miércoles, 29 de abril de 2020

LA LUJURIA ES DEMONÍACA (22)LAS EXPERIENCIAS DE EUTIMIA [7 de 12]

Aviso: Las siguiente cinco entradas de esta serie continuarán publicándose a partir
del martes 14 de julio
Hola Padre, Gloria a Dios que inspira y va profundizando a través de su espíritu Santo el discernimiento de cosas que le pasan a muchas mujeres, 
Gloria a Dios por su vida también. 
      Estuve pensando en mandarle algunas otras cosas que quizás sean útiles, para seguir profundizando en el discernimiento espiritual  en relación a los ataques del maligno. 

      Por supuesto que cuando estoy por escribir este tipo de información o sobre cosas de Dios y del "Otro", como ahora, se genera una tensión a mi alrededor, El perro de casa no para de rascar la puerta y ladrar; toda mi 'amada familia' comienza a demandarme atención, reclamando, o necesitando algo y se impacientan 
y me insisten en que los atienda.
 Estoy convencida por experiencia propia que todo es gracia de Dios, hasta la posibilitad de mover nuestra voluntad. Quiero decir que hasta la ascética es voluntad de Dios en mi vida. 
Esto se fue haciendo carne de a poco, pues una persona soberbia como yo podía decirlo a través de la razón, pero pues, hay pensamientos muy enraizados que no son conscientes en nosotros hasta que Dios los muestra y trabaja en el alma mitigándolos. 

Por supuesto que la pedagogía del Señor conmigo fue, generalmente, el dolor. “El oro se pule en el crisol”. El sufrimiento de padecer estos acosos y malos tratos del Malo. Ese bullying del demonio que con pocos sacerdotes se pueden comentar sin que la tengan por anormal. Y aún con los que entienden da vergüenza contarles.
Hace un tiempo escuché en televisión a un Sacerdote, el “Padre Pedro”, a quien le dicen: “La Madre Calcuta varón de los pobres” porque sacó a muchos de la pobreza en la India. Su relato generó en mí una experiencia de Dios transformante. Dijo: "Acá todo lo hacemos a base de dolor y sacrificio, sufriendo mucho".

Esto caló hondo en mí, me generó una alegría que me cambió la manera de ver el dolor, fue algo muy profundo no sólo a nivel de la razón. 
Pero tengo que decir que  de hecho Dios ha sido muy bueno conmigo, si he sufrido fue por procesos de duelos normales (fallecieron cinco familiares en siete años) o por lo que Él permitía en mi vida, también por desagradecida. 

Estuve leyendo de pasada su blog ya que mientras le escribo hago la tarea con mi hija. Me sentí identificada con esta señora Jazmiín cuando dice que cuando uno tiene familia se complica orar ante los ataques del maligno.
[Eutimia se refiere a una entrada en este enlace: 
https://elblogdelbuenamor.blogspot.com/2014/01/atencion-lo-interior-jazmin-recibio.html ]

Por supuesto que cuando estoy por escribir este tipo de información o sobre cosas de Dios, como ahora se genera una tensión a mi alrededor, ‘mi perro en mi casa’ no para de rascar la puerta y ladrar, toda mi amada familia comienza demandarme atención, reclamando, o necesitando algo y se impacientan y me insisten en que los atienda. 
Digo por supuesto porque el Otro se vale de cualquier cosa para sacarnos de la misión. ¿Casualidad que justo ahora?, ¡no! yo no creo sea causalidad.  
Así generalmente surgen inconvenientes trabas espirituales en las tareas encomendadas por Dios y sobre esto voy a volver más adelante mencionando otras experiencias pero esta vez sobre mis hijos. Recuerdo que casi al comienzo de estos relatos, se me  quemó  el PC.

Lo que aprendí a hacer cuando pasa esto de las interrupciones fue además de  tratar de poner límites a los demás y a uno mismo para no alterarme, es a tomarlo con paz ya que mi primer deber es mi familia. 
Le entrego a Dios para que sea su voluntad y Él me dé el tiempo para escribir, servir o lo que sea que el quiera. 
Quiero decirle que en este tiempo el Señor me llama a escribir aquél retiro del cual lo consulté hace tiempo, y acerca de otras cosas que me hace ver con su luz interior.
 Eutimia

lunes, 27 de abril de 2020

LA MUERTE HA SIDO VENCIDA
Prof. Dra. Angela Pelliciari

LA MUERTE VENCIDA


Una sociedad que está construida sobre la muerte de los demás: 
- embriones , fetos, enfermos, ancianos - siente terror por la muerte. 
Al punto de aceptar el aislamiento, el silencio, la soledad total de un entero pueblo por semanas. 
Cosa inaudita. Al punto de aceptar la voluntaria, generalizada, interrupción del trabajo. 
Esto es: de la ganancia, de la manutención de la familia, de la industria, de los productos que nos hacen competitivos con otras naciones. 

