lunes, 6 de julio de 2020

TESTIMONIOS [4] LUISINA

Querido Padre:
De verdad que es un enorme privilegio poder comunicarme con usted, en medio de la crisis por la pandemia. Es un incalculable aliciente disfrutar de su acompañamiento, aunque sea virtual y ratificar que Jesús nos acompaña en todo momento como Esposo del alma.
               Este tiempo de cuarentena que tiene el mundo entero y que apenas empieza en mi país lo emplearé para fortalecer mi relación esponsal con Cristo y le agradezco en el alma que me haya confirmado esa promesa del Señor, de ser parte de su rebaño y no perder de vista a su pastor.
               Leeré detenidamente los escritos que me ha compartido para entender mi propia naturaleza que es desconocida muchas veces para mí misma. Reconozco que usted entiende mejor este mundo del alma femenina tan sensible pero a la vez tan desequilibrada, porque al igual que muchísimas de las mujeres he caído en compartimientos que ni yo puedo comprender.
               Gracias por ser tan compasivo y tratar a esta hija con tanta misericordia, pues como algunas otras de sus hijas, también me ha pasado que al expresar en voz alta lo que me pasa, siempre he escuchado calificativos despectivos que dejan las mismas dudas y añadido un sentimiento de pensar que hay algo mal dentro de mí
               Dios le pague con el cielo y que la Virgen siempre lo acompañe, por favor cuídese mucho.
Con cariño, Luisa 

viernes, 3 de julio de 2020

CREACIÓN, CAÍDA Y SANACIÓN
DEL VARÓN Y LA MUJER (2)


1. El pecado original hirió al varón y a la mujer de diversa manera
2. En el varón se desordenan más los instintos 
y en la mujer más los deseos del alma

[Tomado del libro: 
La Casa sobre Roca. Noviazgo, Amistad Matrimonial y Educación de los hijos. 
Ed. Lumen, Buenos Aires - México, págs. 90-93]


1. EL PECADO ORIGINAL HIRIÓ 
AL VARÓN Y A LA MUJER DE DIVERSA MANERA
1) El pecado original no hirió de la misma manera al varón que a la mujer. Habiéndolos herido  a ambos, los hirió de manera disimétrica, a cada cual a su modo. Varón y mujer serán afectados por las mismas concupiscencias e incurrirán en los mismos vicios capitales, pero de manera diversa. Ambos padecen de gula, pero la gula del varón está más cerca de la voracidad animal, mientras que la gula de la mujer es más refinada, se inclina a las golosinas, los dulces y las exquisiteces. Ambos padecerán la lujuria, pero el varón regresará hacia la instintividad animal y la posesividad física, mientras la mujer tenderá a la posesión afectiva y la dominación espiritual del alma del varón.
2) Ambos padecen la ira, pero el varón tiende a manifestar y descargar su cólera en forma corporal, física. A su ira la podríamos llamar ira caliente; mientras que la mujer tiende a descargar la suya más bien verbalmente, mediante la palabra hiriente, el agravio, la maledicencia y el maleficio: hiriendo con la lengua o dañando indirecta y astutamente. A la suya, aunque sea tremenda, podemos calificarla de ira fría. La del varón es ira regresivamente animal, instintiva. La de la mujer es una furia más angélica, pero de un angelismo malvado, es más demoníaca, medita más el daño que quiere hacer. Pensemos en la Ira de Aquiles que canta Homero en la Ilíada y en la ira de Medea en la tragedia de Eurípides.
3) Ella va al juez con un ojo morado, pero no hay grabación de lo que ella le dijo antes a él. Si riñen dos varones es posible que corra sangre y hasta que uno quede muerto. Entre mujeres el terreno principal de la querella es el verbal y si llegan a las manos, lo que procuran más bien es afear a la otra, desgreñándola y arañándole el rostro.

