Puede  significar según el contexto: “ayuda, auxilio, asistencia, socorro, complemento, refuerzo, compañía” (podría hasta designar un préstamo en dinero si el contexto así lo indicara). 
En la Sagrada Escritura  se le  aplica a Dios mismo: “Mi cézer [mi auxilio] viene del Señor que hizo el cielo y la tierra” (Salmo 120, 2).

Kenegedô es un conglomerado de tres elementos. Un adverbio comparativo, un adverbio de lugar y un pronombre personal ke = como
néged = delante, adelante, presente, enfrente, contra, opuesto
ô = pronombre personal sufijo: de él, suyo

El conglomerado adverbial kenegdó se traduce literalmente “como-delante-de-él” o “como él, delante de él” 
Verosímilmente es una abreviatura de kemô unegdô = como él y ante él, semejante a él y en su presencia

Kenegdó Aparece únicamente en este lugar de la Sagrada Escritura. Parecería creada como acertijo para no decir “mujer o esposa”. Quizás porque aún no ha sido narrada la creación de la mujer, se quiso describirla con dos requisitos o rasgos distintivos para sugerir la naturaleza de la ayuda sin decir todavía lo qué será:1º) que le sea semejante y 2º) que esté siempre con él.

 1.2.- TRES TRADUCCIONES 
A TENER EN CUENTA
Retengo por ahora, a cuenta de ulterior clarificación.
1) La Septuaginta o LXX traduce: “un auxilio ante él” [Boethón kat’ autón]
2) la Vulgata latina traduce: “una ayuda semejante a él” [Adjumentum simile sibi].

Por mi parte, considero que la expresión kenegdó es anfibológica. Se deben unir ambas versiones y traducir en una “una ayuda semejante a él y presente a él”. 

1.3.- LA FRASE EN SU VERSÍCULO
Pasemos ahora a considerar el versículo en el que se encuentra la frase.
Traduzco servilmente del hebreo término a término:  “Entonces dijo Yahweh Elohim: No conveniente el-ser-el Adam uno solo.  Harémosle para él  complemento semejante a él ante él” (Gen 2, 18) Wayy'ómer Yahwéh Elohim lo’ tov heyôt ha’adam levaddô // neceséh[1]cézer kenegdô

1.4.- FOTO LIBRO  DEL TARGUM GÉNESIS 
Se nos ha conservado – milagrosamente otra traducción de todo el pentateuco hebreo al arameo que se hablaba en Galilea en tiempos de Jesús y aún hoy se habla en la aldea siria de Malula.

En  esa fuente documental el versículo que analizamos se traduce al español así:   
 “Entonces dijo Yahweh Elohím: no conveniente el-ser-el-Hijo-del-hombre-uno-solo, haréle una compañera [= zug] semejante a él” 
Nota: Targum Neophyti del Pentateuco Alejandro Diez Macho traduce directamente: “le haré una compañera semejante a él” Gen 2, 18 [‘cbd lyh zug kd nfq byh =  acbad lo zug cad nafaq bih] (cavad; haré // lyh para él, // zug compañera, par // zéveg: matrimonio // kad: como // nafaq: semejante / byh a él) Lo mismo se led en Targum Yerushalayim ( = Jonathan),  Gen 2,18  compañera semejante a él: 

Leamos a continuación el versículo y su contexto en la traducción al español del texto en arameo galilaico

1.5.- FOTO: texto de Génesis 2, 18-20
18 “Y dijo Yahweh Elohim: no es conveniente el ser el Hijo del Hombre[uno] solo, le haré una compañera semejante a él
19 “Y creó Yahweh Elohim de la tierra todas las bestias de la superficie del campo y [etcétera]
20 “Y el hombre dio nombre a todos los animales domésticos y a las aves de los cielos, a todas las bestias de la superficie del campo, pero al hombre no le encontró [Dios] una compañera semejante a él” (Tg. Neophyti I Gen 2,18-20)
Es el texto tal como lo pudo escuchar la Sagrada Familia en su sinagoga de Nazareth o los apóstoles en Cafarnaúm.

1.6.- ZUG: LA PALABRA ARAMEA QUE SE TRADUCE COMO COMPAÑERA es: zug, Zug deriva de una raíz zawag que contiene las ideas de: yugo, yunta, cónyuge (esposa) pareja, compañero/a etc.
En esa raíz aramea y sus derivados se da la misma asociación que hay en  español entre yugo y cónyuge.

