viernes, 26 de abril de 2019

CAMAS SEPARADAS O...
AL CUARTO DE LOS NENES

Querido Padre
Hace tiempito que quería comentarle algunas cosas… pero no sé bien ni cómo decirlas, o expresarme bien. 
Veremos qué sale....
Es que ni mi esposo ni yo queremos más hijos.  Entonces a mí me parece que tener intimidad ya no es honesto.
Por otro lado tenemos intimidad a veces una vez en el ciclo ( Una vez al mes… o sea). A veces no. Pasa de largo. 
Porque como con la última nena me quedé embarazada en un momento «imposible» aprendí que Dios se puede servir de lo que quiere para que yo tenga los hijos que no quiero tener je…

Por lo tanto tengo miedo. Mucho miedo. Porque además mi esposo me pregunta "¿estás segura no?"....Y a seguro lo llevaron preso... 
Y eso me tira la moral al piso.
Eso no es lo más complejo. Sino que él quiere (cuando está en casa, que no son muchos días) ciertas muestras de cariño e intimidad que a mí no me parecen bien (aunque me gusten eh),  porque le digo que "no vale calentar el agua y después no tomar mate".
Porque además, después, siento que tengo que confesarme. Y no es fácil explicar ese pecado (lujuria? Impureza,? ... No sé.) 
¡Menos con sacerdotes jóvenes!
Así que me la paso durmiendo en la pieza con los nenes. Huyendo de él, sin que él se de mucha cuenta.  Tampoco puedo ser cariñosa con él...Porque mal interpreta o se ilusiona... Y no da.
Por suerte está poco. Y, cuando viene, anda cansado y duerme. Pero no es fácil estar escapando siempre...

Resumiendo: ¡está bien que duerma  en la pieza con los nenes ya que no estamos abiertos a la vida? Porque dormir en la misma cama no es posible… al menos que me ponga en «mala» que es lo que hago si no, y lo rezongo cuando me toca... porque no veo otra opción. Ya que hablar con él es imposible...porque «no sabe / no contesta»
Bueno...quería ser sintética y salió largo… No hay caso ¡je!
Gracias padre por anticipado.
Lo quiero mucho.
Su hija

Querida hija:
Estoy volviendo de un viaje ayer de noche. Te contesto telegráficamente.
Ustedes ya tienen nueve hijos, tu hija mayor, casada hace poco, ya está por darles el primer nieto
Es evidente que la  cercanía física de la esposa en el mismo lecho es una tentación muy fuerte para ambos. 
En muchos casos, otros matrimonios en tu situación, separaban las camas, o ella  iba a dormir a otra habitación, como tú ahora. 
Bien aconsejada por tu Ángel y el Espíritu Santo y por la santa razón, te vas a dormir con los nenes chicos en la habitación de ellos. Duerme tranquila en la habitación de los niños.
Y mantén distancia física y evita mimitos para no encender la pasión de tu esposo. Los días en que él está en casa, entre una ausencia laboral y otra, dile que "no estoy segura" o "que hay peligro". 
El amor que te tiene y el miedo de perderte prevalecerá sobre su pasión de lujuria y lo hará casto. Es decir lo ayudará a dominar su deseo sexual hacia ti. 
Todo lo cual es virtud y conviene que él la ejercite y cultive precisamente mientras la esposa todavía es fecunda pero ya no le conviene a ella que tenga más hijos.

Querido padrecito, 
gracias por la anterior contestación. Estamos haciendo exactamente lo indicado jaja.
Me saco un peso de encima,  porque no sabía exactamente qué era lo más correcto.
También quería contarle que para octubre nace nuestro nieto si Dios quiere.  La fecha es unos días antes del primer aniversario de casamiento. Así que la familia sigue agrandándose con niños… jeje

Querida hija:
Alabo al Señor que le está dando a él la virtud de la castidad dentro del matrimonio.
Y a ti la sensatez de renunciar también a sus ternuras guiándote y guiándolo por la sana razón.
Una generación va y otra generación viene.
Sea por siempre bendito y alabado el "Señor y dador de vida" y así mismo las hijas de Dios generosas en darla, como tú lo has sido con tus nueve hijos.


lunes, 22 de abril de 2019

INCENDIO EN LA CATEDRAL
Juan Manuel de Prada

"La abominación de la desolación"
  DURANTE toda la Semana Santa hemos leído o escuchado muchas pamemas en torno al incendio de la catedral de Nuestra Señora de París: 
  + El catolicismo pompier ha sacado musculito ñoño (repitiendo que la fe es más fuerte que las llamas), 
  + Los conspiranoicos han aprovechado para lanzar insinuaciones o proclamas islamófobas (ignorando que una civilización no es conquistada desde fuera hasta que no se ha destruido a sí misma desde dentro) 
   + Y hasta el progrerío que instiga la cristianofobia ha soltado sus lagrimillas de cocodrilo (viendo en el incendio una oportunidad para erigir otro templo vacío de Dios que sea un reclamo aún mayor para las manadas de turistas).