2. EN EL VARÓN SE DESORDENAN MÁS 
LOS INSTINTOS ANIMALES
Y EN LA MUJER MÁS 
LOS DESEOS ESPIRITUALES
4) La disimetría de la herida del pecado original en la naturaleza del varón y de la mujer consiste pues en que el varón tiende a regresar a lo instintivo y a los apetitos del cuerpo. En él el polo animal tiende a predominar y a deshumanizarse. En él predominan los apetitos del cuerpo, la concupiscencia de la carne. La mujer, en cambio, tiende a desequilibrarse por lo que podemos llamar su polo angélico: por los apetitos del alma o la concupiscencia de los ojos. Por eso se ha dicho que el pecado dominante del varón es la lujuria y el pecado dominante de la mujer es la avaricia, la ambición.
5) Una de las consecuencias del pecado original en el ser humano es la pérdida del control racional de las pasiones. A esas pasiones descontroladas se les llaman concupiscencias. Son los deseos, afectos y pasiones desordenados y que el ser humano mismo no logra gobernar con su razón. Hemos dicho que las concupiscencias afectan tanto al varón como a la mujer, pero no de la misma manera, sino a cada uno a su manera. Los dos quieren las mismas cosas, pero de manera diferente. Hay un dicho que ilustra este hecho:  ‘el varón quiere una casa para tener una mujer, y la mujer quiere un hombre para tener una casa'.
6) Hemos visto que se distinguen dos formas de concupiscencia en el ser humano, que corresponden a sus componentes corporal y espiritual. La que corresponde al componente corporal o animal se llama concupiscencia de la carne. Y la que corresponde al componente anímico o espiritual se llama concupiscencia de los ojos.
7) La concupiscencia de la carne es el desorden de los apetitos instintivos residentes en el cuerpo, del elemento que el hombre tiene de común con el animal. Son ellas la gula y la lujuria, que corresponden al apetito de la propia conservación por la comida y al de la conservación de la especie por la sexualidad. A su frustración corresponde una ira animal.
8) La concupiscencia de los ojos, es el desorden de los apetitos, afectos y deseos del alma: avaricia, vanidad, ambición. El desorden en los deseos de consideración social, de bienestar y comodidades, de seguridad, de ser querido, apreciado. Son los deseos que podemos llamar más propiamente espirituales o humanos. A su frustración corresponde más bien, aunque no exclusivamente, una ira más fría y espiritual.
9) El pecado original desordena al varón sobre todo por la concupiscencia de la carne y tiende a devolverlo a la compañía de los animales. Como el rey Nabucodonosor, reducido a la condición de los peores vagabundos que hemos conocido: "arrojado de en medio de los hombres, come hierba como los bueyes, su cuerpo se empapa del rocío del cielo, le crecen los cabellos como plumas de águila, y las uñas como las de las aves de rapiña"  (Daniel 4, 30). Al varón, el pecado original tiende a bajarlo a lo corpóreo, físico, instintivo, animal. En él predominan los instintos sobre la razón, se desordena por perder el gobierno de sus apetitos instintivos y tiende a achancharse, y aveces es un verdadero "puerco". Por ejemplo, vemos cómo el varón suele comer y beber en exceso, aunque le haga daño y ese descontrol suele irse agravando con los años.
10) A la mujer le pasa lo contrario, tiende a subirse a lo angélico e incluso a "usurpar lo divino". Ella se inclina al ejercicio ilegal de la divinidad, y a la usurpación de la divina providencia. Y no por mal, ella quiere el bien pero quiere hacerlo a su manera. Y quiere ser ella quien diga lo que es bueno y lo que es malo, ¡también para vos!. Pero por ese camino de sus propias buenas intenciones, es por donde la mujer se hace dominadora.
11) El varón se hace lujurioso, es incapaz de morir a su pasión sexual por amor a su esposa cuando en realidad lo que le haría feliz a ella sería que él muriera un poco a su pasión. Y ella es dominadora y a veces usa la debilidad pasional del varón para manipularlo. Pero eso, en vez de reforzar el vínculo de la amistad entre él y ella, produce la debilidad del vínculo amoroso, y por ese eslabón se rompe. Cuando no están sanados él y ella de sus respectivos desequilibrios por la gracia, el matrimonio entra en crisis, la amistad matrimonial se hace imposible. Las pasiones matan el amor. La lujuria del varón asquea a la mujer y la dominación de la mujer harta al hombre. Y en consecuencia se hace imposible también la felicidad que Dios ha destinado para el hombre en la amistad matrimonial. Es esa felicidad de la amistad matrimonial, la que se corrompe por la corrupción de la virtud de él y de ella. Es ese malentendido entre él y ella  lo que impide la plena felicidad que Dios tiene reservada a esa creación maravillosa que él hizo.
12) Resumiendo: el principal obstáculo para que se entiendan el varón y la mujer en el noviazgo y en el matrimonio consiste en que el pecado original los hirió de manera disimétrica. No produjo lo mismo en el varón que en la mujer.
13) Estas mismos hechos los expresa el relato del origen en su lenguaje simbólico ¿Por qué Satanás la tentó a Eva y no a Adán? La tentó a Eva con querer tener la ciencia del bien y del mal y con querer ser como Dios, porque ella es la que podía entrar más fácilmente en esa tentación del ejercicio ilegal de la divinidad y la usurpación de la divina Providencia. En ella lo que tiende a desordenarse es el polo espiritual. ¿Y qué pasó cuando Eva fue como Dios? ¡No fue corriendo a comunicarle su conocimiento y poderes a su esposo! Fue y le dio de comer. Atendió a su corporeidad. ¿Lo convirtió en el primer mantenido? ¿Sugiere el relato que descuidó la espiritualidad de Adán, para la que había sido llamada a ser compañía del varón, por atender a su instintividad, sumergiéndolo más en ella? ¿Sugiere que quiso tomar el dominio y el gobierno del varón? ¿Nacía así ese indiscreto amor tan femenino, que domina a los que ama convirtiéndolos en mantenidos o de dominados a base de atenciones? Ese parece ser el tipo de manipulación en que descuella nuestra civilización, que no es tanto ‘machista', sino que está más bien bajo el signo de Eva, y efectivamente reduce al varón a macho y así somete al hombre para desactivarlo como líder espiritual digno de ser obedecido.

----------------o0o---------------

PARA COMENTAR

1) ¿Cómo hirió el pecado original al varón? ¿Cómo hirió a la mujer?
2) ¿Cuáles son las consecuencias para la relación entre ellos, especialmente en el matrimonio?
3) ¿Cómo los sana la gracia de Cristo en el sacramento de sanación que es el matrimonio?
4) ¿Cómo sirve el instinto a la expresión del amor?





[1] El alma y su cuerpo, Ed. Grupo Editor Latinoamericano, Bs. As. 1994, p. 209


miércoles, 1 de julio de 2020

EMPIEZA LA GRAN PERSECUCIÓN
ODIO CONTRA CATÓLICOS


DESPUES DE LAS ESTATUAS DE COLÓN
AHORA CONTRA 
LAS DE FRAY JUNÍPERO
Y LAS DE CRISTO Y MARÍA... 
¿ANTIFA-SCISTAS? NO
¡ANTI-CATÓLICOS! PUNTO.
LA LEYENDA NEGRA JUSTIFICA GENOCIDIO ANTICATÓLICO 
POR ANGELA PELLICIARI


¿Hay gente más despiadada y sedienta de sangre que los españoles? 

 Por supuesto no. 
La leyenda negra anti-española se ha impuesto en todas partes tan bien y con tanta capilaridad que no hay necesidad de pruebas. Es así así. 
¿Hay indios y mestizos en América Latina? Sí, y en gran abundancia. 
¿Hay indios y mestizos en América del Norte? Muy pocos y encerrados en reservas. 
Pero, como se sabe que los españoles fueron los peores colonizadores de todos los tiempos, 
como también se sabe que la Iglesia Católica es la más inhumana, violenta y sanguinaria, 
debemos apresurarnos a demoler las estatuas de Fray Junipero Serra (1713-1784 ), el apóstol franciscano menor de California. 
¿Por qué? Por extraño que pueda parecer en nombre de 
"la vida de los negros importa", 
en defensa de los estadounidenses negros esclavizados y hasta hace unas décadas estrictamente separados de la comunidad blanca. 
¿Tan tratado por los franciscanos y los españoles? 
No, vamos avispate (blancos, anglosajones, protestantes). 
Todas las principales ciudades californianas tienen nombres de santos y ángeles: Los Ángeles, San Francisco, San Diego, Santa Bárbara, Santa Fe, Sacramento, por nombrar algunos. 
¿Cómo es que los nombres raros? 
Por el genio del empresario misionero de Fray Junipero Serra. 
Estamos a mediados del siglo XVIII cuando en Madrid con Carlos III de Borbón reina el despotismo ilustrado (¡gran nombre, sin duda!) 
Que, a la luz de la razón, requiere la supresión de la Compañía de Jesús con la pérdida de sus respectivos activos. Expulsados ​​los jesuitas de las misiones estadounidenses en 1767 (los padres deben limpiar todos los conventos dentro de las 24 horas), la corona les encarga a los franciscanos que tomen su lugar. 
 Este es el contexto en el que el teólogo Serra, originario de Palma de Mallorca, con energía incansable y, a pesar de los muchos sufrimientos por una pierna dañada, a menudo viaja cientos de kilómetros a pie para bautizar y confirmar a los indios de esos territorios. 