1.7.- UN PARÉNTESIS. Jesucristo, el Hijo del Hombre, Nuevo Adán, invita a conyugarse con él: “Venid a mí los que andáis cansados y agobiados y yo os aliviaré, tomad sobre vosotros mi yugo y aprended de mí pues soy manso y humilde de corazón. Porque mi yugo es suave y mi carga ligera. (Mateo 11, 28-30). Durante su vida terrena Jesús está solo “Las zorras tienen nidos y las aves madrigueras, pero el Hijo del Hombre no tiene dónde reclinar su cabeza” (Mateo 8, 20) No conviene que Cristo el Dios hecho hombre esté sólo. ¿Quién y cuál puede serle compañera semejante e inseparable? Una Iglesia santa formada por almas santas. Pero debo continuar mi exposición. Cierro el paréntesis

Fuente: De mi conferencia en la rama femenina de a Fraternidad Apostólica Santo Tomás de Aquino FASTA –MENDOZA (RA)  En el Foro de la Mujer edición 2018: Mujer custodia de la cultura-- 18 agosto 2018




[1] Corregido de singular a plural siguiendo los LXX



viernes, 5 de octubre de 2018

¡VIVA LA CASTIDAD!
¡VAYAN LOS CORRUPTORES DE PEQUEÑOS
AL FONDO DE LA MAR!

¡Al abismo del Mar, 
lo más profundo,
Lo más lejano del Trono 
y del celeste altar!
¡Al hondo abismo 
donde van a parar
los más sucios detritusde este mundo.
A ese lugar inmundo que habita el Leviatán
el gran monstruo marino, la Serpiente!

¡A ese lugar donde nunca resuena ni se siente
la voz del Verbo;
ni voz alguna humana ni divina
Al calabozo lóbrego y silente
donde tampoco alumbra luz alguna
y el alma desvelada no termina
de soñar una eterna pesadilla!

¡Allí vayan a dar!
- como avisó el Señor en un lamento -
con una piedra de molino atada al cuello
que les haga imposible regresar
los que escandalizaron a un pequeño
los que lo hicieron tropezar
y lo hicieron caer en el camino
que Él les vino a enseñar!

Maldito quedó ya
y destinado ya al eterno abismo
- así se le advirtió al depredador -
todo perverso corruptor de un niño
aunque pretenda ser su educador,
que lo distrae, con sexo, del Amor.

Para contrarrestar tanta maldad
Volvamos a gritar,
volvamos a elogiarla y enseñarla
¡Viva la Castidad!

viernes, 28 de septiembre de 2018

domingo, 16 de septiembre de 2018

A MICHAEL VORIS
Soneto

A MICHAEL VORIS

Dichoso aquél  que otrora sumergido
en el fondo del mar de sus pecados,
vuelto en tormento su placer malvado
volvióse a amar el Sumo Bien perdido.

Por el contrario: ¡Pobres desdichados
los que teniendo el Bien de Dios en menos
prefieren embriagarse con venenos
y revolcarse en cienos de pecados!

¡Dichoso tú, hermano Michael Voris!
¡Agregado a la grey de los salvados
y a la ardorosa hueste de los defensores!

¡Bienvenido! ¡Te hurramos los soldados
-- en comunión de sangre y de sudores --
para el combate de la fe alistados!

viernes, 7 de septiembre de 2018

EL PADRE, LOS PADRES, LOS PAPÁS DESTRONADOS

educacion
 “El padre ha sido destronado y ha quedado reducido a ser una mamá-bis”


María Calvo, experta en educación diferenciada, habla de la distinta maduración psicológica de niños y niñas, por lo que la coeducación escolar es dañina y perjudica al varón. 

Analiza el fenómeno del varón blando y las “mamás-bis” o la amenaza que la ideología de género supone para la familia

https://eldebatedehoy.es/educacion/educacion-diferenciada-maria-calvo/







viernes, 31 de agosto de 2018

OTRO RELATO ESPONSAL

"ESA RELACIÓN ESPONSAL CON JESUCRISTO..."



