viernes, 22 de febrero de 2019

ME ENVIÓ A EVANGELIZAR
CON PODERES [5/10]
UN BALANCE

ME ENVIÓ A EVANGELIZAR:
ENFOCANDO MI ENSEÑANZA EN 
"LA DIVINA REGENERACIÓN"
Jesucristo es el Hijo de Dios que vino a enseñarnos el camino de la divina regeneración, a vivir como Él vivió, vivir como el Hijo, vivir como hijos.
Esta enseñanza se fue gestando y volcando en las siguientes obras:
1.- EL FIEL LAICO en el HORIZONTE 
de su PERTENENCIA
Es una ponencia que presenté en 1988 en la VIIIª Jornada Nacional
de Teología organizada por la Sociedad Argentina de Teología bajo la presidencia del Pbro. Pablo Sudar.
Se me pidió que hablara sobre los aspectos bíblicos de la Teología del Laicado en preparación del Sínodo sobre los Laicos. Preparando esta ponencia se me mostró claramente que el nombre principal del fiel cristiano es ser Hijo de Dios. Es decir su identidad bautismal.
La ponencia se publicó en el volumen colectivo titulado "Laicado Comunión y Misión" Editorial San Pablo Buenos Aires 1989
De ahí en adelante la divina regeneración fue el tema nuclear de mi presentación del mensaje evangélico. 
La figura de Dios Padre se impuso en el primer plano. La obediencia del Hijo. Esta predicación fue madurando y se plasmó en  siguientes obras
2.- VIVIR COMO EL HIJO, VIVIR COMO HIJOS 2002-4
Sermón de la Montaña - Bienaventuranzas
3.- ORAR COMO EL  HIJO, ORAR COMO HIJOS
UPA PAPÁ - ELEVACIONES AL PADRE NUESTRO - 2004
4.- VIVIR DE CARA AL PADRE - 2009
NACIDOS DE NUEVO Y DE LO ALTO
5.- SALIÓ EL SEMBRADOR A SEMBRAR-SE - 2015
EL SECRETO ESCONDIDO EN PARÁBOLAS 
Y REVELADO A LOS HIJOS
La centralidad de la espiritualidad filial y la divina regeneración dio lugar a esta jaculatoria: 
"¡Padre! Engéndrame hoy!"
Y a otras oraciones como la que sigue:
En el Sermón de la Montaña estamos viéndote vivir como Hijo y enseñándonos a vivir como hijos. Sí, Jesús, queremos vivir como hijos del Padre Celestial, tener un corazón de hijos, una conciencia de hijos, una vida de hijos, poder orar con el Padrenuestro desde el deseo de nuestro corazón como Tú lo oraste. 
Padre, santificado sea Tu Nombre. Venga a nosotros Tu Reino, el Reino de los hijos. Que reine en nosotros el amor de hijos al Padre y el Amor Tuyo, Padre. 
Hágase Tu Voluntad porque ése fue el deseo de Tu Hijo Jesús: cumplir Tu Voluntad, porque Él consideró hermanos, hermanas y madre a los que hacían la Voluntad del Padre. Que se haga Tu Voluntad; que la podamos hacer, Padre, para ser hermanos de Jesús, hijos Tuyos. Cumplir Tu Voluntad gozosamente, dándote Gloria. 
Que venga a nosotros el Reino, el Reino de los hijos. Danos hoy el pan de cada día. ¡Oh Padre! Ponemos en Ti nuestra seguridad en estos momentos inseguros, en que además los hombres quieren hacernos más inseguros con un discurso amenazador, en que tantos de Tus hijos están asustados. 
Ponemos nuevamente nuestra seguridad en Ti, ¡oh Padre! porque Tú sabes que necesitamos todas esas cosas y Tú que cuidas de las aves y de los lirios del campo cuidas más de Tus hijos. Danos un corazón seguro en Ti. 
Perdona nuestras ofensas y enséñanos a perdonar, a no guardar rencor con nuestros hermanos, a amarlos porque son hijos Tuyos y Tú los amas y quieres ser glorificado en ellos. No nos dejes caer en la tentación, Señor. 
Estamos en medio de tentaciones en un mundo en que Tú no reinas, que no reconoce el Reinado de Tu Hijo y que hace de todos los pecados un espectáculo disfrutable. 
No nos dejes entrar en la tentación y líbranos del malo, del príncipe de este mundo porque él está detrás de todo ese pecado organizado, que quiere apartar a los hombres de Ti; a los que Tú creaste para hijos quiere convertirlos en enemigos Tuyos, ¡oh Padre! Confiamos en Ti como confió Jesús. Amén.