Fray Serra planea y en su mayor parte construir el Camino real: 

un camino que corre de norte a sur en la costa californiana, con la fundación de 21 conventos fortificados más o menos un día lejos el uno del otro, para para permitir a los frailes la protección mutua y la colaboración en defensa de los indios que a menudo son agresivos (¿los calvinistas que los exterminaron saben algo al respecto?). 



Incluso hoy, los hermosos conventos construidos por Junipero y los franciscanos están allí para mostrar cómo se evangelizaron los indios. 

En el centro de los conventos está, por supuesto, la iglesia, mientras que contra los muros perimetrales hay varias tiendas juntas donde los indios aprenden las artesanías más necesarias. 
Si quieres admirar algo antiguo en California, debes visitar las capillas y conventos de las misiones franciscanas. 
¿Serra y los franciscanos cometen genocidios? Como en el resto de América, muchos indios mueren por contagio epidémico. 
¿Serra es racista? Como dice el Papa Francisco que lo declaró santo, fray Serra "sabía cómo conocer a muchos aprendiendo a respetar sus costumbres y sus características" y "trató de defender la dignidad de la comunidad nativa, 



 Sin embargo, una estatua de Fray Junipero acaba de ser destruida en San Francisco, mientras que los españoles por su parte colorearon la estatua de Palma de Mallorca en un hermoso color rojo sangre. El odio hacia nuestra historia y nuestra identidad ha regresado de manera dominante. El odio que llevó a Jesús a morir en la cruz. por Angela Pellicciari

ROSALÍA [9 de 10]
¿TERQUEDAD O ADICCIÓN?


SER ESPOSA

PARA EL SEÑOR
ES EL YUGO MEJOR


¿TERQUEDAD
O ADICCIÓN?

Luego de los remedios al alma que me había provisto el Padre, debo decir que mi voluntad debilitada, mi conciencia aún no formada ni rectificada, me hicieron no permanecer fiel a mi "Sí" dado en un momento a Cristo… Por mi terquedad y poco ejercicio de renuncia, seguí pendiente de Román, lo cual muestro en algunos extractos de dos mails que le envié al Padre… 
         La respuesta del padre sacudió mi ser, de repente era como la sensación de que se estaba dando por vencido conmigo, que yo era un caso perdido… lo cual entendí luego que no era su intención, sino que simplemente era yo quien, al no decidirme a actuar en consecuencia a los consejos y con los remedios recibidos, era yo misma quien me estaba negando el auxilio de gracia, la que me estaba negando a seguir el camino esponsal con Cristo que es lo único que me traería felicidad…

10 de junio
Querido padre,
Aquí me reporto para contarle mis últimas noticias.
Román vino a visitar a sus hijos, uno de ellos cumplía años y quiso sorprenderlo. 
       En esa visita también vino a verme y compartimos varios momentos... Hubo mucha charla padre y, gracias a Dios, nada más.           No voy a negar que en un momento en un abrazo dudé... Pero no pasó nada. Como decimos los dos del otro: quedaremos como amigos. Lo he ayudado en esos días y quedó muy agradecido...                  Hemos incluso ido juntos al Santísimo a rezar. Y he tratado de pedir en cada momento auxilio al Señor para no confundirme y no caer, que entienda que él necesitaba ayuda y yo pude brindársela y que hay cariño de su parte, pero no más. 
         Y me ha contado en sus charlas que con Ana, la novia, tiene una de esas que llaman "relación tóxica" o "neurótica" (descripta por él como adictiva). Es algo que él debe resolver... yo solo lo escuché y di mi opinión... No sin algún dejo de ilusión para ser sincera... pero tratando de ser realista que esto no supone nada... o quizás solo suponga distraerme más de dedicarme a mi Señor [...] 

4 de julio, 2019
Querido padre,
Aquí una vez más le escribo para contarle como sigo...
Voy a ser honesta... quise creer que podría ser amiga de Román, pero inevitablemente me doy cuenta que mi corazón lo anhela de otro modo... 
         Y él es muy sincero, me ha contado que con Ana están cada vez más intentando resolver aquello que los separa, y sé que él la elige. Esto causa en mí una tristeza... porque es verdad, no lo dejo ir todavía. 
         Y es como si mi razón me dijera que debo cortar, soltar de una vez, entender que él ya eligió y que yo no podría ser "la otra" nunca... Él me ha dicho que cuando nos vimos esos días se confundió conmigo... y que cree que un acercamiento entre nosotros es "medio malo" justamente por esto. Entiendo que él, reconociendo que quiere cuidar su relación con Ana y que la cercanía conmigo lo confunde, me ha confesado esto...
            Padre, rezo mucho esto que me pasa... entiendo que el enamoramiento es un carisma que quizás ya no puedo pedir por inmerecido debido a mis culpas, y que no le puedo exigir nada a mi Señor… y aun así anhelo que me lo dé, pero confío mucho en que sólo me lo dará si es para mi bien... si no, no... Tengo altas y bajas... luces y sombras...
              Con esto de Román se me ocurrió escribirle una carta, pero recordé lo que había pasado con Juan, con mi disculpa, que Ud. me dijo que él no la necesitaba, sino que era yo la que necesitaba pedírsela... con Román es lo mismo, esta carta que se me ocurría escribirle, él no la necesitaba, sino que era yo la que quería escribírsela y enviársela... Por allí estoy más atenta a estas insinuaciones, a estos pensamientos negativos y los rezo...
                Hoy en el Santísimo creo hacer escuchado esto: que debo dejar ir a Román, él no es ahora el hombre que he pensado para vos... 
               ¿Puede ser así de claro el mensaje? A veces me engaño a mí misma y dudo si soy yo la que me hablo... aunque creo que es mi conciencia.
               Se me ha presentado también esta idea: Si Román es el hombre que Dios quiere para que yo sea su ayuda adecuada, si es el don que nos hará más santos, él volverá a mí, si no, no ... pero que ahora, así como están las cosas, debo dejarlo ir....
               Estoy tratando de hacer eso querido padre...
He releído la Casa sobre Roca, la parte que habla de no buscar a alguien solo para remediar mi soledad, no buscarlo por fines egoístas… Y también el otro día un amigo que me encontré justo me hablaba de como a veces en las relaciones se toman decisiones no maduras que después “pasan factura”, … ese amigo justo me había dicho que esa mañana me había pensado y rezado… Y veo como Dios me auxilia a pesar de mi terquedad […]