Querido Padre: 

¡Qué alegría  saber de usted! 
Padre,  lo tengo siempre presente en mis oraciones y en mi corazón.  Cómo no tenerlo, cuando fue a usted que Jesús lo puso en mi camino para que mi vida cambiara rotundamente al darme a conocer esa relación esponsal con Jesús. 

Esa relación tan especial que me da tanta Paz. Nunca había experimentado algo así.  Ahora, ante cualquier dificultad, sé que nada malo va a pasar porque estoy con Jesús. Todo se vuelve más liviano. Y si no entiendo por qué ocurren determinadas cosas en mi vida, se lo entrego a mi Amado Esposo y sé que todo va a estar bien. 

Gracias Padre, gracias por ser un instrumento tan fiel de Nuestro Señor. No salgo de mi asombro cómo Dios siempre está, de Su Paciencia, de Su Amor. 

Ya no lo jorobo más pero no me quiero despedir sin saber ¿cómo le fue con la presentación del libro? Supongo que excelente! 

Prometo Padre ir a verlo la semana que viene cuando usted pueda y entregarle el libro que me prestó. (Una joyita)

Yo tuve que dejar de ir de mañana a su Misa por trabajo. 

Pero estoy yendo todos los días a la capilla de adoración a eso de las 18 y algo. Allí hago Adoración, rezo El Rosario y 19.30 la Misa. 

Esas dos horas al día , para mí ,son Sagradas. 

Ese tiempo que estoy a solas con Mi Esposo de la mano de María, es lo que me da fuerzas para seguir adelante con Fe, Esperanza, alegría, amor, paciencia y muchas cosas más. 

 Le juro que no me dan ganas de levantarme del asiento . Seguiría   y seguiría contemplándolo dejando que el Señor siga entrando en mí, pero hay que seguir . 

Obviamente que este testimonio lo puede subir a su blog. Cómo no permitirlo. Querría que todos puedan sentir el Amor inmenso de Dios, su infinita Misericordia y lo que Jesús puede hacer en nosotros cuando le abrimos nuestro corazón, cuando lo miramos a través de los ojos del alma.

En cuanto tenga el seudónimo y la foto se lo mando.

Gracias Padre, como siempre por tenernos , a nosotras, sus hijas espirituales siempre presente y Gracias obviamente por el material. Un abrazo en Cristo y unidos en Oración. 



martes, 21 de agosto de 2018

EL SANTO EVANGELIO PARA LA MUJER
TERESITA COMIENZA SU CAMINO ESPONSAL
CON EL SEÑOR


No sé si fue mi imaginación, pero vi a Jesús acercarse a mí, lo vi inclinarse y extendiendo su mano 
me preguntó si quería ser su novia. 
En ese momento, su mirada me enterneció inmensamente.

Querido Padre:
Quiero contarle algo que me pasó hoy leyendo el primer tomo de su libro ‘Me quiero casar’.

Primero que nada, todo se dio para que hoy pudiera retomar la lectura. Siempre tenía algo que hacer.  Yo quería leerlo atentamente porque tenía una certeza interior que me prometía que allí había algo grande de Dios reservado para mí.

Que Él tenía mucho para darme, y sabía también que me iba a abrir el corazón. 
Casualmente, justo cuando me disponía a bañarme antes de acostarme, me vino de golpe un fuerte dolor de garganta y muchísima tos. Fui a pedirle ayuda a mi mamá, que es médica. Finalmente, se me pasó, pero me agarró frio y decidí dejar el baño para la mañana siguiente. Así que, me puse el pijama y, como tenía tiempo disponible, me dediqué a abrir su libro.
¡Padre! en la página 41, 3.4 Adriana –“¿Quieres ser mi esposa?”, iba leyendo atentamente todo lo que ella decía. Cuando llegó el momento en que Adriana cuenta:  ”pero si bien era cierto lo que Él me reclamaba, nunca me dio la espalda, nunca me abandonó, sino que me hizo esa bella y a la vez ardua invitación: ¿Quieres ser mi novia? Y en seguida ¿Quieres ser mi esposa?”, me sobrevino algo que me conmovió hasta las lágrimas.

¡Padre, de pronto entendí! No sé si fue mi imaginación, pero vi o entendí que Jesús venía a mí, como que lo vi inclinarse y extenderme su mano y que me preguntaba si yo querría ser su novia. En ese momento, vi su mirada que me enterneció inmensamente.