¿De ahora en adelante, habrá algo que podremos evitar se nos imponga en nombre de la conservación, por ahora, de nuestra vida? 
Las asociaciones culturales promovidas por conocidos benefactores de la humanidad cual Soros y Rockefeller, retienen el episodio del coronavirus adecuado para poner la palabra "fin de la familia natural".

¿Demencia? ¿Cuántos son hoy en Italia aquellos que, construida su casa sobre roca, están en grado de resistir psicológicamente sanos a la supresión de sus elementales libertades? El domicilio, prisión impuesta a decenas de millones de personas sin un solo golpe, aumenta desmedidamente el consumo de alcohol, droga, pornografía y, por lo tanto, violencia. Las esperanzas de Soros y compañía marcan más de un punto a favor. Privados de todo, podemos hacer la fila para ir al supermercado, el puesto de diarios, la tabaquería, la farmacia. 

No podemos hacer la fila para entrar en la iglesia, porque las iglesias, después de estar cerradas en Roma por un día, quedaron algunas abiertas pero vacías, infrecuentables. ¿Por qué? Evidentemente por peligrosas. Cristo se encarnó "para someter a la impotencia, mediante la muerte, a aquél que tiene el poder de la muerte, o sea el diablo, a liberar así a aquellos que por temor de la muerte estaban sujetos a esclavitud para toda la vida", proclama la Carta a los Hebreos. 

La victoria sobre la muerte celebrada en la Noche de las noches que es la vigilia Pascual, actualiza para quien sea lo quiera el fin del terror de la muerte. El fin del terror que nos vuelve esclavos de quienes piensan por nuestro bien en la supresión de todas nuestras libertades. 
Los cristianos son los seguidores de Cristo. Llevan como trofeo la palma de la victoria. De la única victoria que cuenta, aquella sobre la muerte. 
Desde hace dos mil años los mártires demuestran que el terror a la muerte está vencido. 
El único pueblo que no se deja reducir a la sumisión por terror, y el único terror que cuenta de verdad es aquél a la muerte, es el pueblo de los cristianos. 
¿Alguno sabe esto?

"La Nueva Brújula Cotidiana"
ANGELA PELLICCIARI
Docente de historia del Renacimiento y de la Iglesia
2020/04/12

viernes, 24 de abril de 2020

AMAR NUESTROS LIMITES [4 de 11]
DIOSES CON CONTORNOS


¿DIOSES LIMITADOS?


Como consecuencia del rechazo del límite interior, del límite espiritual que la voluntad de Dios ponía a la libertad del hombre; como consecuencia de dejar de amar y comenzar a aborrecer la limitación constituyente de su querer creado, el corazón de la primera pareja, levantado en soberbia, herido de invidencia, comenzó a rechazar todo límite. 

A la vez descubrió y repudió todos los demás límites de su ser creado, contingente, material, compuesto, frontera de alma y cuerpo, de espíritu y materia.  
Vio y repudió sus límites corporales, el contorno que recubre su piel, sus límites físicos.  

La promesa de ser como dioses, les abrió los ojos a la realidad frustrante de no ser dioses, su pequeñez física.  
Los candidatos a la infinitud se terminan en su piel.
Los aspirantes a dioses se avergüenzan de ella.

Se avergonzaron de verse desnudos no porque descubrieran la virtud del pudor, sino porque nunca antes habían rechazado avergonzados sus límites físicos.  

Desde ahora, verse el uno al otro les recordaba que no eran dioses, sino todo lo contrario de seres ilimitados.  

Sus ojos soberbios se herían en la visión de un ser finito, prisionero de un contorno de piel.  

Dejaron de amarse a sí mismos tal como habían sido y eran, obras de las manos divinas, amasadas del barro, pero con un soplo de Dios en las narices.  
Olvidados del soplo, se avergonzaron de lo común con los animales: un cuerpo hasta ahí no más, y sin pelos siquiera para esfumar la rotundez del límite corpóreo.  
Parecidos en eso a cualquier objeto.

Avergonzados de ser "como cualquier cosa" se fueron a ocultar, confundiéndose (la confusión es otro nombre de la vergüenza) entre los vegetales.  
He ahí otra consecuencia de la soberbia y la invidencia: no querer ser visto tal como uno es y no acepta ser: dioses lampiños.


martes, 21 de abril de 2020

LA LUJURIA ES DEMONÍACA (21)LAS EXPERIENCIAS DE EUTIMIA [6 de 12]

Yo nunca fui una persona de imaginarme cosas impuras con los varones, o sea antes de conocer a Dios nunca los miré con ojos de tener relaciones. 
Solo los veía y decía que hermoso chico pero nunca me permití imaginar nada malo al ver un chico lindo. 