Como nuestra época ha perdido por completo el sentido de lo sacro (como lo sacro enfurece y saca de sus casillas a nuestra época), nadie ha probado a hacer la lectura del incendio que hubiese hecho el más sencillo de los hombres, allá en los siglos dorados de la Cristiandad. 
   ¿Y si el incendio de la catedral de París fuese grato a Dios? 

Pocas veces he comprobado más nítidamente la transformación de la «casa de oración» en «cueva de ladrones» - según la brutal expresión evangélica - que cuando visité la catedral de
París, convertida en un parque temático para solaz de manadas de turistas, que eran paseadas por todos los lugares del templo, para que hozasen a gusto - pinreles en chanclas, camisetas reventonas de michelines, escotes disuasorios como albardas lacias -, mientras Dios se escondía (o lo escondían quienes más obligados están a mostrarlo) en alguna capilla lateral, para que no contemplase aquella apoteosis del horror.
    La catedral de París no simbolizaba ninguna de
las paparruchas que en estos días se han escrito; simbolizaba lo que el profeta Daniel denomina «la abominación de la desolación», la profanación extrema del lugar santo, la fe «pisoteada por los gentiles» del nuevo paganismo, dispuestos a enseñorearse de sus escombros, convenientemente vaciados de Dios.

Porque no debemos olvidar - nos recuerda Castellani - que «la Cristiandad será aprovechada: los escombros del derecho público europeo, los materiales de la tradición cultural, los mecanismos e instrumentos políticos y jurídicos serán aprovechados en la continuación de la nueva Babel: la gran confederación mundial impía». 

De ahí que el gerontófilo Macron, y con él toda la confederación mundial impía, se apresurasen a anunciar la reconstrucción de la catedral.

Hasta un impío genial como Víctor Hugo se indignaba hace casi doscientos años (en la novela que tantos han mencionado en estos días, sin haberla leído) «a la vista de las degradaciones, de las mutilaciones sin cuento que se han infligido al venerable templo, sin respeto para Carlomagno, que hizo poner la primera piedra, ni para Felipe Augusto, que colocó la última». 
    Víctor Hugo escribe sobre mutilaciones artísticas (o eso cree él); pero su pluma está guiada por el Espíritu, que sopla donde quiere: «¿Qué diría un sochantre del siglo XVI - escribe, furioso - viendo los estupendos destrozos que nuestros vandálicos arzobispos han infligido a su catedral? (…) Creería que aquel lugar santo se había vuelto infame, y saldría huyendo».
Dios, en cambio, no salió huyendo, aunque el lugar santo se hubiese vuelto infame. 
    En una fotografía sobrecogedora divulgada en estos días, se ve la mesa vaticano-segundista aplastada por los escombros, mientras al fondo se alza incólume el viejo altar del que Dios fue desterrado, para democratizar la misa (o sea, para vaciarla de fieles y llenarla de turistas). 
    Y es que, como Víctor Hugo escribe en su celebérrima novela, «toda civilización empieza por la teocracia y termina por la democracia».
   Por Juan Manuel de Prada

LAS SANTAS MUJERES LLEGAN AL SEPULCRO

Homilía de San Gregorio Papa.
Homilía 21 sobre los Evangelios

Habéis oído, carísimos hermanos, que las santas mujeres que fueron en busca del Señor con aromas al sepulcro, querían tributar con humanidad los últimos honores al difunto, que tanto habían amado en vida.

Más este suceso nos indica qué es lo que debe hacerse en la santa Iglesia.
Es preciso que de tal modo oigamos las cosas que han sucedido, que pensemos en lo que nosotros debemos hacer para su imitación.

Pues creyendo nosotros en aquel que murió, si empapados en el aroma de las virtudes buscamos al Señor con la opinión de las buenas obras, vamos también con aromas al sepulcro.

Aquellas mujeres que vinieron con los aromas, vieron a los ángeles; porque las almas que caminan en busca del señor por los santos deseos con el aroma de las virtudes, ven a los habitantes de la patria celestial.