RESPUESTA DEL PADRE
Rosalía:
Siento mucho esa situación espiritual en que unos pensamientos que surgen y a la vez alimentan impulsos contrarios a la razón y a los consejos, te gobiernen. 
          Estás, al parecer, en esa situación de la que habla san Pablo en Romanos capítulo séptimo, especialmente versículos 14 y siguientes. La respuesta está en los versículos 23-25.
          Y lo que se te promete como Esposa si vencieres (Cartas a las siete Iglesias en el Apocalipsis) es mucho más de lo que te mienten esos afectos desordenados que te rebajan y denigran como mendiga de amor, y como ladrona del amor de otra mujer, cuando Dios te quiere princesa y reina.
No veo que pueda yo agregar nada a lo que tuve para decirte. Te acompaña mi buen deseo y oración.
Cuando se te conceda la capacidad de seguir consejo y obrar según razón, me alegrará saberlo.
Bendiciones. Padre Horacio.

lunes, 29 de junio de 2020

TESTIMONIOS [3] María Mercedes
SATANÁS VIOLADOR DEL ALMA

Querido Padre Horacio:
Solo quería comentarle que leí el artículo que me sugirió de su blog: "La Serpiente y la tentación a la mujer como violación del alma"

     Contiene un análisis interesante y muy real en cuanto a la naturaleza de la mujer, y sus daños por el pecado original. Me ayudó a reconocerme; a darme cuenta, de que existe en mí ese sentimiento de que yo soy "conocedora"de la verdad: el sentimiento de "yo lo sé todo"o "yo lo puedo todo"; y como consecuencia, tenerme por incorruptible ante las tentaciones humanas o eventualmente inmune a ser engañada. 
     Sé que, a veces, tengo una actitud confrontadora al decir mi parecer o punto de vista (me cuesta aceptar opiniones diferentes a las mías). 
      Reconozco en mí esa "soberbia" contra la que debo luchar diariamente. Me cuesta descansar en Dios, es decir fiarme de él, confiar en él, puesto que soy una persona que le gusta tomar un rol activo e independiente. Reconozco que no tengo y debería tener la actitud de confiar y tener seguridad en el plan que Dios tiene para mí. Y dejarme guiar y conducir por Él. Eso lo sé, y lo reconozco.

        Igualmente,no sé si me terminé de expresar bien el viernes, cuando hablamos por Skype. Me gustó que me halla remarcado aquéllo de "que no es prudente arriesgarse a ponerse en situaciones que una cree poder manejar pero de las que debería tener en cuenta que, en realidad, no tiene el total control.
       Por ejemplo: esa actitud de "abierta" (a la que yo me refería el viernes) y que en realidad es temeraria, sin advertirlo. No saber pues, realmente, hasta qué punto, puedo relacionarme con malas compañías o gente que me puede terminar haciendo mal; que puede llevarme por mal camino y no terminar con un buen final; que pueden lograr corromperme. Quizás con mi actitud de "nada me puede pasar",ahí se encuentra mi error,mi naturaleza dañada como mujer,el creerme Dios. 
       Pero también sigo convencida de que un buen hombre,o el hombre de tu vida,puede llegar a ser un hombre no religioso o practicante de fe. Es una relación que puede ser ardua y de una lucha constante. Pero conozco casos concretos de matrimonios y noviazgos,donde el esposo/novio no era creyente o practicante de la fe, y sin embargo lograba respetar a su mujer, y amoldarse, por amor a ella, al estilo de vida que ella quería llevar. 
        Sé que no es algo que abunde encontrar en la diaria. Pero me parece una prueba de AMOR muy grande y habla muy bien de ese varón que, a pesar de no tener la religión marcada, saber amar bien y de verdad. 
        La verdad es que yo aspiro a un hombre religioso y practicante de la fe, pero también estoy "abierta"a recibir a un hombre que pueda no ser practicante de la fe o religioso, con tal de que me ame de verdad y, por lo tanto, me sepa respetar. Esto es a lo que me refería el otro día,el comentario o acotación que quería hacer.
      Ojalá haya logrado expresar la idea. Una vez más,le agradezco su buena disposición,el tiempo que me dedica y las ganas de escucharme. Saludos afectuosos. Su hija,
María Mercedes.

Querida hija:
Lo que yo deseaba señalarte y recalcarte, es que, una vez que la mujer se enamora de un hombre, el enamoramiento nubla en ella las virtudes de prudencia, justicia, fortaleza y templanza. 
Es por ejemplo lo que vemos suceder: que todos los que la quieren ven claramente que el varón del que se enamoró no es el bueno para ella, pero ella no logra poner en la balanza el juicio prudencial y el amor con que la aconsejan. Todos ven que se engaña y se lo dicen, pero ella no sólo no puede verlo, sino que no puede tener en cuenta el buen consejo de los que la aman. En eso consiste el encandilamiento que puede provocar la Serpiente. Su amor puede enceguecer su capacidad para percibir la verdad. Y entre los muchos aspectos de la verdad, está la visión de los que la aman de verdad y la aconsejan. La serpiente encandila, hipnotiza, se apodera de la atención y ya no permite ver. Algo así es lo que logran sus servidores en las sectas, cuando aislan al adepto cortando sus vínculos y solitarizando a su víctima. 


sábado, 27 de junio de 2020

AL QUE EL MUNDO LO DESVELA
UN PROFETA LO CONSUELA


UNA HIJA ME ESCRIBE DESVELADA

LE HABÍA HABLADO POR WHATSAPP
DE LA PROFECÍA DEL PADRE 

¡Padre la hora que es!
¡Y no me puedo dormir! 
¡Pensando en estos tiempos! Y en lo que Usted me dice por Whatsapp: "
Estamos en guerra
y somos soldados de Cristo"
Padre Michael Scanlan
Vivimos la vida con la creencia de buenos contra malos. Esta guerra es repetida y permanente. 
Una cosa le aseguro: al diablo le da trabajo esta guerra. 
Los católicos, en nuestra fé, ya sólo con el hecho de aceptar Lo Trascendental somos la resistencia.
Mi pregunta es: ¿En que cambió el cristiano para resistir en esta guerra? 