VEJACIÓN POR LA IMAGINACIÓN Y CIRCUMDATIO O ACORRALAMIENTO
Pero esto era distinto, no era imaginación mía. Era como una visión interior que se imponía. Casi podía verlo encima de mí. Yo trataba de no mirar, de no atender a esa visión interior, y pensar en otra cosa. El agua que corre, paisajes etc. 

LIGADURA DE SENTIDOS Y POTENCIAS DEL ALMA
Pero es como que parece que se da cuenta que querés eludirlo y huir y te ataja y como que te zamarrea para que te desconcentres o no ores. Recuerdo que me decía "NO ORES".
 Lo extraño es que a veces, efectivamente, no podía orar, como si se tapara algo dentro, no podía pensar. Entonces le decía a Dios que cada latido de mi corazón sea un oración, así no dejaba de orar aunque no pudiera. 

LOCUCIONES INTERIORES
Y por supuesto el demonio me decía toda clase de cosas sensuales.
También me ofreció darme dinero, darme al chico que me gustaba lo que yo quisiera. Y sobre todo, me decía y dice "SI TE ALEJAS DE DIOS, TE DEJO EN PAZ".

VEJACIONES SEXUALES Después de las sensaciones y luego de esas percepciones casi con los ojos, ocurría que tomaba mis manos y con ellas, me frotaba el clítoris. 
Padre pensé, que era yo que estaba loca y me lo hacía yo misma, masturbándome. Pero ni yo misma, aún intentando hacerlo de esa manera, ni ninguna persona hubiera hecho eso tan rápido y tanto tiempo. 
Aparte yo intentaba con todas mis fuerzas recuperar mis manos, y apartarlas,sacar mis manos pero él las volvía a aplicar y gobernar. 
Y cuanto más me resistía más y con más violencia me castigaba en mis partes íntimas y me acusaba de que era yo la que estaba cooperando en esa situación perturbante. Entonces, viendo que no podía, atiné a orar y pedirle a Dios que tomara mi alma y así aprendí a no intentar zafar por mí misma porque no podía. Aprendí a salir por la puerta de la oración. Y así entendí que lo otro no era un desdoblamiento de mí misma, sino efectivamente, ataque del malo.

Otras veces me daba a sentir como si pusiera un dedo en mi vagina. Cosa que me dolía, supongo que porque nunca había experimentado una penetración. Pero no era tan violento en estos casos, porque no me hacía doler menos. Igual era horrible tenía miedo de que me lastimara internamente. Después de un tiempo dejó de hacerlo. 
Yo veo que Dios le permite solo un poco hssta que me atosigue, y le pida que lo aparte Él de mi. Cuando el alma lo llama, Él interviene.

TODO SUCEDE PARA NUESTRO BIEN Y ENSEÑARNOS Bueno Padre eso es todo. Es bueno que se sepa que puede tomar cualquier parte del cuerpo, las cuerdas vocales manos, pies. Pero Dios te previene, no te toma de sorpresa. Uno percibe la presencia y después vienen los ataques. 
Supongo que para que no te asustes mucho.

Gloria a Dios que muchas almas se sientan acompañadas por Dios, que no están solas, que no tengan miedo, que Jesús estará con nosotros hasta el fin del mundo. Que se puede hacer mucho entregando esto por las almas que no conocen a Dios.

Bendiciones!! Gloria a Dios porque es eterno su amor.

viernes, 17 de abril de 2020

AMAR NUESTROS LIMITES [3 de 11]
LA DEMONÍACA NEGACIÓN DEL LÍMITE

La negación del límite: Soberbia y Envidia

Eva no aceptó la limitación que Tú ponías a su libertad prohibiéndoles tomar por sí mismos un fruto ue se guardaba para ser dado. La libertad del que ama, es el límite que no debe ser transgredido. Querer apoderarse del Don, es violencia que lo destruye, porque lo convierte de Don en Despojo, Botín y apropiación indebida.

El tentador la indujo a razonar contra el límite que el amor divino ponía a su a su apetito.  
Ella vio que el fruto era agradable a los ojos y bueno para comer y comió y dio a su esposo para que comiera.  

Desdichada Eva ¿limitas tu voluntad a tu apetito?  ¿Excluyes de tu juicio acerca de lo bueno la voluntad amorosa de Dios que quiere dárse-te? 
¿No quieres límite a tu querer y piensas dilatarlo para que sea como el de Dios?

A eso la inducía la anti-promesa satánica: "Seréis como dioses".  
A la que ya era imagen y semejanza se le prometía la igualdad, peor aún, se la inducía a negar la alteridad que todo amor supone.

A la que, en su limitación, espejaba la perfección sin límites de Dios, se le mentía una posibilidad de ilimitación.  

