martes, 30 de octubre de 2018

UNA AYUDA ADECUADA
LA MUJER Y EL VARÓN VISTOS DESDE DIOS [3 de 13]

3.1 “DE UN EXTREMO A OTRO LA ESCRITURA HABLA DEL MATRIMONIO y su misterio” – nos dice el Catecismo de la Iglesia católica :  

La Escritura comienza relatando el matrimonio del primer par humano. Adam es un nombre  genérico que denota la especie humana= “el ser humano”. Al final, en el Apocalipsis, se trata del matrimonio entre Dios hecho hombre y la Iglesia, humanidad divinizada.. 
Tampoco convenía que el Verbo Encarnado permaneciese solo, vino en búsqueda de desposarse con una humanidad de almas divinizadas. 
El sentido último de las Bodas de Adam lo revelan las Bodas del Cordero. 
Lo primero en la intención es lo  último en la ejecución

3.2.- LAS BODAS JUDÍAS DURABAN TODA UNA SEMANA. Por eso el relato de la creación dura seis días porque es el relato de una boda. 
En el sexto día tiene lugar – todo junto – la creación de los novios, la bendición, nupcial, los regalos y el banquete. La creación del ser humano, la bendición de la boda, los regalos y  el banquete se nos narran en los versículos 1, 26 a 29. 
El vers. 26 revela el designio, 
el 27 narra los comienzos de la ejecución del designio; creando la primera imagen terrena del Nosotros divino. 
Los versículos 28 y 29 presentan la bendición de la boda, los regalos y el banquete.

3.3.- LA INTENCIÓN DIVINA  “Entonces dijo Elohim: Hagamos Adam a imagen nuestra, según nuestra semejanza // y gobiernen a los peces del mar, las aves del cielo, los ganados y todas los bichitos y toda alimaña que repta sobre la tierra” (1, 26).
“Y creó Dios el Adán a imagen de Él, a imagen de Dios lo creó, // macho y hembra los creó”. (1, 27)
“Entonces los bendijo Dios a ellos y les dijo sed fecundos y multiplicaos y llenad la tierra y dirigidla , dominad en los peces del mar en las aves del cielo y en todo animal que serpea sobre la tierra” (1, 28)  
3.4.- EL BANQUETE DE BODAS “Mirad que os he dado toda hierba de semilla que existe sobre la haz de toda la tierra y todo árbol que lleva fruto de semilla: eso os servirá de alimento” (1, 29) “Y a todo animal terrestre, a toda ave de los cielos y a todo ser animado que se arrastra sobre la tierra les doy por alimento toda hierba verde. Y así fue.” (1, 30)
 .-”Y vio Dios todo cuanto había hecho y he aquí que estaba muy bien. Y fue tarde y fue mañana. Día sexto” (1, 31)

3.5.- COMENTARIO DE 1, 26 El designio divino sobre los esposos y su misión terrena Vuelvo sobre los versículos 26 y 27
“Entonces dijo Elohim: Hagamos Adam [un ser humano] a imagen nuestra, según nuestra semejanza // y gobiernen[1] a los peces del mar, las aves del cielo, los ganados y todo ser viviente que anda sobre la tierra” (Gen 1, 26)[2].
En este versículo se nos manifiesta, en dos fases, dos propósitos divinos:
Primero: la decisión del Nosotros divino de hacer un Nosotros esponsal humano , como imagen de Dios y capaz de progresar en semejanza.
Después se le asigna una misión terrenal al género humano. Se introduce al ser humano en la cadena de Jerarquías angélicas mediante las cuales Dios quiere regir  el Universo. El ser humano regirá toda vida en la tierra.

3.6.- COMENTARIO DE 1, 27 Y creó Dios el Adán a imagen suya, a imagen de Dios lo creó, macho y hembra los creó”. (Gen 1, 27) 
Detengámonos a analizar un poco este versículo. Consta de tres frases o miembros
a) “Y creó Elohim a Adam a imagen suya,
b) a imagen de Dios lo creó,
c)  macho y hembra los creó”.

3.7.- a) Y b) repiten la misma idea, entrecruzando el orden del sujeto y del predicado. Recurso redaccional  que resalta la mayor importancia de a-b)  respecto de c)
a y b) son el fin principal  -  c) es medio para otro fin
Aunque ambos actos son intencionales. La naturaleza sexuada del ser humano es algo querido por Dios, pero es un medio para multiplicar la especie humana. La misión humana de regir toda vida sobre toda la tierra así lo pide.