viernes, 15 de febrero de 2019

ME ENVIÓ A EVANGELIZAR
CON PODERES [4/10]
UN BALANCE

ME ENVIÓ CON PODERES
No temo que el título que he elegido para este balance de mis escritos sea, para mí, motivo de vanidad. 
He elegido este título sabiendo que es provocativo y va a sonar escandaloso en el oído de alguno.
        No me extrañaría, porque también a algún lector de las cartas de San Pablo me ha confesado, algo escandalizado, que el Apóstol le ha parecido jactancioso, arrogante o engreído.
          Este es el motivo que me movió a intercalar este texto de San  Pablo a esta altura, a los comienzos de mi exposición.
         Todo sacerdote puede compartir la convicción de San Pablo de ser sólo un vaso de barro, elegido sin ningún mérito propio para ser portador-dispensador de un tesoro invalorable: "Llevamos este tesoro en vasos de barro, para que resulte evidente, que la eficacia extraordinaria no se debe a nosotros sino a Dios" (2ª Corintios 4, 7).
          San Pablo tuvo una viva conciencia de ser un "vaso elegido", "vaso de elección". Como vaso elegido se lo presenta el Señor al anciano Ananías, cuando éste, alarmado ante la conversión del  perseguidor, lo interroga: 
+ "Señor, ha oído a muchos hablar de ese hombre y de los muchos males que ha causado a tus santos en Jerusalén"
++ "El Señor le contestó: Ve (a su encuentro tranquilo) éste es para mí un vaso que he elegido para hacer llegar mi nombre a los paganos, a los reyes y a los hijos de Israel,  Yo le mostraré todo lo que deberá padecer a causa de mi nombre" (Hechos 9, 13-16).
          La palabra griega skeuos que suele traducirse como "instrumento" tiene aquí el sentido de "vaso, recipiente" y por el contexto amplio conviene que lo traduzcamos por "ánfora".
"NOTA: Sobre dimensiones y capacidad de las ánforas en la antigüedad mediterránea véase Wikipedia:   https://es.wikipedia.org/wiki/%C3%81nfora#Pesos_y_medidas
Contenían entre 27 y 32 litros. Se usaban para exportar vinos, aceites, granos. Su forma en punta era para que, a falta de muelles, pudieran colocarse en la arena de las playas en el momento  de la carga y descarga y quizás en las bodegas.
San Pablo se ve a sí mismo como un ánfora a punto de derramar enteramente su contenido en supremo testimonio del Nombre cuando que ha llenado su ocupado enteramente su ser y su existencia, cuando ve inminente su martirio. En esa circunstancia le escribe así a Timoteo, haciendo el balance de su vida:
-- "Yo estoy a punto de ser derramado en libación y el momento de mi partida es inminente" (2ª Timoteo 4, 7).
NOTA: Libación ofrenda de líquidos 
       San Pablo comenta cómo los "recipientes" (ya  no necesariamente en forma de ánforas, sino de vasijas de un mismo material) son tratados como viles o dignos por el uso su contenido. Así en Romanos 9, 22-24 hablará de los malvados como  "vasos de ira para la perdición" y de los justos como "vasos de gloria para misericordia". 
         O en 2ª Timoteo 2, 20: "En una casa grande no hay solamente recipientes de oro y plata, sino también de madera o de barro, y de ellos los unos son para usos honrosos y los otroa para usos viles. Así pues si uno se purificare de esas cosas será considerado como un vaso destinado a usos nobles, santificado y útil a su dueño, preparado para toda obra buena"
que cada uno de vosotros sepa tratar a su propio cáliz
(= su esposa) santa y dignamente y no con pasión de concupiscencia como esos paganos que no conocen a Dios" (1ª Tesalonicenses 4, 4).

viernes, 8 de febrero de 2019

ME ENVIÓ A EVANGELIZAR
CON PODERES [3/10]
UN BALANCE

"LOS ENVIÓ DE DOS EN DOS"

DIMAS ANTUÑA GADEA 
COMPAÑERO Y MAESTRO 
EN MI ENVÍO EVANGELIZADOR

A Dimas Antuña le reconozco haberme enseñado a conocer a San José y a predicar acerca de él. 