La ternura de Jesús me inundó el alma por completo. Me quedé muda, como paralizada. Sólo podía mirarlo yo también con los ojos del alma y sonreírle, y  avergonzarme de todos mis pecados. Desde lo más profundo de mi corazón, pude darme cuenta que no soy digna, ¿por qué yo?

Jesús vino a romperme todas las barreras de posibles frialdades, toda mi vida lo hizo. Siempre nosotros como amigos, desde la infancia, en mi adolescencia cuando me criticaban por llevar un Rosario colgado en el cuello, siempre con una sonrisa y siempre con amor. Pero ahora Jesús quiere que haya un candado irrompible entre nosotros, que lo conozca desde otro lado, Jesús quiere que evolucione. Y esta vez, sentí que quería ese pacto de corazón a corazón. Desde el amor que puede generar un vínculo indisoluble.

No sé hacerlo. No sé qué tengo que hacer. Pero ya no me preocupa porque vamos a hacerlo juntos. No quiero otra cosa. Bienvenida sea mi mala experiencia con mi pareja anterior, si éste es el resultado.

Padre, Jesús hoy me quebró la parte humana del corazón. Me derritió todo sentimiento negativo, me deshielo la coraza que tenía para recibir amor.

No sé si alguna vez le conté y lo hago con confianza, pero desde que soy chica, sentí que yo tenía/tengo una misión importante en esta vida. Que yo vine acá con una finalidad, que Dios me preparó y me prepara para algo, que va más allá de lo humano. Me enseñó, especialmente, a amar.

Pero siempre Jesús, ahora mi esposo, me hizo sentir especial. Me enseñó a amar al que necesita ayuda, a tener siempre una sonrisa para dar porque uno nunca sabe a quién puede cambiarle el día. Me enseñó a ver siempre el lado bueno de las cosas. Me fortaleció, me enseñó a ser misericordiosa, a perdonar. A no tener rencores. Pero, para mí, Él me está preparando para algo, yo vivo en esa preparación.

En ese día a día. Padre, desde que soy chiquita yo decidí ser el consuelo de Jesús, de mi Esposo. Siempre le dije que mi corazón era su morada, que yo lo iba a cuidar y podía descansar en mí. Mi empatía con el dolor que Jesús sufrió en la Cruz y sufre por aquellos que lo rechazan, hizo que no tenga miedo de defender mi fe. Me propuse, a través de mis limitaciones, hacer de mi vida un pedazo de Cielo. No sé bien cómo explicarle, pero Dios me regaló una gran sensibilidad, que, de la mano de Jesús, hizo que pueda conectarme muy profundamente con Él. ‘Mi preferido’, le llamo yo.

No sé bien cuál será esa misión que Jesús me tiene encomendada, pero sé que existe. No me apuro a recibirla, sé que todo está en Su Voluntad. Quiero contarle, querido amigo, que esto sólo lo sabe mi mamá, y un poco mis hermanos.

Confío en Ud., Jesús quiso que nos comunicáramos y que hoy podamos tener esta relación de amistad a distancia. Sé que Dios a Ud. lo dotó de mucha sabiduría y empatía. Agradezco su amistad, y sepa que cuenta conmigo.

Jesús con su testimonio de vida, nos enseñó que las distancias no existen, si hay un sentimiento y un compromiso verdadero con su causa. Lo siento cercano y estoy dispuesta a aprender de Ud. como amigo y guía.

En fin, hoy, desde el sentimiento, duermo abrazada a Jesús desde el amor más puro que puedo darle, con una sonrisa y con el corazón abierto lleno de felicidad, porque hizo verme chiquitita entre tanto Amor inabarcable. Y sabiendo que a partir de mañana va a cambiar mi vida, repito con confianza:

Esposo mío, en Ti confío

A Ti te ruego, a Ti me entrego

Contigo hablo, no con mis diablos

Viva tu Amor que amo y contemplo

En mi interior, como en tu templo.

Saludos nuestros para Ud., nuestro amigo preferido

Teresita




viernes, 3 de agosto de 2018

LA SANTIDAD DEL AMOR MATRIMONIAL
EN PERSPECTIVA JUDÍA

EL VERDADERO AMOR:
¿EXISTE REALMENTE? 
¿CÓMO LOGRARLO? ¿PUEDE DURAR? 
  