Y así incurre lamujer engañana, en la soberbia y envidia (acedia) demoníacas.  
Soberbia es no querer tener límite al querer propio.  
Envidia es invidencia: perder de vista el bien de los propios límites y considerarlo un mal; 
ver como bueno el fruto malo y como malo al Dios bueno.  Acedia.

miércoles, 15 de abril de 2020

LA MUJER UNA AYUDA ADECUADA...
¿PARA QUÉ?

Conferencia brindada por el P. Horacio Bojorge en AVE 
Mendoza, Argentina 
Lunes 20 mayo 2019 
Publicado por: El Cruzado - 28 mayo 2019
Visto el 25 agosto 2019: 263 visualizaciones y 22 me gusta

martes, 14 de abril de 2020

LA LUJURIA ES DEMONÍACA (20)
LAS EXPERIENCIAS DE EUTIMIA [5 de 12]
Vejaciones físicas

Hola Padre, espero que le esté sirviendo lo que le cuento. Y que le sirva a las almas que tratan con Usted.
Usted organice y vea cómo redactar mejor, ya que es bastante información y voy escribiendo a medida que me acuerdo.
Creo que es importante agregar que el Rosario ayuda mucho. 
Ya que a veces después de las vejaciones sexuales uno se queda sin energía, así como dolorida. Yo no sé si el hecho de que una fuerza maligna te toque hará algo al alma, en ese sentido. Pero aparte de que te deja dolor físico a veces también un decaimiento espiritual. Más, porque una no acepta lo que le está pasando, es como padecer una violación y eso, psicológicamente es una tortura que te deja agotada por el disgusto.
Así que después de los ataques es muy bueno rezar el rosario, además de rociar el cuarto con agua bendita. También en cada esquina tiro un poquito de sal bendecida y le pido a Dios que envíe un Ángel del cielo a proteger el lugar. Yo sé que a mí me ha protegido porque no me ha dejado asentir. Todo el tiempo le pido a San Miguel que me proteja y a Jesús que intervenga (que me cubra con su sangre, me esconda en sus llagas).
No quedarte enganchada con lo sucedido es muy importante, o sea no darle importancia a lo que pasó y seguir con las actividades diarias es lo mejor. Por supuesto que uno no quiere que eso pase, y al principio hay llanto, pataleo etc. pero Dios fue mostrándome el sentido por lo que lo manda, y más que eso, el valor de la cruz. Y supongo que es por un tiempo solamente, una no sabe ni tiene por qué saber.
Sea como fuere, siempre hay que orar durante el acoso y después, en lo posible. Y tener presente que dentro nuestro está Jesús con su poder que puede echar al demonio cuando quiera. Recordemos que somos seres divinos superiores a los Ángeles porque Cristo está en nosotros y porque el Padre nos hizo sus hijos, a diferencia de los ángeles.
También es importante, pedir la INMUNIDAD. Que nada ni nadie pueda afectarnos para mal. Y no quedarse solo, orar en comunidad y buscar a alguien que entienda del tema. Pero no contarle a cualquiera, porque se pueden escandalizar y asustar, o picarles la curiosidad.

Los ataques físicos – vejaciones físicas
Le voy a describir más específicamente el carácter de los ataques físicos que he tenido. Primero quiero aclararle que Dios mantiene bastante mi paz, por más que me ataque el mal espíritu, solo pocas veces me exasperé. 
Pero fueron generalmente cuando estaba estresada por el estudio, con situaciones difíciles personales familiares. 
Creo que el llenarse de actividades es un punto clave para estresarse y en esos momentos ataca peor, porque uno está cansado, poco alerta. 
Cuando llegaba la época de los exámenes los ataques se me hacían recurrentes. 
Pero era indicio de que tenía que rendir. 
Cuando va a pasar algo importante y bueno, generalmente también, antes, me ataca.

Al principio de mi camino espiritual de conversión, en ocasiones, ante los ataques, cuando me ponía a orar sentía sensaciones genitales, como excitación pero me daba cuenta que no eran propias de mi cuerpo sino que producidas desde afuera. Si bien no sentía que nadie me tocara notaba que era algo que me provocaba este espíritu.

 [Nota: Característica de la circumdatio o vejación exterior. Parece que Eutimia entiende la expresión “desde afuera” como “desde afuera de mi voluntad”. Es decir, no solamente involuntarias, sino contra la voluntad y querer de la persona. Imponiéndosele con violencia para usar sus miembros contra la  propia voluntad de la víctima. Una verdadera experiencia de vejación o violación] 

Después los ataques fueron más específicos, sentía la penetración de un pene, no había nadie. Pero le juro que podía percibirlo. Y me dolía.
Otras veces como una visión "intelectiva" de varones hermosos que me tocaban, era super real... podía sentir que me tocaban. Generalmente asociado a la imagen de personas como ser mi ex novio, o de otros varones con los que me venía tentando.


sábado, 11 de abril de 2020

LA SOLEDAD DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
MADRE DE DIOS Y NUESTRA

NUESTRA SEÑORA DE LA PACIENCIA
Meditación
Miremos a la Madre Dolorosa.
A la del Corazón Inmaculado,
del Corazón sin mancha de pecado.
Hija de Dios. Madre de Dios. Su Esposa.