[1] Comenta el Rashí voz ambivalente puede significar dominación o decadencia. Si es de la raíz radáh:  someter, regir, dominar, yirdú = dominarán. Si de la raíz yarad: caer, descender, decaer. “Si el hombre es virtuoso domina a la bestia. Si no es virtuoso, desciende más bajo que la bestia y la bestia lo domina”. Es decir, lo que es carnal y animal en él domina lo que hay de racional. El varón debe comenzar por gobernar su propia carne.
[2] 1, 26 [wayyo’mer ‘Elohim: nacaséh ‘adam betsalménu kidemuténu weyirdú bidegát hayyám uvecôf hashamáyim uvekol jayáh haroméshet cal-ha’arets]


Fuente: De mi conferencia en la rama femenina de a Fraternidad Apostólica Santo Tomás de Aquino FASTA –MENDOZA (RA)  En el Foro de la Mujer edición 2018: Mujer custodia de la cultura-- 18 agosto 2018

martes, 23 de octubre de 2018

UNA AYUDA ADECUADA
LA MUJER Y EL VARÓN VISTOS DESDE DIOS [2 de 13]

2.1.- NO CONVIENE 
EL-SER EL ADAM 
UNO-SOLO
Volvamos  ahora nuestra atención hacia la primera mitad de nuestro versículo 2,18: 
“Entonces dijo Yahwéh Elohim: No es conveniente el-ser -el-Adam uno solo” [1]  

Parece tan  obvio el sentido de esta primera mitad del versículo que uno puede seguir de largo, como quien pasa por delante de un muro sin advertir que en él hay una puerta hábilmente disimulada.

2.2.- SAN AGUSTÍN, RECONOCIÓ LA EXISTENCIA DE ESA PUERTA. Y dedicó a tratar de responderla todo el libro noveno de su Comentario Génesis a la letra. Allí dice, repetidas veces, que el único motivo que él ve para hacerle “una ayuda” al Adam son los hijos:

 “Si se me pregunta para qué ayuda del hombre fue hecha, considerando todas las cosas con la mayor diligencia que puedo, no se me ocurre otro motivo sino el  de la prole, para que la tierra se llenase por la estirpe de ellos”[2].
Examinemos la Sagrada Escritura en busca de otros motivos. Vayamos a buscarlos en Génesis 1, 26 al 31. Allí se trata de la creación y bodas del primer par humano y para qué fueron creados ambos.



[1] Levadó de la raíz badad, ser uno solo, estar separado. soltero
[2] Lib. 10, Cap. 11, nº 19 p. 1029

Fuente: De mi conferencia en la rama femenina de a Fraternidad Apostólica Santo Tomás de Aquino FASTA –MENDOZA (RA)  En el Foro de la Mujer edición 2018: Mujer custodia de la cultura-- 18 agosto 2018


martes, 16 de octubre de 2018

UNA AYUDA ADECUADA
LA MUJER Y EL VARÓN
VISTOS DESDE DIOS [1 de 13]

Se me pide que les hable de la Mujer como 
Una ayuda adecuada”. 
Como  subtitulo se agregó: "Varón y mujer:
complementariedad originaria y posterior alteración 
de la relación

En otras palabras: ¿Cuál era el designio divino al crear a la mujer? ¿Y cuáles fueron las consecuencias del pecado original para la relación varón-mujer? ¿Qué nos dice la Sagrada Escritura? 
Mi exposición tiene dos partes.  
La primera parte es exegética. La segunda parte es teológica.


1.1.- EXAMINEMOS LA FRASE “UNA AYUDA ADECUADA”. Estamos ante una traducción al español de la frase hebrea: cézer kenegdó..
            Empecemos pues analizando la frase cézer kenegdó.
cÉzer = sustantivo que, como toda palabra hebrea puede tener muy variadas acepciones. 
Puede  significar según el contexto: “ayuda, auxilio, asistencia, socorro, complemento, refuerzo, compañía” (podría hasta designar un préstamo en dinero si el contexto así lo indicara). 
En la Sagrada Escritura  se le  aplica a Dios mismo: “Mi cézer [mi auxilio] viene del Señor que hizo el cielo y la tierra” (Salmo 120, 2).

Kenegedô es un conglomerado de tres elementos. Un adverbio comparativo, un adverbio de lugar y un pronombre personal ke = como
néged = delante, adelante, presente, enfrente, contra, opuesto
ô = pronombre personal sufijo: de él, suyo

El conglomerado adverbial kenegdó se traduce literalmente “como-delante-de-él” o “como él, delante de él” 
Verosímilmente es una abreviatura de kemô unegdô = como él y ante él, semejante a él y en su presencia

Kenegdó Aparece únicamente en este lugar de la Sagrada Escritura. Parecería creada como acertijo para no decir “mujer o esposa”. Quizás porque aún no ha sido narrada la creación de la mujer, se quiso describirla con dos requisitos o rasgos distintivos para sugerir la naturaleza de la ayuda sin decir todavía lo qué será:1º) que le sea semejante y 2º) que esté siempre con él.

 1.2.- TRES TRADUCCIONES 
A TENER EN CUENTA
Retengo por ahora, a cuenta de ulterior clarificación.
1) La Septuaginta o LXX traduce: “un auxilio ante él” [Boethón kat’ autón]
2) la Vulgata latina traduce: “una ayuda semejante a él” [Adjumentum simile sibi].

Por mi parte, considero que la expresión kenegdó es anfibológica. Se deben unir ambas versiones y traducir en una “una ayuda semejante a él y presente a él”. 