Hablando en términos estratégicos: es la misma guerra de hace dos mil años: 
aceptar que somos limitados 
y por tal necesitamos de ¨Lo Divino" 
Necesitamos ser amados por DiosY el diablo ya sabe eso. Por eso necesita del pobre hombre hueco y secoPorque como usted dice "Con Dios, no hay nada que temer". Por eso, el diablo no puede dormir. 

Vero me ha pasado algunos videos de You Tube. Me sirvieron para entender algunas situaciones que ya están impuestas. Ni siquiera los que defienden toda la New Age, saben de qué hablan. Créame que esos videos de algunos amigos suyos, me abrieron los ojos y me hacen pensar, aún más, en toda la molestia que ocasionamos.
Sólo con el hecho de “decir” que rezar el rosario es hermoso la gente queda espantada. 
Y ellos sólo oyen lo que “decimos”; sí llegaran a vivir lo realmente hermoso quedarían locos. ¡Es mucho para ellos, es renunciar a todo lo inmediato! 
Están programados para otra situación. 

En cuanto a mi trabajo le comentaba que cada día que pasa, me cuesta más tomar decisiones; porque no sé si resolver en consecuencia al orden impuesto (créame que el ambiente es hostil) o hacer lo que aprendí en la facultad. Por ¡algo estudié! 


Yo siento que les doy miedo. Si yo fuera otra, aprovecharía para manipular. 

Pero a mi eso no me interesa. No estoy en disposición de dañar a nadie intencionalmente
Creo que el miedo se lo suscita lo divino. 
¡Está todo mezclado! ¡Es un caos! 

Los médicos podemos tener mucha impunidad. Y algunos de nosotros la aprovechan. 
Cuando leo “los médicos en la primera linea de fuego” sé que es una falsedad. 
Nos venden espejitos de colores. Y se los compramos. Esa fórmula es útil para algo. 
Qué tristeza! ¡Qué poca cosa somos sin Dios!
¡Ah santísimo padre mío! ¡Agradecida de conocerlo y de todo lo que me ayuda! Escuchar  sus audios es como comulgar, me ponen con Dios. 
Es Dios que intercede y además voy conociendo a otros y de esa manera tengo más herramientas. 
Porque le aseguro que "alguna estrategia tenemos que tener". 
Bueno Padre parece que me vino el sueño. Abrazo.

viernes, 26 de junio de 2020

CREACIÓN, CAÍDA Y SANACIÓN
DEL VARÓN Y LA MUJER (1)

1. El ser humano al principio
2. La naturaleza humana herida por el pecado original

[Tomado del libro:
La Casa sobre Roca. Noviazgo, Amistad Matrimonial y Educación de los hijos.
Ed. Lumen, Buenos Aires - México, págs. 83-89]

1. EL SER HUMANO EN EL PRINCIPIO

1) Al principio, el ser humano fue creado por Dios como un lazo armonioso del mundo material y del mundo espiritual. En el designio creador no debía ser ni solamente animal ni solamente ángel. Iba a participar de la condición animal y de la angélica. Ni animal ni ángel, pero asumiendo en sí, en forma humana, lo propio del mundo animal y del mundo angélico. "Los hombres somos totalmente humanos y no animalidad más espiritualidad". Es decir que en nosotros, lo animal está al modo humano, más perfecto que el puro animal. El hombre mira y ve como hombre, no como animal. La vida animal está en el hombre asumida por la humanidad y asumida de manera eminente, perfeccionadamente. De modo que todo en el hombre es humano también su animalidad y su espiritualidad.

Horizonte del tiempo y la eternidad,

de la materia y el espíritu, de lo animal y lo angélico
2) El ser humano es pues una combinación armoniosa de materia y espíritu. En el hombre recién creado se enlazaban armoniosamente lo animal y lo angélico, lo instintivo y lo intelectual. Por eso Aristóteles y Santo Tomás han comparado al ser humano con el horizonte. Así como en el horizonte parecen tocarse el cielo y la tierra, el tiempo y la eternidad, así también en el hombre parecen tocarse lo material y lo espiritual, cuerpo y alma, materia informada por el espíritu, lo animal combinado en un solo ser con lo angélico. [Ver: Santo Tomás de Aquino, CG L.2, c.68, n6; c.80, n.13; Commentarium In Lib. Aristotelis, De Causis Lectio 2 y 9; De Potentia Q. 3 a.9 AG 27]
3) Más aún, el hombre es, entre todas las creaturas, no solamente la única creatura que participa de todos los ordenes creados, desde lo mineral hasta lo angélico, sino la que más participa de la imagen y semejanza divina, de modo que en él, como lo figuró Miguel Ángel en el fresco de la Capilla Sixtina, parecen tocarse también lo humano y lo divino,
4) "Los cielos proclaman la gloria de Dios" afirma el salmista (Sal 18,2). Pero sólo el hombre interpreta esa alabanza y es capaz de cantarla. El mundo material es mudo. El hombre es como el diputado de la Creación para alabar al Creador y reconocer su gloria. Sin el hombre, el universo carecería de inteligencia, de corazón y de voz para conocer, amar y alabar a Dios. Si se extinguiera la raza humana el universo quedaría mudo ante su creador. Más: entre todas las creaturas materiales o visibles, sólo el ser humano fue creado a imagen y semejanza visible de Dios. Es el único ser del mundo visible que espeja mejor la espiritualidad del Creador y que puede entrar en diálogo espiritual con Él. El único ser visible capaz de adorarlo.

