miércoles, 29 de julio de 2020

LA LUJURIA ES DEMONÍACA (25)LAS EXPERIENCIAS DE EUTIMIA [10 de 12]

Padre bendecido día, 
lo que ayer estaba tratando de compartirle es que esa vejación es como un enjambre de  malos espíritus que crean como una mentira en torno a tu vida, que se vive como una realidad puede durar unos minutos o un tiempito. Dios permite para purificación de uno.
Como le decía más arriba, que puede utilizar personas del entorno[1], recuerdo cuando hice mi primer retiro carismático, estaba enfrente del Santísimo arrodillada, y las personas a mi alrededor creo que eran tres mujeres cuando era mi turno de bautizarme, comenzaron a reírse con voz burlona ¡fuerte! Si bien yo miraba al santísimo en paz, fue aterrador  la realidad que se creó en ese momento si lo pienso ahora, como si estuviera en otra dimensión malvada. Pero esta experiencia que no alcanzo a expresar con palabras fue de unos minutos y en casos como ese, estando en oración como estaba yo, Dios auxilia.
En otra oportunidad me pidieron de un movimiento que fuera a guiar una oración, cuando terminó la oración sentí tanto pánico, una catarata de ataques mentales me asusté tanto que le dije al padre asesor que me tenía que ir y no me quedé a compartir después con los chicos, yo tenía 25 años más o menos.

ACUSACIONES, DENIGRACIÓN, INSULTOS, MENOSPRECIOS
Estos ataques pueden ir acompañados de palabras que vienen del maligno en forma de pensamientos  o con sonido. "Sos mía" "Por qué no te matas" "Le voy a hacer mucho daño a tu hijo". "Si te alejas de Dios esto se termina".
De hecho, una vez me pasó que una semana estuve tan tranquila pero de pronto me di cuenta de que hacía una semana que ¡no había podido hacer oración personal!
Pero el año pasado fue distinto fue más intenso, viví, además de este tipo de vejación global, más ataques del enemigo. 
Un año con más demandas en psicología infantil de niños con abuso sexual, fue un año de ir a cámaras Gesell[2]
Y con un caso emblemático, complejo ente ellos. No podía decir que no, hoy todavía me vienen tentaciones que me dicen “tendrías, que haber dicho que no lo vas a evaluar” alegando que estabas embarazada. 
Pero lo hice por el niño, por toda la iglesia y por Dios, aunque no daba más no podía no avaluarlo.  




[1] A veces extrañas, otras veces pueden ser familiares, el esposo, el ex, los niños…
[2] La cámara de Gesell es una habitación acondicionada para permitir la observación con personas. Está conformada por dos ambientes separados por un vidrio de visión unilateral, los cuales cuentan con equipos de audio y de video para la grabación de los diferentes experimentos. La cámara Gesell fue concebida como domo (Gesell dome en inglés) por el psicólogo y pediatra estadounidense Arnold Gesell para observar la conducta en niños sin ser perturbado o que la presencia de una persona extraña cause alteraciones.