Mostrando entradas con la etiqueta hija. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta hija. Mostrar todas las entradas

lunes, 26 de noviembre de 2018

CARTA DE UNA MADRE A SU HIJAEN EL DÍA DE SU BODA

QUERIDA HIJA:
    En el día de tu boda con Juan tu padre y yo queremos dejarte este pequeño mensaje. Como una estampa, un esbozo, unas líneas torpemente escritas, pero llenas de cariño.
    Hoy que formalmente cortas el lazo de obediencia que te une a nosotros, tus padres, para unirte en otro lazo, dulce lazo de amor dado por Dios y aceptado libremente por ustedes.
    Dice la escritura que la cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente. Hoy ustedes han aceptado a Dios como tercera cuerda. El mismo les promete su asistencia y dulce compañía. Les asegura una fortaleza que no es de este mundo.
    El mismo Jesús, al igual que con los jóvenes esposos de Nazareth, viene a vivir con ustedes, entre ustedes. Así de frágil, así de grandioso.        Al igual que Jesús, sin que externamente fuera muy distinto de un niño de su época, pero verdadero Dios y verdadero autor del amor y la santidad, transformo santamente el matrimonio de María y José.
     ¡Qué maravilloso ejemplo nos da la Virgen María de cuidado, adoración, y amor al Niño!
     ¡Que delicia San José , tan masculino y dulce a la vez! Protector y sostén familiar
     ¡Que trato dulce, cariñoso, sobrenatural habrían de tener ellos a causa del Niño!
     Ese es el modelo al que deben mirar siempre.
Dice San Pablo “sacramento grande es el matrimonio”. Tan grande que une a dos personas diferentes haciéndolas imagen del amor de Cristo a su Iglesia, y dándole la gracia de santificarse mutuamente y darle adoradores al Padre Celestial. Capaz de crear un vínculo que los una hasta la muerte: “las aguas no podrán apagar el amor que yo te tengo”. Capaz de hacer decir a los esposos “mi amado es para mi y yo soy para mi amado”
      Y aunque “es fuerte el amor como la muerte” no faltaran pruebas y sufrimientos. Pero que consoladora es la Palabra de Dios cuando dice “mi carga es suave y mi yugo liviano”
     Estando de novio seguramente experimentan que ya no se pueden amar más de lo que se aman, pero luego del sacramento se van a encontrar sorprendidos que al haber introducido un su relación al Amor con mayúsculas, ya no hay techo para amar.  Porque “el Señor nos da aquello que ni nos atrevemos a pedir”, porque a veces ni nos imaginamos que se puede pedir o simplemente que pueda existir.
     “El Señor ha coronado el año con sus bienes”, hoy es una muestra de ello. “El Señor ha estado grande con nosotros” y queremos darle gracias por habernos permitido cuidarte durante estos años y entregarte q quien te cuidara aún mejor que nosotros.
     No suena muy moderno dar consejos, pero no puedo dejar de hacerlo..no sería yo (jaja)
- Anímense a ser santos, pidan esa gracia
- Ámense y esfuércense por el bien del otro siempre y apresar de todo.
- Ceran siempre, y contra todo pronóstico o parecer, que Dios lo puede todo, todo, todo.
      Porque quisiéramos que fueran felices, no solo acá en la tierra, sino también en la Vida Eterna.  Que su amor crezca tanto, tanto; que deseen encontrarse también en el Cielo algún día cantando eternamente las alabanzas a Dios.  Donde toda lágrima y sufrimiento enjugará el Señor .
    JUAN: “como lirio entre los cardos es mi amada entre las jóvenes” dice el Cantar de los Cantares.  Eso es, nuestra hija querida Dalia para nosotros, y vos a partir de ahora su custodio y protector. Y para nosotros tú un hijo más de la familia
    DALIA que seas para Juan el motivo de sus alegrías, esposa fiel y buena. Apoyo incondicional en las asperezas de la vida.
Y que juntos puedan gozar juntos del anticipo de las bodas eternas.
Que el Señor les de la bendición  de una hermosa corona de hijos y que ustedes sepan recibirlos con alegría y gratitud.
    "Ahora, pues, hijos, yo les recomiendo que sirvan a Dios en verdad y hagan lo que es agradable en su presencia. Manden a sus hijos que practiquen la justicia y la limosna, que se acuerden de Dios y bendigan su Nombre en todo tiempo, en verdad y con todas sus fuerzas." Tobias 14,8