La sexualidad humana distinta de la animal

5) De ese designio creador proviene la dignidad del hombre. Y de ahí deriva la diferencia de la sexualidad humana de toda otra sexualidad puramente animal. Es por el matrimonio del hombre y la mujer que se perpetuaría la estirpe de los adoradores de Dios. Por la generación carnal se comunica una imagen y semejanza espiritual. En este sentido, la sexualidad humana es también como un horizonte donde se toca la comunicación del ser visible y el invisible, el carnal y el espiritual, el animal y el angélico, lo instintivo, necesario y lo amoroso y libre, de lo animal se pasa a lo personal.
6) Adán, creado primero, vivía entre los animales y les puso nombre. Es decir tenía de común con ellos el elemento animal de su naturaleza, el cual le daba (y le sigue dando) la posibilidad de comunicarse con ellos, entenderlos, amaestrarlos, domarlos, domesticarlos, gozar de la compañía de algunos. Pero Adán no encontraba entre ellos una ayuda adecuada, es decir semejante a él en cuanto ser humano espiritual, capaz de relacionamiento interpersonal. No encontraba entre ellos otra persona humana como él. Para hacerle compañía espiritual fue creada otra persona humana: la mujer.
7) La preeminencia del factor personal, interpersonal, espiritual, en la mujer se expresa en el relato bíblico en primer lugar por esta finalidad de su creación. Ella es creada para ser la compañera espiritual del varón; para entablar el diálogo espiritual y libre, con un ser que ya tenía una capacidad de comunicación animal con los animales, pero una capacidad insatisfecha de relacionamiento humano, espiritual, interpersonal.
8) Quizás para subrayar que lo más propio de Eva está en el ámbito espiritual, el relato de los orígenes relativiza en ella el elemento corpóreo: Dios no le hace un cuerpo propio, aparte, creado de la misma manera que antes había plasmado el cuerpo del varón. Usa el cuerpo del varón como principio creador del cuerpo de la mujer. La materialidad de su cuerpo es tomada del cuerpo del varón. Y también su nombre es tomado del nombre del varón. "Será llamada varona (isháh) porque del varón (ish) fue tomada". El varón la reconoce y la recupera. Ella se reencuentra en él como en su origen y su contexto de pertenencia: del varón fue tomada...

La misteriosa corporeidad

9) Hay que notar también que según el texto bíblico ella no proviene del cuerpo del varón por generación sino como por partición. Varón y mujer comparten; son copartícipes de una sola carne, un solo cuerpo. Él reconoce en ella la parte que le faltaba y sin la que estaba incompleto. Y ella reconoce en él a aquél de quien proviene y a quien desde siempre pertenecía, sin el cual estaba como perdida e incompleta también.
10) El hecho de que Adán reciba esposa directamente de Dios, establece un parentesco de alianza con su 'divinum socer' con su suegro divino (la palabra suegro viene de socer, socio: su Socio divino). La hija funda un parentesco y una relación social entre su padre y su esposo. En ella se anuda la alianza entre dos hombres y entre dos familias. Está llamada a ser factor de unión y de asociación.
11) Al mismo tiempo, la esposa es 'concedida' por otro ante el cual se es responsable. Así el varón es responsable ante Dios de la esposa, como el esposo lo es de la esposa ante la familia de la esposa. Pero la entrega de la esposa por parte de los suyos, anuda un vínculo de alianza de parentesco que se espeja en la alianza con el Suegro divino.
12) El modo de creación del cuerpo de Eva expresa, además, una verdad acerca del modo de relación de la mujer con su propio cuerpo. En lo profundo de la experiencia femenina de relación con su cuerpo es como si habitara en un cuerpo ajeno, que no le pertenece. A veces puede considerar su propio cuerpo con cierta distancia y extrañeza y hasta con rechazo. En ocasiones puede sentirse sujeta como sometida a su corporeidad, presa de ella, como la princesa en la torre. A ella le desagrada que atribuyan sus estados de ánimo a causas o concausas físicas. Es como si la dependencia corporal la humillase. Quizás el relato bíblico expresa esas experiencias de la mujer en su corporeidad, mostrando que su cuerpo no es suyo, sino tomado del de Adán; no es otro diverso, sino uno tomado de la carne del varón y que parecería conservar las huellas de una corporeidad ajena, aunque esté informada por un alma femenina. Es como si su destinación creacional a lo espiritual la hiciese padecer a veces su dependencia de lo físico.
13) A la inversa, el relato bíblico de la creación del cuerpo de Eva, expresa la experiencia de relacionamiento del varón con el cuerpo de la esposa. Es como si el varón reclamara el cuerpo de la esposa como parte del suyo y buscara reintegrarlo a sí mismo, reconociéndolo como propio suyo: 'carne de mi carne y hueso de sus huesos'. Pablo comentará: "Maridos amad a vuestras mujeres como a vosotros mismos... el que odia a su mujer se odia a sí mismo".
14) El modo de creación del cuerpo de Eva expresa también el relacionamiento especial de la participación en un solo cuerpo de ambos cónyuges en la sexualidad humana, diversa de la animal, que tiene lugar en la relación matrimonial. En efecto, la relación, según el designio del principio estaba destinada a ser tanto corpórea como espiritual. Por el matrimonio, ambos se volverían a hacer una sola carne, un solo ser, un solo cuerpo del que ambos dispondrían como dueños en común, como socios en la común y amistosa corporeidad. Serían dos personas habitando la misma carne y compartiéndola, como comparten la misma casa y el mismo lecho.
15) Pablo parece fundar ahí la oblatividad mutua entre esposa y esposo, que era el designio divino del principio y que la salvación cristiana restaura por obra de la gracia sanadora del sacramento del matrimonio: "La mujer no es dueña de su cuerpo sino su esposo, ni el esposo es dueño de su cuerpo sino la esposa" (1 Cor 7,4). El esposo tiene el derecho al cuerpo de la esposa como el Todo tiene derecho a su parte, por que el cuerpo de la mujer fue tomado del cuerpo del varón. La esposa tiene derecho al cuerpo del esposo como la parte tiene derecho al todo sin el cual no tendría sentido. Son el uno del otro, pero en forma disimétrica, no intercambiable. Ella es como la parte del todo, y él como el todo al que pertenece la parte. Ninguno tiene sentido sin el otro y se necesitan el uno al otro. Pertenece el uno al otro.
16) La unidad de origen, anterior a la separación creadora, vuelve a restablecerse en el amor matrimonial cristiano por acuerdo amoroso de ambas voluntades. Cada uno restituye al otro libremente y por amor, lo que le era propio. El cuerpo de la mujer lo restituye ella libremente al varón como al todo del que fue tomado su cuerpo. Y el cuerpo del varón es entregado por él libremente a la mujer como el todo al que la parte tiene un derecho fundado en la voluntad creadora de Dios.

