viernes, 1 de marzo de 2019

ME ENVIÓ A EVANGELIZAR
CON PODERES [6/10]
UN BALANCE

TOMO 1º
LA EXPERIENCIA DEL ENCUENTRO 
Texto de contratapa:
Este libro contiene testimonios e historias de solteras, casadas, viudas, que tratan a Jesucristo como esposo. 
Es perfectamente posible ser esposa de Cristo y deseosa de casarse o casada, d
ar el sí a la vez a Jesús y a un pretendiente humano. 
Son amores compatibles. 
Cuanto mejor esposa de Cristo, menos sufrientes con la soltería, más libre para ennoviarse y casarse, más fuertes para sobrellevar las cruces del matrimonio.
El desposorio con Cristo es la mejor preparación para un matrimonio feliz.
No estoy sugiriendo que renuncies a la idea del matrimonio. No.
¡Tú también estás llamada por el Señor a seguirlo como esposa! Apréndelo aquí.


TOMO 2 - LO QUE LA ESPOSA DEBE SABER
Texto de contratapa:
El autor te confiesa que su gozo ha consistido, consiste y consistirá en ser testigo de tantísimos despertares de princesas dormidas, con el beso de Jesús, con Quien ellas se encontraron al sumergirse en las páginas del tomo primero de Me quiero casar, y que, por eso, se llamó: La experiencia del encuentro.
Al entregar a cada una como esposa al Novio – como lo hace el padre de la novia llegados al pie del altar – resuenan cada vez de nuevo en su corazón sentimientos difícilmente atrapables en palabras, vertidas en el poema que cierra este segundo tomo.
Estas páginas te acompañarán, ya seas soltera, casada, viuda o consagrada, en ese camino iniciado de la esponsalidad con Jesucristo.

¡Que después de haber sido atraída y cautivada sepas, como dice el Cantar de los Cantares, correr detrás de sus perfumes!