Me he referido a menudo en el pasado a la santidad del matrimonio en la perspectiva de la Alianza Mosaica. 
   Hace diez años encontré en una página web unas hermosas consideraciones sobre “El verdadero amor”, que se refieren a lo que yo llamo "el buen amor" esponsal. Un amor que debe estar fundado en una fuerte vinculación religiosa de ambos esposos con el Señor, como la condición para su autenticidad y perdurabilidad.       Esta página, que traduje y reproduzco aquí, enseña que el secreto del "verdadero amor" esponsal no está en el plano sexual sino en el plano religioso. 
   Consiste en que los esposos compartan y estén unidos en un mismo amor al Señor. Dice así: 
            "La respuesta a la última pregunta, si el amor puede durar, es afirmativa, y es la clave para responder a las dos anteriores. En la sociedad moderna, los conceptos de amor y sexo se han confundido terriblemente. Esto ha hecho mucho daño y ha tenido un gran costo humano. 
    El sexo es la culminación de un amor verdadero, pero no indica necesariamente su existencia. Por ejemplo: lamentablemente, esta falsa ecuación [sexo = amor] ha provocado, o ha engañado, a algunas personalidades modernas [parece aludir a los productores de Hollywood] para hacer una terrible tergiversación de las historias bíblicas que relatan la amistad del Rey David y Jonathan, por ejemplo (quiera guardarnos El Nombre de estas afirmaciones ofensivas). 

    Del concepto de amor verdadero se trata en la Mishná [repetición de la ley o Toráh explicándola], en un lugar donde se afirma que "Cualquier amor que depende de algo exterior no duradero (atracción física, el dinero, etc.) se desvanecerá cuando ese algo deje de existir". Esta Mishná nos enseña lo que es verdadero amor. No consiste en que dos personas se sientan atraídos el uno hacia el otro por algo exterior que los ayunta. 
    Hay verdadero amor cuando se sienten más bien atraídos por la esencia del otro. Ellos se identifican el uno con el otro y, en consecuencia, sus propias naturalezas hacen que su amor mutuo sea inevitablemente verdadero y perdurable. 

    Parece hermoso - puede decir alguno - pero eso: ¿qué tiene que ver comigo? ¿Cómo puedo alcanzar esta elevada forma de vinculación? 
    Creo que la respuesta a estas preguntas se puede encontrar en un pasaje del Talmud (Sanhedrín 7a) y en una parasháh [perícopa o trozo de texto bíblico o rabínico elegido para una lectura litúrgica] del Rashi [famoso rabino medieval]. El pasaje en el Talmud dice lo siguiente: "Alguien solía decir, ‘si nos amáramos intensamente, podríamos dormir juntos en una silla estrecha. Si el amor se desvaneciera, no nos bastaría la cama más grande’”. 
    Rabí Huna encontró el fundamento para esta afirmación en los versículos que describen cómo le habló El Nombre a Moisés desde el espacio de un palmo existente entre los querubines de oro encima del arca de la Alianza. Mientras que - como dijo el profeta Isaías - cuando Israel estaba alejado del Nombre, "ni el edificio más grande lograba albergar la Divina Presencia"
   ¿Por qué es tan atinada la observación del Rabí Huna? Creo que porque la relación con El Nombre debe ser una relación de amor verdadero: de estrecha identificación. Verdaderamente, su gloria llena el universo, sin embargo, podía caber en la palma de una mano cuando Moisés y los israelitas eran - en cierto sentido - uno solo con Él. Pero en el tiempo de Isaías, cuando hubo un distanciamiento, no había lugar capaz de albergar Su gloria. 

    En cuanto al relato de la parasháh antes aludida, que se refiere a las piedras sobre las cuales reclinó su cabeza Jacob para dormir aquella noche, el Rashí explica que las piedras se disputaban entre sí el privilegio de servir de apoyo a la cabeza del justo. Y El Nombre dirimió el litigio entre ellas fusionándolas en una sola piedra grande. 
    Este relato es, a mi parecer, la clave de todo el asunto que estoy tratando sobre el verdadero amor. La forma de identificarse, de estar unidas aquellas piedras en lo esencial, era compartir la misma pugna, el mismo anhelo de ser la almohada de la cabeza del justo.         Eufemísticamente, si nuestra principal aspiración en la vida es ser un lugar de descanso para la Shejinah [La nube que manifiesta y esconde a la vez la gloria de Dios]... si consiste en ser un Tabernáculo en miniatura...  entonces, encontraremos nuestra alma gemela y, seremos hechos uno en esencia con ella, al igual que las piedras. 
    Esto es el verdadero amor. Que dura para siempre".