     Llegado al final queremos darle toda la bendición de padres que aman a sus hijos:  que la Santísima Trinidad y todos los santos los guarden de todo mal. Y que el Señor les dé la gracia de cumplir su voluntad, de tal manera que reciba de ustedes servicio y honor, y así, después de esta vida, todos lleguemos a verlo, amarlo y alabarlo sin fin. Amén

lunes, 24 de enero de 2011

MI HIJA ESTÁ INSOPORTABLE

Por: Juan Meseguer Velasco

El psicólogo y médico de familia Leonard Sax, presidente de la Asociación Nacional para la Enseñanza Diferenciada por Sexos de Estados Unidos (NASSPE), se ha hecho famoso por mostrar los efectos positivos que produce un estilo educativo adaptado a cada sexo.
La idea básica que defiende Sax es que la educación diferenciada mejora los resultados académicos y la socialización, y disminuye la violencia en el aula. Sus conclusiones responden a los datos científicos y de experiencia que ha ido exponiendo en sus libros. Así, Sax muestra cómo el cerebro del niño y el de la niña se desarrollan de manera distinta; la diferente forma que tienen de aprender en su etapa escolar; su heterogéneo modo de ver los sucesos del mundo…

A exponer estos resultados dedicó uno de sus libros más populares: “Why Gender Matters?” Después escribió otro libro centrado en las dificultades que afrontan los chicos en la sociedad actual: “Boys Adrift” (1). Y ahora acaba de publicar en Estados Unidos “Girls on the Edge” (2), donde analiza los cuatro problemas que a su juicio afectan más a las chicas.

sábado, 19 de septiembre de 2009

SUFRIENTE Y GOZOSA A LA VEZ
UNA MAMÁ RECUERDA A SU HIJITA

EL BUEN AMOR ENCUENTRA SU GOZO
AUN EN EL SUFRIMIENTO

  • “El sufrimiento está en el mundo,
  • para que resplandezca el amor”
  • (Juan Pablo II: Encíclica
  • “Salvifici Doloris” = El Dolor salvífico)

Esta mamá a quien le comentaba la Exaltación de la Santa Cruz

y la Dolorosa, me escribió:

+ Padre:

“Es fabuloso lo que me dice de las Fiestas de estos días; es el mes de "mi Magdalena". Ella nació el 19 de setiembre de 1982, mes de María Santísima., y suelo ponerme triste siempre, con ese egoísmo típicamente humano, porque ya pasaron 12 años de su partida al Cielo, pero la recuerdo tan vívidamente que a veces parece que estuviera ahí, al alcance de un brazo, y la extraño mucho. Pienso cuánto sufrió ella, los hermanos, y en fin, todo se revuelve, el espíritu de la perturbación aprovecha, y bueno... tristeza en puertas. Se instala y cuesta expulsarlo. Elsa"

+ Querida Hija:

Podrías releer la Encíclica de Juan Pablo II sobre "El Dolor Salvífico". El Papa viene a decir ahí, investigando el sentido del dolor, que el dolor existe para que resplandezca el amor. Y creo que en todo el sufrimiento pasado con tu Magdalena ha resplandecido tu amor y el de todos los que la rodearon, pero también el que ella les dio ¿o no? Y eso no es para ponerse triste, sino para alegrarse en su memoria.... Tp

miércoles, 18 de febrero de 2009

¡COME CI VOGLIAMO BENE NOI!
¡CUANTO NOS QUEREMOS NOSOTRAS!
BUEN AMOR DE MADRE E HIJA

Un testimonio de Teresa Viacava
Estuve cuidando a mis padres varios años seguidos, doce en total, de los cuales los últimos fueron más intensos a medida que necesitaron más ayuda. Mi papá murió dos años antes que ella. Él se valió siempre por si mismo, hasta el último día y con mucha lucidez. Ella tuvo una enfermedad que puede tener varios nombres, pero al fin, la dificultad es la misma, demencia senil, que se fue agudizando, llegando a ser al final como un bebé necesitado de todo cuidado. Siempre fue muy buena, de un corazón de oro, preocupada por el bien del otro, de su familia en primer término, ayudó a muchas personas haciéndoles trámites como obtener jubilación para dos personas discapacitadas, visitando enfermos, especialmente una enferma de artritis…
A pesar de que a veces yo perdí la paciencia, siempre me recibía con un gran abrazo y un beso a la tarde cuando regresaba para cuidarla Siempre me recibía con un gran cariño, y a medida que fue perdiendo la lucidez mental no perdió su bondad, ni su cariño, ni su necesidad de afecto. Desde que murió mi papá, de lo que –gracias a Dios- no se dio demasiada cuenta hasta el final fue perdiendo vitalidad y fuerzas y perdió la poca lucidez que tenía.
Los últimos tiempos, realmente parecía que ya no estaba con nosotros, la alimentábamos a través de un PEG, no hablaba, ni daba señales de nada, ni de entender algo, por eso la experiencia vivida por mi me llegó como algo inesperado, asombroso y como un lenguaje del Señor.