2. LA NATURALEZA HUMANA HERIDA POR EL PECADO ORIGINAL


17) Veremos inmediatamente, cómo, por el pecado original esta feliz dispensación 'del principio' se corrompe y el varón [el todo] intenta recuperar totalitariamente a su parte y la mujer [la parte] tiende a querer comportarse como si fuera el todo. El relato bíblico de la creación de Eva muestra ambas relaciones en la perspectiva del designio divino del principio, destinado a la unión feliz de ambos esposos por una relación de auténtica entrega. Y luego muestra cómo el pecado original va a alterar las relaciones haciéndolas posesivas en vez de generosas; divisoras en vez de unitivas. El modelo posesivo, característico del hombre viejo, que se reserva a sí mismo sin entregarse y procura apoderarse del otro, manipularlo, usarlo, es considerado por Pablo como una especie de estafa: "no os defraudéis el uno al otro" (1 Cor 7,5). Pero de esto corresponde tratar en otro lugar. De ahí que las relaciones entre varón y mujer podrán vivirse sabiamente si se viven en gracia o insensatamente si se viven según el pecado original y los pecados que de él derivan.

18) El pecado original hirió la naturaleza humana. ¿Cómo? En su relación con Dios, y a causa de ello en todas sus demás relaciones: consigo mismo, con el otro, con el mundo.
19) Dejó al hombre ciego para el bien que es Dios mismo. Desde entonces el hombre vive en un estado de acedia: ceguera espiritual para percibir a Dios como su Bien supremo. Y de esa ceguera derivan todos los pecados contra Dios: indiferencia, tibieza, ingratitud, hasta la rebeldía y el odio.
20) Herida su naturaleza en la capacidad de conocer la Bondad suprema de Dios, como su Fin último, el hombre se dispersa en la búsqueda de bienes con que saciar su sed de bien. Sobreviene así la concupiscencia de la carne (los instintos animales, del cuerpo) y la concupiscencia de los ojos (los apetitos espirituales, del alma).
21) El pecado original desequilibró la armonía entre el elemento material, físico y animal de la naturaleza humana, con su elemento espiritual. Produjo en Adán y Eva - y trasmitió a toda su descendencia - una ceguera para Dios y una equivocada percepción de la jerarquía de los bienes; un desequilibrio entre lo instintivo, lo afectivo y pasional por un lado y lo racional por el otro.
22) Importante: 1) según la visión católica, la naturaleza humana es buena por ser creada por Dios, pero ha sido herida por el pecado original y necesita ser sanada por la gracia. 2) Según la visión protestante, el pecado original corrompió totalmente la naturaleza, de modo que de ella no puede venir nada bueno sino solamente pecado. 'Es inevitable pecar, pero que no se sepa'. Frente a este pesimismo, 3) la visión freudiana y del psicologismo considera que la naturaleza del hombre es buena y uno se debe abandonar a la guía de sus impulsos. 'No te reprimas, realizate, hacé la tuya, al nene no lo corrijas'.


PARA COMENTAR

1) Comentar la condición del hombre como horizonte de materia y espíritu, tiempo y eternidad, instinto y amor, animal y espíritu. Comentar las consecuencias del pecado original.
2) Comentar las experiencias ante el propio cuerpo y ante el cuerpo del otro que se expresan en el relato de la creación de Eva tomada del cuerpo de Adán: Don Todo incompleto y Doña Parte incompleta?. ¿Qué sugiere esto en la disimetría de su actitud del uno ante el otro?
3) ¿Cómo se pasa de la actitud generosa a la actitud posesiva? ¿Y al revés, por la gracia

miércoles, 24 de junio de 2020

ROSALÍA [8 de 10]
MÁS LUCES SOMBRAS Y PERLAS AL ALMA


SER ESPOSA
PARA EL SEÑOR
ES EL YUGO MEJOR

MÁS LUCES
SOMBRAS 
Y PERLAS AL ALMA

En este camino que emprendí he vivido altas y bajas. Las bajas puedo decir que fueron y son principalmente por una voluntad engañada o débil… 

           Yo podía vislumbrar un hermoso presente con plenitud de regalos de mi Señor que no sabía agradecer realmente ni lograba salirme de mi misma ni pedir Su ayuda y protección...
            El Padre en esos días viajó a Cuyo, en Argentina, para unas conferencias y no podía hacerme un seguimiento… sin embargo, compadecido ante mis miserias, se tomaba los minutos que tenía para alentarme y regalarme algunas perlas al alma que transcribo en esta entrada.