Hasta aquí la enseñanza no firmada, que agradecemos a su autor por su profundidad y su hermosura. 
    Nuestra institución católica del sacramento del matrimonio - como todas las palabras y obras de Nuestro Señor Jesucristo - no vino a abolir estas hermosas consideraciones sobre el amor matrimonial sino a llevarlas a su perfección en el sacramento del matrimonio, con un amor perfecto en justicia y verdad: 
ahavah hamushalmat  =  אחוה המושלמת

 Fuente: 
 http://www.greatjewishmusic.com/Moods/Torah-Vayetze.htm

viernes, 4 de mayo de 2018

PARA TI QUE ERES TAN TÍMIDA Y APOCADA
Y TAN LLENA DE MIEDO POR TODO
Tres consejos de Santa Teresita

LA ESPIRITUALIDAD DE 
UNA DOCTORA DE LA IGLESIA

Tres consejos de Teresita de Lisieux a una hermana que se sentía débil e impotente
            La espiritualidad de la santa de Lisieux sigue hoy más presente que nunca en pleno siglo XXI, haciendo de muro de contención ante las herejías de siempre, especialmente el jansenismo y el pelagianismo. El jansenismo es la infición de la vida de fe católica por  el puritanismo y el moralismo luterano y calvinista. El pelagianismo regresión hacia la justificación por las propias obras.
            La espiritualidad de Teresita de Lisieux es, posiblemente, lo más alejano a la herejía pelagiana que sigue hoy muy presente en la Iglesia. Su «pequeño camino de infancia espiritual» es una hoja de ruta actual para alejarse de ese pelagianismo que reclama poner la atención y energía en uno mismo para llegar a la virtud, contra-poniéndola con el abandono y confianza en Dios, Quien, como Padre nos engendra con su Espíritu Santo por la boca de Jesucristo su Hijo muy amado.

1)     Más energía y más virtud
Una de las confidentes y amigas que tenía Teresita de Lisieux en el convento era Sor María de la Trinidad, que solía manifestar a la santa su deseo de tener «más fuerza y energía para practicar la virtud». Santa Teresita le respondió corrigiendo su perspectiva espiritual:«Si el buen Dios quiere que seas débil e impotente como un niño -le respondía Teresita de Lisieux-, ¿crees por ello que tienes menos mérito por ello? Acepta, pues, vacilar a cada paso, incluso caer, llevar la cruz débilmente, ama tu impotencia: tu alma sacará de ello su provecho que si, transportada por la gracia, cumples acciones heroicas, que llenarían tu alma de satisfacción personal y de orgullo».

2)    Salirse del pequeño camino
En otra ocasión que Sor María de la Trinidad estaba triste por sus debilidades, le dijo la santa: «¡Te has vuelto a salir del pequeño camino! Una pena como la tuya, porque te abate y desalienta demuestra que procede del amor propio, Cuando la pena es sobrenatural, por el contrario, devuelve el valor, da un nuevo empuje hacia el bien; uno es feliz de sentirse débil y mísero, porque cuanto más se reconoce humildemente, esperándolo todo gratuitamente del buen Dios sin ningún mérito por nuestra parte, más baja el buen Dios hacia nosotros, para colmarnos con sus dones generosamente».