La que ama a Dios, tres veces amorosa,
con toda el alma y sobre toda cosa,
como nunca y por nadie ha sido amado.

Hasta la Cruz lo amó. Desde la cuna.
Y Dios también la amó. Como a ninguna.

Porque si hay creatura
que, después de creada, al contemplarla,
Dios la vio buena y digna de alabarla;
que halló gracia a Sus ojos - "Santa y pura"
como dijo Gabriel al saludarla - :
ésa, es esta MUJER.

¿Cómo es, entonces, que el dolor la acosa
y no la viene Dios a defender?
¿Cómo es que viendo cómo se la veja;
cómo es que viendo cómo se la insulta,
parece que el Poder de Dios la deja,
parece que el Poder de Dios se oculta,
la abandona y la deja padecer?

¿Por qué no quiso Dios, puesto que pudo,
ahorrarle este dolor que la anonada?

¿Por qué no quiso interponer su escudo
ni apartar de su pecho la estocada?

¿Qué designio de Dios cumple esta espada,
cuando traspasa con su filo agudo
al alma más amante y más amada?  

¡Era preciso que ella padeciera!
¡Era preciso que ella reflejara
el oculto dolor que a Dios depara
que el hombre lo rechace y no lo quiera!

¡Era preciso que ella compartiera
por ser hija, el dolor de Dios, su Padre;
la Pasión de Dios Hijo, como Madre;
y sufriera, paciente y dolorosa,
las penas de su Esposo, como Esposa!

P. Horacio Bojorge
---oOo---

Nota: Histórica Imagen de la Dolorosa que perteneció al Siervo de Dios Mons. Jacinto Vera primer obispo del Uruguay. Éste la obsequió a Mons. Ricardo Isasa. Se conserva en la parroquia San Ignacio de Loyola, en Montevideo. El entonces párroco Pablo Touyá, que la restauró y volvió a la devoción de los fieles, le adjudicó la advocación Nuestra Señora de la Paciencia que me fue sugerido por su  semejanza con las del Señor de la Paciencia.

viernes, 10 de abril de 2020

EL MISTERIO DEL MESIAS
SIERVO DE DIOS SUFRIENTE
ISAÍAS 53

Porque está tu esplendor
coronado de espinas,
es la rosa la flor
que más se te avecina.

Porque entrega la vid
su sangre en el lagar,
Tú pudiste decir:
¡Yo soy vid de verdad!

Y porque la mujer
que sufre dando a luz,
por el que ve nacer
se olvida de su cruz,

nos pudiste explicar
por qué debías sufrir,
pues no es posible amar,
como Tú, sin morir.

Y rosa, vid, mujer,
reflejan esta ley
de amor y padecer
que les puso su Rey

para prefigurar
qué precio de dolor
tendría que pagar
el amor del Señor.

Todo el que aspira a amar
como Tú nos amaste,
ha de poder pasar
por lo que tú pasaste;
por eso es que - quizás -
das tu amor con medida,
pues si nos dieras más
nos quitaría la vida.
 
¿Quién osará pedir
la gracia de este don
si no puede sufrir
otra crucifixión?

Dale al espino rosas,
dale vino al lagar,
da hijos a la esposa,
da valor para amar

¡Tú! ¡Que a amar nos conduces
y a sufrir nos enseñas
fabricándonos cruces...
pero cruces pequeñas!

+++
Horacio Bojorge 

              

jueves, 9 de abril de 2020

ARDIENTEMENTE HE DESEADO
COMER ESTA PASCUA CON VOSOTROS
ANTES DE MI PASIÓN


EL BANQUETE DE BODAS DEL CORDERO
HIMNO DE CORPUS

¡Oh cuánto amor!
¡qué grande amor
prepara este banquete
de las fiestas de bodas del Cordero
donde el más pequeñito es el más grande,
donde el último siempre es el primero.

Hazme pequeño, y úngeme Señor
para el banquete de tu amor divino.
Derrama en mi cabeza tu perfume
y vísteme de lino.

Con el Aceite santo de tu amor
perfumas al mendigo
y lo consagras como a tu invitado.
Del siervo haces amigo.

¡Oh cuánto amor!
¡Cuánto amor me tenías
y yo no lo sabía!

En esta fiesta alegre de tu amor
colmada está mi copa.
En esta santa fiesta, en este día
mi alma... de amor desborda,
desborda de tu amor el alma mía.

Embriagada de gozo con tu vino
quiero ofrecerte un sorbo de este gozo
que me escancia tu mano, dulce Esposo,
¡Ven a beber de mí tu amor divino! 