9 de mayo

Querido padre,
        Hoy he vuelto a leer las entradas de los blogs que me sugirió en el último mail... Veo tan  claramente cómo el demonio viola mi alma... Aún no soy fuerte y he podido ver en el testimonio de Jazmín que debo siempre: "Huir al Corazón de Jesús y refugiarme en Él cuando me vea abatida...
        Le cuento que he tenido altas y bajas... Una baja clara es haber contactado de nuevo a Román, porque le había contado que borré su contacto, pero lo volví a conseguir y agendar y comunicarme. 
      No me hace bien eso... lo puedo percibir porque inevitablemente, por mi falta de voluntad para lo contrario, seguí viendo sus estados y redes sociales. 
        Por ejemplo, esta situación: Viví una semana santa muy profunda gracias a Dios y recuerdo estar en la escalera de la Catedral esperando a una amiga para rezar juntas el Viacrucis y en ese tiempo de espera estar pidiendo al Señor me ilumine, me diga donde me quiere, cómo me quiere... y allí me llama Román para contarme que pronto me visitaría... y otra vez se me presentaron ilusiones tontas con él. (hoy veo ese llamado como ese aliento del demonio, del dragón que no quiere que me concentre en mi Señor) 
        Y Román no vino, gracias a Dios... solo me causa pena que no lo venga, porque sigue sin ver a sus hijos hace ya como 6 meses... y se pone excusas... y a veces me surge querer ayudarlo con eso, pero no se deja... y creo que ya no me toca... Él sigue feliz de novio.
Pero la verdad este mail no era para hablar de Román... o al menos no directamente de él sino de mí, padre.
         Fui a un retiro ignaciano este fin de semana. Me pasó que con esto de "querer ayudar a Román con lo de sus hijos", y como donde él vive era camino al lugar del retiro, se me ocurrió sugerirle que podría llevarlos para que estuvieran con él y buscarlos al volver (propuesta que no me respondió y la verdad no sé qué le pasa con esto, pero por ende no insistí más con la idea). 
          El tema es que pude darme cuenta que algo que era para Dios (irme de retiro) lo estaba transformando en algo que significaba una excusa para compartir con Román... Pero allí llegó el auxilio de un amigo que me sugirió ir por otra ruta y entonces así lo hice, y hasta tuve la gracia de poder compartir con mi ahijada que vive por ese camino.
Y cuando empecé el retiro anoté en mi cuaderno: Primera renuncia que vislumbro debo hacer: Román... 
Y lo pensé mucho realmente en el retiro... el pensamiento intruso de él se me colaba mucho... a veces lo detectaba prontamente y rechazaba, pero no siempre....
Y en ese retiro pude seguir experimentando algunas luces: me vi como la oveja perdida... cómo en la parábola del Hijo Pródigo está la figura del sirviente que mete cizaña al hijo mayor, y vi allí cómo también conmigo el demonio mete pensamientos, angustias...

Algo muy bonito fue estar rezando frente al santísimo, con lágrimas y allí en ese momento que aparecieran unas chicas que hacían el retiro y que estaban yendo a la terraza... me fui con ellas y vi el atardecer, precioso... lo recibí como un mensaje: Rosalía, sí yo te amo, y te regalo esto....

Y soy una tonta padre, y aquí estoy llorando... Me siento angustiada por allí de no saber qué rumbo tomar, sigo orando para que el Señor me muestre dónde y cómo me quiere. No le voy a mentir: sigo a veces creyendo que es formar una familia y añoro entonces eso...                 Una gran amiga, una laica consagrada, me dijo: no le exijas nada a Dios... quizás por ahora es no hacer nada... ya irás viendo los signos de Dios en tu vida.
           Me veo tonta llorando sin hacer todo lo que debo hacer... porque recuerdo el ejemplo de la Madre Teresa y su larga noche oscura y a pesar de ello, ella no dejó de hacer lo que debía hacer...
          Sí se me presentó una certeza, la misma que tuve al iniciar el retiro: ya de una vez debo soltar a Román... y volví a eliminar su contacto (como tantas veces anteriores). Sólo espero tener la fortaleza para que sea definitivo porque como Ud. me dijo una vez, él ya me soltó, soy yo la que no lo hice todavía, y él está feliz con haber regresado con su ex novia... Mi camino es otro... creo que me angustia un poco no poder haber discernido cuál...
Agradeceré padre sus consejos... Humildemente también he rezado por Ud. en mi retiro. Gracias desde ya. Saludos. Rosalía


RESPUESTAS DEL PADRE

9 de mayo.
Vivir contenta es vivir contenida. 
Lo que Dios da es "lo que es", "lo que está ahi", "lo que hay".
Si estás desconforme, el cáncer es la misma desconformidad. 
El remedio es ver el bien, los bienes, presentes. Salir de sí misma. Y aceptar la pena por lo desobedecido. Humildad.

9 de mayo. 2019

Al violador no se lo resiste. Se llama al protector que te defienda. Se huye hacia el bien. Y no se anda solitaria en sus dominios.

10 de mayo. 2019

Ojalá pudiera aparecerme para verte y animarte… 
Y para reaprovisionarte de combustible en vuelo, jajaja.
"Sin mí nada podéis hacer"... Pero ¿Quién nos podrá separar del amor de Cristo? con él "Súper vencemos por aquél que nos amó" (Romanos 8)


12 de mayo. 2019
Dedícate a dar amor
Como está a tu mano y puedes
Da amor con lo que haces y eres.
Que brote de tu interior
el mejor de tus poderes.
Ya ni quieras lo que quieres
sé esposa para el Señor
ese es el yugo mejor
Y lo que Él de ti requiere.
Él por ti de amor murió
Y Él por ti de amor se muere

lunes, 22 de junio de 2020

TESTIMONIOS [2] Alejandra
EL SANTO EVANGELIO PARA LA MUJER

TESTIMONIO
ALEJANDRA
Psicólogo

Padre Horacio:
Un saludo fraterno en los corazones de Jesús y María desde Colombia.
       Le escribe Alejandra desde Colombia. Agradezco inmensamente a Dios por haber suscitado en su corazón el deseo y la necesidad de ayudarnos a profundizar en las heridas del pecado original en el varón y la mujer, para suplicar el auxilio de la gracia y así ser santos en nuestro estado de vida.
        En esta cuarentena he aprovechado para leerme los libros "Me quiero casar" Tomo I y II. Realmente ha sido maravilloso y una sanación enorme para mi alma, el comprender cómo el amor divino es la base y la fuente de nuestra alegría y esperanza. 
Saber que soy esposa de Jesús, y que estoy llamada a dar testimonio particular como la Iglesia ama a su esposo Cristo, ha sido realmente una liberación y sanación de mi entendimiento, y una invitación profunda a no esperar más para
serlo.
       Veo que en el libro muchas chicas le agradecen por el material que usted les ha enviado sobre cómo cultivar e iniciar ese camino esponsal con Jesucristo. 
        Le agradecería enormemente que me pueda enviar todo este material a mí también. Este material me será de gran ayuda a mí primeramente, a mis pacientes (en mi profesión como psicóloga), y a las mujeres que Dios ponga en mi camino.
         Cuente siempre con mis oraciones por su sacerdocio, y para que el Señor y Nuestra Madre custodien este hermoso apostolado.
 ¡Dios le bendiga!  Alejandra.