3)    Un modelo de humildad
«Los privilegios de Jesús son para los pequeños», me solía repetir Teresita, cuenta Sor María de la Trinidad. «Era inagotable sobre la confianza, el abandono, la sencillez, la rectitud, la humildad del niño pequeño, y me lo proponía siempre como modelo».
Sí Jesucristo llama pequeños, hermanitos míos más pequeños a los que han creído en Él y por eso se han puesto en el camino de su seguimiento en la divina regeneración como hijos del Padre que siguen el ejemplo del Hermano Mayor, primogénito de muchos hermanitos.




viernes, 27 de abril de 2018

SUSANA TESTIMONIA CÓMO VIVE SU ESPONSALIDAD
CON JESUCRISTO ESPOSO DEL ALMA

Otra mujer que oye la llamada esponsal de Jesucristo Hijo de Dios e inicia un dichoso proceso de transformación interior

Padre Horacio:
         En Agosto del año pasado (2017) usted predicó en una parroquia de Montevideo un retiro al que asistí , sobre el tema: "MIRA QUE ESTOY A LA  PUERTA Y LLAMO". 
         Usted también habló sobre los dos tomos de su libro: "Me quiero casar". 



       Usted nos predicó allí a las mujeres, la llamada universal de Cristo -- a toda mujer -- a la esponsalidad con Él. 
        Cuando, después de su charla, una asistente al retiro dio testimonio sobre los efectos que tuvieron en ella cuando  empezó a recitar la copla de la esposa de Cristo en su vida diaria: ¡quedé impactada! 
        Después ella misma me regaló su libro. No puedo  explicarle lo que experimenté al  leerlo. Esa declaración de amor era para mí. No tenía dudas.
        Padre,  le cuento que yo conocí a Jesús en la Renovación Carismática hace 26 años  y que  desde entonces estoy integrada a la Iglesia Católica, siempre comprometida  en algún pequeño ministerio.
        No me era desconocida esa efusión de gozo celestial en la que me veía sumergida por medio del Espíritu Santo. Pero sentía que el Señor me llamaba a una mayor entrega, una nueva manera de relacionarme con El, un regalo inmerecido de un Dios tan misericordioso que se ponía a mis pies 
como un mendigo de amor, pidiendo ser amado.
        Padre, soy una mujer casada, con un buen esposo aquí en la tierra, que me cuida, quiere y protege. Soy además madre  y abuela.
        Pero esto de ser Esposa de Jesús...que la Iglesia  esté  en mi de manera análoga como lo está Jesús en cada partícula de la Hostia consagrada, etc. etc... era para mi una ignorancia total. O quizás era una gracia especial para almas  muy exquisitas....Pero no... la condición era ser mujer  bautizada, y yo lo era... y punto. 
         Además, -- hablando  en términos médicos -- tenía otros  buenos "síntomas": comencé a tener una confianza como nunca antes; una gran alegría; una certeza muy grande de su amor tan tierno, delicado, prudente, paciente; podía discernir los pensamientos del mal espíritu, con su tridente de miedo, tristeza e ira que tanto me habían atormentado.
         Vuelvo  a repetir que nunca dudé que el Señor me estaba pidiendo como todo un caballero: quieres ser mi Esposa?
          A pesar de todo esto miles de argumentos  pasaron por mi cabeza para no dar el "SI"; tentaciones  de todo tipo querían hacerme abandonar el camino.
          Los sentimientos que enseguida aparecieron, por momentos me eran esquivos (nada mas erróneo  que confiar solamente  en ellos).
          Finalmente el 21 de Febrero  de este año (2018) apenas me dispuse a orar por la noche, broto de lo mas profundo de mi alma un grito silencioso casi inconsciente: "Quiero ser tu esposa". Mi alegría fue inmensa.
          Desde entonces me esfuerzo  por vivir como una buena Esposa. Le pido a la Virgen  todos los días que  me ayude a ser fiel, que me enseñe a confiar, a abandonarme en brazos  de tan distinguido Esposo, y que pueda mantener y cultivar  el diálogo  íntimo y continuo con EL.
          Me doy cuenta que soy mejor Esposa, aquí en la tierra, más atenta y cariñosa. Era una persona hiperactiva, que ha aprendido a andar  más lento y a dejar cosas sin hacer. Eso de andar tan de prisa cierra los oídos y los ojos
del alma.  Le ofrezco  todo  lo que hago a mi Esposo celestial y lo que  no me gusta hacer lo hago por amor a El. 
           No faltan  los susurros  al oído del alma que trae el tentador enemigo, pero me refugio en Él y todo pasa; a veces con mayor dificultad. Durante  mucho tiempo viví engañada ignorando la acción del enemigo, pues sólo  lo percibía en las grandes tentaciones.
           Ahora usted  forma parte del secreto más íntimo de mi alma  y que pocas personas  conocen.
          Gracias Padre Horacio por presentarme  a Jesús como mi Esposo  celestial y por todo su trabajo. Dios lo bendiga. Susana
Por supuesto que puede publicar mi testimonio bajo seudónimo. 
Llámeme "Susana"