A Dimas le debo la iniciación en la ciencia de la imagen sagrada que me brindo su carta a Antonio Spotorno para hacer una estatua de San José.
Gracias a esos conocimientos prediqué la novena que dio origen a "Siguiendo a Cristo por el camino de San José". Pero también prediqué la novena de la Virgen del Carmen y un triduo sobre la Virgen Dolorosa. 

Por una providencia especial pude publicar los escritos que él dejó acerca de San José, la mayoría inéditos, en el volumen titulado "Dichoso el hombre que halló a San José". 
Este libro debe su título al que he dado en llamar "Salmo de Dimas", una breve composición de  que comienza con esas palabras, evocatorias del Salmo primero y de todo el Salterio. Lleva como subtítulo "El libro del Señor San José" que Dimas hubiese querido dar al publicar la obra magna que soñaba dedicarle. 
En él oficia de introducción mi comentario al Salmo de Dimas.
Luego he reunido en él sus éditos e inéditos sobre San José.
Este volumen viene encabezado por cartas prologales del Cardenal de Montevideo Mons. Daniel Sturla SDB y del obispo de la Diócesis de San José de Mayo (Uruguay) Mons. Arturo Fajardo.

Dimas me enseñó también muchísimo con sus escritos y conferencias sobre la Misa Solemne del rito latino. Por disposición de la divina Providencia esa obra se ha podido publicar en Montevideo una primera edición de 300 ejemplares numerados. 
La obra se titula INTER CONVIVAS (Entre los comensales) y como subtítulo: LA MISA SOLEMNE CONTEMPLADA Y MEDITADA.

Se publicó su primera edición en agosto de 2018, al cumplirse los cincuenta años del fallecimiento de Dimas Antuña, el 24 de agosto de 1968. Aparece con carta prefacial de Monseñor Alberto Sanguinetti Montero, Obispo de Canelones, destacado teólogo y liturgo. Preparación de la edición, presentación y notas mías.


José Luis Antuña Gadea

*27-08-1894 Dolores, 
Soriano, Uruguay 
+ 24-08-1968 Montevideo

Desde muy joven dio en llamarse a sí mismo con el sobrenombre de Dimas con el que firmó sus escritos desde su primer libro Israel contra el Ángel (1921). 

A sus trece años, en 1907, ingresó como pupilo en el Colegio de los Hermanos de la Sagrada Familia, Montevideo, del cual egresó, a  los dieciocho, con las calificaciones más altas, medalla de oro y mejor alumno de su promoción.  Esos años dejaron una huella indeleble en su inteligencia y su espiritualidad.

Poco después se empleó en el Banco de la Provincia de Buenos Aires y vivió en Argentina hasta abril de 1942, en que vuelve al Uruguay.

Sin títulos universitarios se formó en filosofía y teología como autodidacta. Fue reconocido por muchos amigos como maestro de la espiritualidad litúrgica y del arte sagrado. Debió su formación litúrgica en gran parte a la Abadía  Benedictina de Buenos Aires a través de la cual se conectó con la abadía de Río de Janeiro y a los medios católicos de Brasil.
En Buenos Aires se integró desde temprano a los grupos de la juventud católica militante que generaron los Cursos de Cultura Católica y diversas revistas en las que colaboró. Dedicó parte importante de su vida al apostolado litúrgico a través de conferencias, poesía y prosa poética, introduciendo a muchos en los misterios de la simbología de la liturgia. Dejó inédita una obra magna sobre la Santa Misa solemne.  