Cinthia Mi querido Padre, no puedo dejar de leer su libro Me quiero casar. Es tan hermoso!!!! No veo la hora que salga a la luz para recomendarlo. Tanto bien hará a tantas mujeres y jóvenes !!!!!
Dora Estoy muy contenta con su nueva publicación que es un tesoro y ayudará a todas las mujeres, casadas o no Selva Quiero compartirle que el libro que está escribiendo "Me quiero casar" es parte de mi proceso de sanación.
  Beatriz no quiero parar de leer lo que me ha enviado, esto que he leído ha llenado tantos vacíos que habían en mi corazón y estoy inundada en una felicidad grandísima, creo que me faltaba tomarme muy en serio el ser la esposa, a pesar de que ya le dije sí en mi corazón, Me encanta poder pasarle el libro a muchas amigas que rezan y sufren por esperar el hombre de su vida!!!! Se van a quedar atónitas cuando vean que el hombre más maravilloso está a su lado, el hombre que las espera para desposarlas y no lo ven, no se dan cuenta!!!! El HOMBRE- DIOS.
  Nora: Querido amigo de mi Esposo, Con mucho cariño he recibido el libro, me emociona tanto que, aunque aún no termino de leerlo, ya lo he compartido. Le he dado una mirada rápida a todo y me encanta, especialmente me gusta mucho cómo ha ido intercalando entre los testimonios, la descripción de "Cómo es Jesús" junto con las oraciones. Le agradezco que también nos ponga en guardia sobre cómo nos ataca el demonio y la ayuda que nos da con los escritos de San Juan de la Cruz sobre la lujuria espiritual. Vuelvo a leer la primera parte y veo cómo es cierto aquello de que en fe le damos nuestro "sí" a nuestro Divino Esposo (aunque sea un sí muy frágil) y Él se encarga de enamorarnos.
  Cecilia ayer pude avanzar las primeras 70 páginas del tomo I. Una vez más me asombra el poder maravilloso de la Palabra, que se cumple en mí. ¡Alabado sea el Señor!, en su Misterio de Amor que siempre nos atrae más hacia El. Tantas veces he rezado el Salmo 44-45!! pero ayer oí y vi con novedad y respondí, "rendida" de amor, con novedad también. Las otras dos viudas consagradas con las que comparto mi camino de viudez, también lo están leyendo...
Octavio Un varón de edad madura, casado con hijos e hijas He terminado de leer también el segundo tomo de su libro Me quiero casar y en verdad es un documento que tiene que llegar a toda mujer bautizada antes que las bodas las celebre con el logos falso, misterio grande es este el de la dignidad de la mujer y de la mujer misma. Octavio Mx
  María Teresa Estimado Padre Bojorge: Aún no terminamos con mi hermana el primer tomo de su nuevo libro, Nos cuesta suspender la lectura. Pero antes de continuar, le decimos: ¡Qué bien le hace a nuestra alma! Es un regalo. Rezamos. ¡Nos ilumina en nuestra identidad bautismal. Doy gracias a Dios, porque a través de sus libros, como hijo amado, nos enseña a vivir de cara al Padre, como hijos en el Hijo. Como amigo del Esposo, nos enseña a vivir agradecidas como esposas, de la mano de María. Mil gracias! MTeresa
  María Inés Damos gracias a Dios por este libro, que anima a vivir la esponsalidad a través de situaciones de vida, interpretadas a la luz de la fe.
   Cecilia S. Le agradezco me haya enviado el libro. Realizó en mí algo largamente esperado. En las primeras hojas del libro, el que me había dispuesto a leer sin más, me llega la invitación del Señor, para mi sorpresa. Una invitación largamente imaginada, deseada, y esperada, que llega casi sutilmente a golpear la puerta de mi corazón. Con la inmediata convicción, porque acababa de leerlo, que esa invitación era para toda bautizada, y que no requería otro requisito que creerla. La noticia también que la respuesta era en la fe, barrió todos los obstáculos que se agolpaban por entrar también. Simplemente creer que esa Palabra de Dios hoy me era dicha a mí. Y que yo podía creer y responder. Y se cumpliría en mí. Y mientras la pregunta se terminaba de formular yo ya la había respondido, como en un movimiento que sin detenerse viene de Él a mí y de mí a Él, con una respuesta también largamente ensayada, deseada, esperada: “Sí quiero, Esposo mío”.
Mónica Su libro es una joya porque no hay nada sobre el tema enfocado al modo suyo. Le aseguro que había hablado con religiosas pero no supieron orientarme a un libro que me pudiera servir en estos temas. Una me mandó a los textos de los papas para las jornadas de la vida consagrada y otras a otros textos. Pero no entendieron lo que les pedía. Es esto que estamos conversando. Providencial. Muchas gracias por considerar favorablemente los correos que me envía. ¡Me emociona ver crecer una obra escrita y es tan hermoso ir apreciando como se va armando! Realmente es una obra de arte... con algo de divino en el modo como se van inspirando y cómo usted lo va trabajando. Una preciosidad. Mónica
  Faustina Sigo leyendo el Tomo I del libro que me envió. Primero le digo que doy gracias a Dios porque me lo ha hecho llegar. Estos testimonios están moviendo mi corazón muy fuertemente. Me conmueven. Me viene a la cabeza cómo las personas, especialmente las mujeres, nos sensibilizamos tan fácilmente con historias ficticias de romances de película que nada tienen que ver con el verdadero amor, pero igual nos dejan como atontadas y deseosas de encontrar un amor así. ¡Si supiéramos que la verdadera historia de Amor no está en lo que nos muestran las películas, sino en lo que nos relatan los Evangelios! ¡Y que esa historia de Amor está esperando nuestro SI para hacerse realidad en nuestras vidas! No perderíamos el tiempo en soñar con amores del mundo sino que le entregaríamos nuestro corazón inmediatamente a aquel que es la fuente del Amor.
  María Virginia Padre: Hoy, leyendo el primer tomo de su libro Me quiero Casar y llevando tan solo leídas 60 páginas, me ha causado mucha alegría poder comprender que Cristo me ama como a una esposa y que puedo yo también amarlo a Él de esa misma forma. Saberme esposa de Cristo hace que ame a mí esposo terrenal y a mis hijos de una forma más concreta y coherente con mi condición de Cristiana.
  Mónica 2ª  Esta doctrina suya, al vivirla, trae paz y plenitud en el fondo del alma.
  María Inés 2ª ¡Qué hermoso libro! A medida que uno lee, va comprendiendo más la misión que Dios nos da, el sentido de nuestro ser. ¡Qué claridad , sabiduría, ternura y qué amor de Padre, en la presentación y los contenidos . Es un regalo de Dios.
  Verónica no soy para nada afecta a la lectura, pero éstos libros llenan plenamente mí corazón y me van conduciendo por el camino que siempre quise recorrer pero no encontraba cómo. Ahora puedo ver cada vez con más claridad hacia donde ésta Vida Nueva Esponsal me conduce. La venda de mis ojos, mí ceguera está sanando de a poco y aquello que creía me llevaba a la santidad, cómo actividades pastorales en forma desmedida, eran solo distracciones del maligno, para apartarme de mi verdadera misión de esposa y madre acá en la tierra. Mi vida cotidiana ha dejado de resultarme tediosa sino enriquecedora y la ha enriquecido el saberme Esposa del Cordero, el mantener presente que todas mis actividades no le son indiferentes y que las hago por Él y a la vez por los míos acá en la tierra también como dice Fabiana Corraro en éste libro, “llega un momento que la oración se transforma en nuestro alimento”. No dejo de repetir nunca y a lo largo del día: Jesús en Vos Confío y de rezar la Copla de la Esposa_Iglesia.
  Dolores ¿Quién sabe si este libro no despierta las doncellas dormidas del alma, para ver y reconocer al esposo? Dolores
  Mercedes 3ª Le comento padre que la copla me ha resultado maravillosa, como una varita mágica, según decía una lectora. La rezo todo el tiempo y a veces más de tres veces, cuando percibo que el enemigo ataca ferozmente
  Lucía 1º Estimado Padre, Siempre vi a Jesús como el ladrón que me quería robar mi vida, no como alguien que me amara. Desde los 15 años, dejé de hablar con Él (salvo cuando precisaba algún favor) por miedo a que me pidiera que me hiciera numeraria. Así viví lo que me enseñaron en el colegio. Leyendo ahora su libro veo que no es así. Y muchas mujeres tenemos las ideas alteradas. Sobre todo las que vivimos la transformación de una Iglesia rígida a una Iglesia más misericordiosa y que da amor. Lucía
  Ester 2º ¡Lo felicito por el libro! ¡Está espectacular y muy aclaratorio! ¡Porque todas tenemos la misma duda y todas pensábamos que Ser esposa era consagrarse a Dios! ¡Y cuántas le erramos en la vida por pensar eso!!!! Se lo voy a mandar a mis amigas, casadas, solteras, y separadas. porque esa visión de esposo nadie nos la dio. ¡Y está muy muy buena! Lucía
  Azucena Querido Padre: Jesucristo esposo me sigue transformando; increíblemente. Hasta he recuperado agilidad física, fuerza y prontitud en la decisiones. Estaba maniatada, mejor dicho, el enemigo me fue maniatando. Pero mi esposo me liberó,. Gracias por ese libro que me puso en las manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

,