<lumen@ventas.com.ar>
Grupo Editorial Lumen
Montevideo 604, Piso 2do
(C1019ABN) - Capital Federal
Buenos Aires - Argentina:
Tel: +54 11 4373-1414
Fax: + 54 11 4375-0453


viernes, 20 de abril de 2018

MECHI: "ÉL NO ENTENDÍA NADA
DE AUTODOMINIO NI SACRIFICIOS
PARA MÍ TAMBIÉN FUE DIFIÍCIL"

"Él no comprendía las precauciones que había que tomar y los sacrificios que había que hacer .... Confieso que para mí también fue difícil"

http://www.edlumen.net/index.php?route=information/contact

 Querido Padre:
El año pasado la lectura de varios capítulos de "La casa sobre roca" me ayudó a superar una difícil situación que estaba viviendo. Por aquel entonces estaba de novia y veía que algo no andaba bien en la relación. El tema de la pureza por ejemplo siempre salía en las conversaciones pero francamente me sentía sola, como que él no comprendía las precauciones que había que tomar y los sacrificios que había que hacer. Confieso que para mí también fue difícil pues como dice el Evangelio "El espíritu está dispuesto pero la carne es débil".

Ahora puedo entender que si una misma, como mujer, no se siente acompañada y comprendida por el varón en este tema de la pureza, es muy difícil sortear los obstáculos que se presenten.


Es decir, son los dos los que tienen que remar y sacrificarse. En esto hay que ser muy realista y tener los ojos bien abiertos, conocer y comprender nuestras debilidades. Saber que los sacrificios que se hacen durante la etapa de noviazgo dan sus frutos en el matrimonio, ayudan a fortalecer la pareja  y propician el diálogo tan importante en la "amistad matrimonial". 

También me di cuenta que el que en ese momento era mi novio quien no estaba dispuesto a cambiar ciertas cosas que afectaban mucho su rol de varón. Si bien lo conversamos mucho, al no ver progresos me sentí defraudada y desilusionada. Más bien, vi cosas en él que antes no había visto y di gracias haberlas visto a tiempo, antes de iniciar un matrimonio destinado al fracaso.

Luego de la ruptura recé por él y eso me trajo mucha paz, ya que por momentos una está tentada a intentarlo todo de nuevo.

Por otra parte pude darme cuenta luego de mucho tiempo, y luego de haber llorado bastante, que no porque queramos mucho a una persona y demos todo de nosotras, significa que las cosas deban ir bien.

Me sentí muy identificada con lo que usted dice de las 'mujeres que desean demasiado ser amadas', que comenten el error de quedarse con el primero que les ofrece un poco de amor.

Cuando leí ese pasaje en el libro era como ver un retrato de mí misma; cómo la mujer por así decirlo elije una presa: el varón, por el único motivo de recibir amor; para disfrutar esa 'caza', es decir tener compañía, etc.

He vivido de pequeña situaciones que me han dañado en la afectividad y si bien siempre fui consciente de ello no me había dado cuenta hasta qué punto podían influir en mis relaciones.

Así que después de esta ruptura me propuse sanar esas heridas pasadas para no caer en los mismos errores. Heridas que debían ser sanadas desde todos los aspectos que involucran al hombre, con absoluto realismo y una gran confianza en la gracia de Dios.  

Sé que debo renunciar primero a querer tener un novio para así estar abierta a la gracia, al plan de Dios, a lo que Él quiera, y así podré comenzar un camino juntos de manera sana y teniendo a Dios como guía.

Padre, qué cierto es lo que dice acerca de la mujer y cómo estamos heridas por el pecado original en lo más espiritual. Le pido a Dios me dé paciencia para aspirar al verdadero amor, inspirar el verdadero amor y esperar el verdadero amor. 

Mechi

Grupo Editorial Lumen
Montevideo 604, Piso 2do
(C1019ABN) - Capital Federal
Buenos Aires - Argentina
Teléfono: +54 11 4373-1414
Fax:  +54 11 4375-0453