¡Cuánto tiempo sentado junto al pozo
me pedías de beber y no te daba
porque no sabía amar,
y no te amaba!

Mi alma también tenía
eterna sed de ti y no lo sabía.

Hasta que tu fatiga
se encontró con la mía junto al pozo.
Tu sed con la sed mía.


¡Tú Dios-Amor,
Dios pordiosero
pordiosero de amor, amas primero!

Yo andaba pordiosero en mis caminos...
Tú me entraste en la sala del banquete.
Tú lavaste mis pies de peregrino
(¡Dios postrado a sus pies ¿quién lo merece?!)
y te me diste en pan y en dulce vino.

Y aunque tu amor fue tanto,
más es lo que promete
más es lo que prepara...
y es más lo que adivino.

¡Oh cuánto amor!

P. Horacio Bojorge

miércoles, 8 de abril de 2020

MIÉRCOLES SANTO
¿CON UN BESO ENTREGAS AL HIJO DEL HOMBRE?

SONETO 
A LAS PALABRAS QUE DIJO CRISTO A JUDAS 
CUANDO LO ENTREGÓ
FRANCISCO DE QUEVEDO Y VILLEGAS

¿A QUÉ VINISTE AMIGO?

DÍCELE A JUDAS EL PASTOR CORDERO
CUANDO  LE VENDE:  ¿A QUÉ VINISTE, AMIGO?
¿DEL REGALO DE HIJO A MI CASTIGO?
¿DE OVEJA HUMILDE Y SIMPLE A LOBO FIERO?

¿DE APÓSTOL DE MI LEY A CARNICERO?
¿DE RICO DE MIS BIENES A MENDIGO?
¿DEL CAYADO A LA HORCA SIN MI ABRIGO?
¿DE DISCÍPULO, A INGRATO DESPENSERO?         

 VÉNDEME , Y NO TE VENDAS , Y MI MUERTE     
SEA RESCATE TAMBIÉN A TUS TRAICIONES:
NO SIENTO MI PRISIÓN, SINO PERDERTE.

EL CORDEL QUE A TU CUELLO LE DISPONES,
JUDAS, PONLE A MIS PIES CON LAZO FUERTE:
PERDÓNATE , Y A MÍ NO ME PERDONES.

martes, 7 de abril de 2020

LA LUJURIA ES DEMONÍACA (19)
LAS EXPERIENCIAS DE EUTIMIA [4 de 12]

Vejaciones auditivas
Primero Padre le cuento, que cuando me empezaron a pasar estas cosas, si bien en el momento yo tenía la seguridad de que era el demonio, todo era nuevo, creía que me estaba volviendo loca. 
Para gloria de Dios, hizo que me encontrara con gente que conocía del tema, las que me ayudaron mucho.
Bueno, después que volví de mi primer retiro carismático, al otro día creo, escuché como gritos. Eran gritos desgarradores. Pensé ese es el infierno. O sea no estoy segura de si Dios hizo que escuchara el infierno o si fue una vejación. La cosa es que los escuché y me asustaron mucho, me puse inquieta. No estaba orando, estaba caminando hacia la vereda. Eran gritos los podía escuchar y estaba como mareada. Creería que sí, que fue una vejación.
También durante ese primer retiro mientras estaba en misa escuchaba que un niño gritaba detrás de mí, como pidiendo auxilio. Y en una de las misas durante el retiro, a mi lado, oía una voz que me decía YO SOY TU DIOS NO LO MIRES A ÉL. Yo estaba viendo al Señor en la eucaristía. Pero no eran locuciones internas, eran palabras como cuando alguien te habla, las escuchaba muy bien.

Vejaciones intelectivas: A veces me ha pasado que las tentaciones irrumpían tanto en mi cabeza que eran ya perturbadoras. Es como que dejan de ser tentaciones se convierten en algo que te atosiga, como con golpes aturdidores [Nota: Obsesividad que produce confusión) 

Vejaciones visuales: El ejemplo de la paloma negra que ya le conté.

Accesos: Esta palabra, por gracia de Dios, me la trasmitieron. Es cuando el demonio toma una parte de tu cuerpo. Sin tomar tu alma. Bueno me ha pasado que toma mis manos, piernas y por más que haga fuerza para irme, él las maneja.
También me venía el pensamiento de que estaba poseída, pero entonces fui a consultar a un sacerdote que hace exorcismos a preguntarle y me dijo que no tenía nada. Aparte comulgo y oro mucho.