Publicó: Israel contra el Ángel (1921), El cántico (1926), El que crece (1929), Mon Brésil (1938 poesías en francés); La vida de San José (1941). Por último El Testimonio (1947) que es una antología de sus conferencias y poesías. Colaboró en diarios: La Nación (Buenos Aires), El Bien Público (Montevideo) en las revistas arriba mencionadas y algunas más.
Dimas ha sido más conocido y reconocido en Argentina que en su patria de nacimiento. El Maestro y destacado pensador y filósofo argentino  Alberto Caturelli, registra a Dimas Antuña en su monumental obra: La Historia de la Filosofía en la Argentina (1600- 2000), y lo ubica dentro del grupo Convivio. Sus amigos le reconocieron un magisterio  espiritual destacado aunque muy discreto y se diría que escondido.
Su obra inédita sobre la Santa Misa Solemne lleva por título: Inter convivas (entre convidados) refiriéndose a los participantes en  el  banquete eucarístico. Es posible que el grupo Convivio le deba a Dimas Antuña el nombre bajo el cual se unieron y una espiritualidad centrada en la eucaristía. Dimas percibió claramente que era la Santa Misa lo que los había reunido y los mantendría unidos como convidados a una misma mesa, la del Padre, preparada para sus hijos.
Así se conectan los rasgos eucarísticos de su espiritualidad con los bautismales, bajo el signo de la divina regeneración por el bautismo y el pan supra-substancial, alimento de la vida filial en la eucaristía.





miércoles, 6 de febrero de 2019

ME ABANDONO EN TI
LA ENTREGA AMOROSA


Amado Jesús, yo no soy nada, Tú lo eres TODO,
me abandono en Ti. 
No es mi corazón, quiero amor para el Tuyo, 
me abandono en Ti. 

No es mi felicidad, ¡es tu Gloria! 
Me abandono en Ti. 
No es mi vida, es tu plan para mi, 
me abandono en Ti. 

No es lo que “encuentro”, sino quien Tú me presentas, 
me abandono en Ti. 
No es lo que puedo hacer, sino lo que puede tu Poder, 
me abandono en Ti. 

No son mis gustos, sino tus preferencias, 
me abandono en ti. 
No son mis miedos, sino tu Gracia, 
me abandono en Ti. 

No es mi tiempo, es tu Voluntad, 
me abandono en Ti. 
No son mis obstáculos, sino tus caminos, 
me abandono en Ti. 

No es mi capricho, sin tu querer. 
Me abandono en Ti. 
Hágase tu voluntad, Padre
 Fiat Voluntas Tua.

viernes, 1 de febrero de 2019

ME ENVIÓ A EVANGELIZAR
CON PODERES [2/10]
UN BALANCE

No ideas sino personas.
Comencé a escribir 
relatando lo aprendido 
sobre la Santisima Virgen María 
y San José. 
Ambos depositarios 
del conocimiento de Jesucristo desde sus 
orígenes.  

LA VIRGEN MARÍA SEGÚN LOS CUATRO EVANGELISTAS  
nació de cuatro conferencias del Adviento de 1973
pronunciadas en la Catedral de Montevideo y que organizó Julieta Arocena. 
Julieta fue en su breve vida un apóstol de la esperanza de la Parousía, del deseo de la manifestación gloriosa del Señor. 

SIGUIENDO A CRISTO POR EL CAMINO DE SAN jOSÉ
Tuvo su origen en una novena a san José en la Catedral de su Diocesis y Santuario Nacional uruguayo de San José en 1985 a invitación del entonces obispo Mons. Pablo Galimberti. Inspirado en las enseñanzas de Dimas Antuña acerca del lenguaje de las imágenes sagradas.  Contiene 12 "visitas" a la Imagen. 
La primera edición se hizo en 1985 en dos tiradas. Una con origen en la diócesis de San José y otra en la diócesis de Tacuarembó. La segunda edición, con ilustriaciones de Michel Prince y mejor impresión de la foto de la imagen patronal la hizo Mons. Arturo Fajardo en el año 2017.