1.3.- LA FRASE EN SU VERSÍCULO
Pasemos ahora a considerar el versículo en el que se encuentra la frase.
Traduzco servilmente del hebreo término a término:  “Entonces dijo Yahweh Elohim: No conveniente el-ser-el Adam uno solo.  Harémosle para él  complemento semejante a él ante él” (Gen 2, 18) Wayy'ómer Yahwéh Elohim lo’ tov heyôt ha’adam levaddô // neceséh[1]cézer kenegdô

1.4.- FOTO LIBRO  DEL TARGUM GÉNESIS 
Se nos ha conservado – milagrosamente otra traducción de todo el pentateuco hebreo al arameo que se hablaba en Galilea en tiempos de Jesús y aún hoy se habla en la aldea siria de Malula.

En  esa fuente documental el versículo que analizamos se traduce al español así:   
 “Entonces dijo Yahweh Elohím: no conveniente el-ser-el-Hijo-del-hombre-uno-solo, haréle una compañera [= zug] semejante a él” 
Nota: Targum Neophyti del Pentateuco Alejandro Diez Macho traduce directamente: “le haré una compañera semejante a él” Gen 2, 18 [‘cbd lyh zug kd nfq byh =  acbad lo zug cad nafaq bih] (cavad; haré // lyh para él, // zug compañera, par // zéveg: matrimonio // kad: como // nafaq: semejante / byh a él) Lo mismo se led en Targum Yerushalayim ( = Jonathan),  Gen 2,18  compañera semejante a él: 

Leamos a continuación el versículo y su contexto en la traducción al español del texto en arameo galilaico

1.5.- FOTO: texto de Génesis 2, 18-20
18 “Y dijo Yahweh Elohim: no es conveniente el ser el Hijo del Hombre[uno] solo, le haré una compañera semejante a él
19 “Y creó Yahweh Elohim de la tierra todas las bestias de la superficie del campo y [etcétera]
20 “Y el hombre dio nombre a todos los animales domésticos y a las aves de los cielos, a todas las bestias de la superficie del campo, pero al hombre no le encontró [Dios] una compañera semejante a él” (Tg. Neophyti I Gen 2,18-20)
Es el texto tal como lo pudo escuchar la Sagrada Familia en su sinagoga de Nazareth o los apóstoles en Cafarnaúm.

1.6.- ZUG: LA PALABRA ARAMEA QUE SE TRADUCE COMO COMPAÑERA es: zug, Zug deriva de una raíz zawag que contiene las ideas de: yugo, yunta, cónyuge (esposa) pareja, compañero/a etc.
En esa raíz aramea y sus derivados se da la misma asociación que hay en  español entre yugo y cónyuge.

1.7.- UN PARÉNTESIS. Jesucristo, el Hijo del Hombre, Nuevo Adán, invita a conyugarse con él: “Venid a mí los que andáis cansados y agobiados y yo os aliviaré, tomad sobre vosotros mi yugo y aprended de mí pues soy manso y humilde de corazón. Porque mi yugo es suave y mi carga ligera. (Mateo 11, 28-30). Durante su vida terrena Jesús está solo “Las zorras tienen nidos y las aves madrigueras, pero el Hijo del Hombre no tiene dónde reclinar su cabeza” (Mateo 8, 20) No conviene que Cristo el Dios hecho hombre esté sólo. ¿Quién y cuál puede serle compañera semejante e inseparable? Una Iglesia santa formada por almas santas. Pero debo continuar mi exposición. Cierro el paréntesis

Fuente: De mi conferencia en la rama femenina de a Fraternidad Apostólica Santo Tomás de Aquino FASTA –MENDOZA (RA)  En el Foro de la Mujer edición 2018: Mujer custodia de la cultura-- 18 agosto 2018




[1] Corregido de singular a plural siguiendo los LXX



viernes, 5 de octubre de 2018

¡VIVA LA CASTIDAD!
¡VAYAN LOS CORRUPTORES DE PEQUEÑOS
AL FONDO DE LA MAR!

¡Al abismo del Mar, 
lo más profundo,
Lo más lejano del Trono 
y del celeste altar!
¡Al hondo abismo 
donde van a parar
los más sucios detritusde este mundo.
A ese lugar inmundo que habita el Leviatán
el gran monstruo marino, la Serpiente!

¡A ese lugar donde nunca resuena ni se siente
la voz del Verbo;
ni voz alguna humana ni divina
Al calabozo lóbrego y silente
donde tampoco alumbra luz alguna
y el alma desvelada no termina
de soñar una eterna pesadilla!

¡Allí vayan a dar!
- como avisó el Señor en un lamento -
con una piedra de molino atada al cuello
que les haga imposible regresar
los que escandalizaron a un pequeño
los que lo hicieron tropezar
y lo hicieron caer en el camino
que Él les vino a enseñar!

Maldito quedó ya
y destinado ya al eterno abismo
- así se le advirtió al depredador -
todo perverso corruptor de un niño
aunque pretenda ser su educador,
que lo distrae, con sexo, del Amor.

Para contrarrestar tanta maldad
Volvamos a gritar,
volvamos a elogiarla y enseñarla
¡Viva la Castidad!