         Algo que me llama la atención en todo esto es que, siendo así que yo nunca tuve relaciones sexuales con hombres, (si bien por ahí me ha pasado con dos chicos que me tocaron) nunca había tenido experiencias de penetración. Y el demonio me veja en esa área. Porque no se trata de que yo esté reviviendo experiencias tenidas antes. Yo creo que quiere pervertirme, aficionándome a esas sensaciones. Por eso oro para que Dios no lo permita. Pero la pureza sale del corazón, como dice la palabra. Porque yo en vez de complacerme con eso lo rechazo como una violación. Por ello que Dios no permita que mi corazón se manche. ¡Gloria a Dios!, después explicaré más sobre estas vejaciones sexuales”

Una vez, por gracia de Dios, llegó a mis manos un libro (no recuerdo título ni autor),  donde decía los motivos de por qué el demonio ataca distintas áreas del alma o del cuerpo de una persona. Es gracioso porque sin querer meterme a investigar sobre estos hechos, el Señor me ponía libros o gente que me iban enseñando sobre la naturaleza demoníaca de estos hechos. Porque no siempre una se da cuenta, cuando le sucede algo así, de que es un ataque del demonio. Es como que te golpea una piedrita y no se sabe de dónde viene, si es que alguien te la tiró o te cayó de casualidad.
Bueno, según el autor de ese libro que le mencioné, los motivos por lo que suceden estas cosas eran si mal no recuerdo:
·       Ataca una herida de la infancia o trauma.
·       La zona de una debilidad o pecado.
·       Dios lo dispone para hacer vivir una experiencia mística y hacer crecer al alma. O para fortalecernos en el ejercicio de rechazar el mal aunque sea atrayente y seductor.
Eutimia.

viernes, 3 de abril de 2020

AMAR NUESTROS LIMITES [2 de 11]
OBEDIENCIA, LÍMITE DE MI VOLUNTAD


Obediencia: límite de la propia voluntad

Los mandamientos son un límite.  
Manifiestan la voluntad de Dios y marcan en ella el límite de la mía.  
Los mandamientos marcan un límite a nuestro obrar.  
Señalan un molde donde ha de volcarse nuestro querer, para adquirir la forma del amor divino. 

Así que precisamente por allí por donde se nos pone un límite, se nos ofrece - por el camino de la obediencia a Dios - la dilatación de nuestro corazón estrecho 

"Corrí por el camino de tus mandamientos, cuando dilataste mi corazón" (Sal 118,32).  

Los elogios de la Ley en el Antiguo Testamento, muestran a los mandamientos como límites amables, que no recortan la libertad, sino que nos hacen libres.

Si no sabe el hombre a dónde ir ¿de qué le sirve poder tomar cualquier camino? 

Pero si lo que quiere es ir a Dios, ¿para qué quiere otro?:
La senda de los mandamientos, le ensancha el corazón.  
Los mandamientos son límites amables.  
No nos empequeñecen, nos engrandecen.  
La voluntad que obedece por amor, se agiganta en el amor todo lo que se achica en la obediencia.  Se da a sí misma todo lo que se niega a sí misma.  
Poniendo un límite a mi voluntad, dilataste mi voluntad.  
Amo Tu voluntad ilimitada, y así, la mía, se dilata en la Tuya.  
Por eso, Tú, al crearla limitada y libre para autolimitarse por amor a Ti y ser dilatada en la abnegación, viste que "Era muy buena" (Génesis 1, 31).

jueves, 2 de abril de 2020

DEL DIOS PARIENTE AL DIOS PADRE
EN LA SANGRE DEL HIJO
Martes de la 5ª Semana de Cuaresma

EN LA ANTIGUA ALIANZA
DIOS SE HACE PARIENTE
EN LA NUEVA DIOS NOS HACE HIJOS EN SU HIJO 

LecturaS: Génesis 17,1-9
Salmo Responsorial: 104
Evangelio: Juan 8, 51-59
HOMILÍA