LA VIRGEN MARÍA SEGÚN LOS EVANGELISTAS
Volviendo sobre La Virgen María en los evangelios, la primera mitad del actual libro había sido publicada hace cuarenta años, en 1974; tuvo dos ediciones argentinas, dos en España, en Sal Terrae y en Gratis Date. Se tradujo al portugués, holandés, japonés, coreano e inglés (una edición para Estados Unidos y otra para India, Nepal y el lejano oriente de habla inglesa)



La actual quinta edición, (2014) se ha aumentado con dos importantísimos anexos que demuestran el valor histórico de los evangelios y en particular el de los relatos de la infancia de san Lucas. Para quien quiera ver una breve presentación en video:  




A la luz de la historia de la medicina y de su estado en tiempos de San Lucas, queda de manifiesto qué capacidad y exigencia crítica de objetividad histórica, pudo brindarle a san Lucas su origen, su educación, sus estudios médicos en el mundo helenístico de su época. Lucas fue un médico griego, el evangelista mariano, el que pintó u n retrato de María, el que nos dio acceso al Corazón de María, cofre de los misterios del Santo Rosario.


En este capítulo se calibra el valor histórico de su testimonio y de su capacidad de discernir el hecho cristiano, sobre todo ante milagros de orden biológico como la concepción virginal de María.
En Lucas parecen conjugarse lo mejor de las dos principales escuelas médicas griegas: la empírica y la pneumática. ¿Lo eligió por esto mismo el Espíritu Santo para blindar el testimonio evangélico contra las posibles dudas de Teófilo, converso griego ilustrado?

El prólogo de Lucas había sido comparado sin resultados con los criterios metódicos de las obras históricas de la antigüedad. Nuestra comparación con los criterios metódicos del prólogo de una obra médica contemporánea de Lucas, muestra notables coincidencias con los criterios metodológicos de otro médico, Pedanios Dioscóridos, expresados en el prólogo a su obra Materia Medica. 

Pedanios Dioscorides fue contemporáneo y compatriota de san Lucas, verosímilmente condiscípulo suyo en la escuela médica de Tarso de Cilicia que, juntamente con la de Alejandría y la de Atenas, era una de las tres más afamadas escuelas médicas del mundo helenístico.

La comparación con el prólogo de Materia Medica demuestra, sin dejar lugar a dudas, que Lucas pertenece al mundo de los médicos griegos. Lucas intenta mostrarle a Teófilo que la historia evangélica no es un mito, como los mitos griegos que él ya ha rechazado, sino que relata hechos ciertos, y es plenamente aceptable para una mentalidad racional como la de él y la de otros griegos de mente desmitificada y desmitificadora.

Bultmann y su estela de intérpretes declararon mítico el evangelio y luego se dedicaron a desmitificarlo. Lástima, porque San Lucas los había precedido en la tarea, opuesta, de demostrar que la enseñanza cristiana impartida a Teófilo y en él al mundo de la razón griega, estaba libre de mitos. Así que los racionalistas y la escuela de Rudolf Bultmann, persiguiendo el fantasma de los mitos pasaron de largo la realidad histórica.

María no es el Evangelio. No hay ningún Evangelio de María. Pero sin María tampoco hay Evangelio. Ella figura en los cuatro. 
Desde la Anunciación a la Cruz, junto a su hijo Jesucristo. Y desde la Cruz hasta nuestros días, junto a nosotros.
“A Jesús por María” no es una invención moderna, es la tradición bimilenaria de la Iglesia.

No hay mejores maestros para conocer a María que los mismos evangelistas. Ellos nos transmiten la auténtica figura de María.




Editorial Lumen – Buenos Aires -2015
editorial@lumen.com.ar    alejandro.makar@lumen.com.ar  ventas@lumen,com.ar La figura de María según los evangelios ha sido presentado en abril de 2015, en Argentina, como conferencias sobre María santísima:  en el Colegio de Mallinckrodt (Martinez); en el Convento Nuestra Señor a de Guadalupe en Ing. Maschwitz, en el Instituto de Filosofía práctica, en el Instituto Bosch, en un grupo de familias en Escobar, en el Colegio Catherina de Fasta, En el Profesorado del Colegio Calasanz, etc.

También se presentó en Uruguay en la Parroquia Catedral de Salto y en la Parroquia de la Santa Cruz en Salto (20 y 21 de noviembre de 2015) y en el Hogar Católico de la Parroquia Catedral de San José de Mayo el 2 y 3 de diciembre de 2015). También se comentan sus contenidos a través de Radio María (Uruguay) en el espacio “Camino a Roma” que dirigen el Diácono permanente Jorge Novoa y su esposa Cristina  Gregorio