Queridos hermanos 
Estamos en la semana de pasión preparándonos para entrar y comprender mejor el misterio de la Semana Santa.
El viernes Santo  día en  el que el Señor sella su alianza con su sangre, nos da su vida.  Mana de su costado la sangre y el agua, el Bautismo y la Eucaristía.
Eso es lo que se celebra porque Él, eternamente, lo celebra.
Es el Dios que se hace hombre, se humaniza para divinizar la humanidad y poder celebrar las bodas eternas entre el Dios humanado y la humanidad divinizada.
Las lecturas de hoy, nos hablan de dos Alianzas de Dios con el ser humano. 
1) En el Antiguo Testamento  la alianza con Abraham.
2) En el Nuevo Testamento, Jesús se auto-presenta como el Señor de la Alianza, por su fidelidad. Él es fiel al Padre. 
"Esta es mi sangre, la sangre de la Alianza Nueva y Eterna, que será derramada por vosotros y por muchos para el perdón de los pecados"
Es el pasaje desde una Alianza es de pertenencia, a una unión de Amor.
En la alianza antigua, Dios le promete a Abraham que de él van a proceder todos los creyentes. Ab-raham  significa padre grande, padre alto, padre de la fe. 
Ab-raham es, entonces, una especie de imagen o pre-figuración de Dios-Padre. 
Así como del Padre eterno proceden las dos Personas divinas: 
1.- el Hijo por el conocimiento, y 
2.- el Espíritu Santo por el amor, 
así, de Abraham proceden todos los creyentes.
Dios le dice a Abraham:
 "Esta será mi alianza contigo: tú serás el padre de una muchedumbre  de naciones. Ya no te llamarás más Abram: en adelante tu nombre será Abraham. Para indicar que Yo te he constituido  padre de una multitud de naciones. Estableceré mi alianza contigo y con tu descendencia a través de generaciones. Serás fundador de un pueblo creyente. Será una alianza eterna. Yo seré tu Dios y el de tus descendientes. Te daré en posesión perpetua a ti y a tus descendientes toda  la tierra de Canáan. Esa tierra, donde ahora resides como extranjero y Yo seré su Dios".Génesis17, 4-8
¿Cuáles son los dones de ésta antigua alianza? Comunicación de conocimiento mutuo, comunicadión de bienes, y unión de voluntades
Los que tienen comunicación con Dios, hablan con Dios. Dios los escucha, tienen inspiraciones.
Es una alianza de parentesco. Dios va a ser desde entonces el Dios de ese pueblo. Dios entra en la familia humana de Abraham y de su descendencia. Como pariente principal, deberá ocuparse de todos los parientes que vengan, función de los Patriarcas.
 Es una alianza "para acá", "para este mundo". No dice nada todavía de algo más allá, de vida eterna. Nada de futuro o de vida eterna.
Jesús  es el mediador de una nueva alianza.
Nosotros celebramos esta tarde y todos los días la nueva alianza de su sangre. 
Nueva alianza. No de parentesco humano. No de carne y sangre. 
Jesucristo nos va a hacer entrar en parentesco divino y nos va a dar en herencia, vida eterna.
Por el bautismo, nos va a hacer hijos y nos va a introducir ya, desde ahora, en vida eterna, En participación en las relaciones que hay entre Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu santo. Por el bautismo somos sumergidos en el misterio de la Trinidad. 
Somos hechos parientes de Dios. 
Miembros pertenecientes a la familia de Dios nuestro Padre. 
Nos podemos sentar en la mesa de sus hijos.
Ésta es la diferencia entre las alianzas. 
En la antigua alianza Dios se hace pariente; 
en la nueva, Dios nos hace hijos en el Hijo. 
Nos introduce en su familia. 
Nos sienta a su mesa, en la Eucaristía.
Nos da comunión de vida con su Hijo, su carne y su sangre.
Su ADN divino.
Jesús dice:" les aseguro que quien es fiel a mi palabra no morirá jamás".
Es Dios Padre quien nos asegura que el que escucha a Jesús el que está hablando, lo está empezando a escuchar a Él por boca de su Hijo. 
¿Quién es la Palabra de Dios Padre? Es el Hijo, es Jesús.
Jesús es fiel al Padre dice, lo que Yo conocí del Padre es lo que  digo, Yo no hablo por mí mismo. En todo momento, está obrando por boca de Jesús, el Padre.
Los Santos Padres dicen que Jesús es la boca del Padre. 
El Padre habla por la boca de Jesús, su Palabra. 
Por eso afirma Jesús, que es el Padre Quien da testimonio de Él.
Él va a decir "yo no puedo obrar nada más, que lo que veo obrar a mi Padre. No puedo hablar nada más, que lo que le oigo hablar a mi Padre".
Su Sangre es la nueva alianza. 
La derrama por obediencia filial, por el gozo de hacer la voluntad del Padre hasta la muerte y muerte de cruz. 
Si Jesús no hubiera tenido el gozo de hacer la voluntad del Padre, no hubiera tenido la fortaleza de resistir la cruz.
El gozo del Señor es nuestra fortaleza. 
Nuestro gozo debe ser cumplir  la voluntad del Padre. 
El gozo del Hijo es lo que lo sostiene en el Huerto, para poder ofrecerse al Padre en sangre cuerpo y Espíritu, para nuestra redención.
El Verbo procede del Padre, la Palabra es del Padre y vuelve al Padre. 
¡Qué misterio más maravilloso!
Estamos en la semana de pasión preparándonos para entrar y comprender mejor  el misterio de la Semana Santa.
El viernes Santo  día en  el que el Señor sella su alianza con su sangre, nos da su vida.  Mana de su costado la sangre y el agua, el Bautismo y la Eucaristía. Eso es lo que se celebra.
El Dios que se hace hombre, se humaniza para divinizar  la humanidad y poder celebrar las bodas eternas entre el Dios humanado y la humanidad divinizada.
Homilía P. Horacio Bojorge S.J.
Jueves de la 5ª  Semana de Cuaresma