Es de notar lo que se significa cuando se dice que el ángel estaba sentado a la derecha.
¿Qué significa por el lado izquierdo sino la vida presente, y por el lado derecho la vida eterna?.

De aquí que se diga en el Cantar de los Cantares: "Su izquierda debajo de mi cabeza y su derecha me abrazará" (Cant 2,6).

Por consiguiente, como nuestro Redentor había ya dejado la vida presente, con mucha razón estaba sentado a la derecha del ángel que había venido a anunciar su vida perpetua.

Apareció vestido de blanco, porque anunció los gozos de nuestra festividad. La blancura del vestido significa el esplendor de nuestra solemnidad. ¿De la nuestra o de la suya?. Hablando con verdad, podemos decir de la suya y de la nuestra.
La resurrección de nuestro Redentor fue y es nuestra fiesta, porque nos concedió la gracia de volver a la inmortalidad; y es la fiesta de los ángeles, porque con nosotros se completa su número.
El ángel se apareció vestido de blanco en la fiesta nuestra y suya; porque siendo nosotros llevados a la patria celestial por la resurrección del Señor, se reparan los daños de la patria celestial.

Pero oigamos qué es lo que dice a las mujeres cuando se acerca al sepulcro: "No temáis", como si dijera: teman todos aquellos que no aman, ni desean la venida de los habitantes de la patria celestial; teman todos aquellos que, siendo víctimas de los deseos carnales, desesperan de poder llegar a ser compañeros suyos.

Vosotros, ¿por qué teméis al ver a vuestros conciudadanos? De aquí que san Mateo, al describir la aparición del ángel, dice: "Era su rostro como el relámpago y sus vestidos como nieve".
En el relámpago está representado el terror del temor, y en la nieve la suavidad del candor.

martes, 16 de abril de 2019

ESTE MARTES ME FUSILAN
CANTO CRISTERIO

Este canto inmortaliza tantos episodios en  conmemoración de la resistencia heroica de una parte de la nación hispana en el curso del silenciado proceso de genocidio que ya dura siglos, por parte de las fuerzas ocultas del Príncipe de este mundo que fue: ¡la Insurrección Cristera!    https://youtu.be/4Un6GDaqFwc

¡Honor, gloria y memoria a los humildes y esforzados mártires de la fe, cuya fe vence al mundo! Rueguen por nosotros. Viva Cristo Rey. ¡Presentes! 
En Vísperas de la Pasión de la Cabeza, rememoramos la de sus miembros, que somos nosotros. El odio del mundo condecora al cristiano verdadero.

Este martes me fusilan // A las 6 de la mañana.
Por creer en Dios eterno // Y en la gran Guadalupana.
Me encontraron una estampa
De Jesús en el sombrero. // Por eso me sentenciaron // Porque yo soy un cristero.// Es por eso me fusilan
El martes por la mañana. // Matarán mi cuerpo inútil Pero nunca, nunca mi alma.
Yo les digo a mis verdugos // Que quiero me crucifiquen
Y una vez crucificado // Entonces usen sus rifles.

¡Adiós sierras de Jalisco, // Michoacán y Guanajuato!
Donde combatí al Gobierno,Que siempre salió corriendo.
Me agarraron, de rodillas,// Adorando a Jesucristo.
Sabían que no había defensa // En ese santo recinto.
Soy labriego por herencia, // Jalisciense de nacencia.
No tengo más Dios que a Cristo
Por que me dio la existencia.
Con matarme no se acaba // La creencia en Dios eterno.
Muchos quedan en la lucha
Y otros que vienen naciendo.
Es por eso me fusilan // El martes por la mañana.

Pelotón, prepaareen, apunteen/¡ Viva Cristo Rey! y ¡Fueego!!

viernes, 12 de abril de 2019

LO QUE HABLARON CAÍN Y ABEL
¿POR QUÉ NO FUE GRATA LA OFRENDA DE CAÍN[? 2]

... PORQUE CAÍN NO BUSCABA CON SU OFRENDA SIMPLEMENTE AGRADECER Y GRATIFICAR A DIOS 
COMO ERA LA INTENCIÓN DE ABEL

Este relato pone de relieve las consecuencias de considerar el mundo como obra del amor, o de negar que tenga que ver con el amor como motivo y razón de ser.

Lo traigo a colación porque, como se verá, tiene relación directa con el misterio del cainismo y del abelismo en la historia humana.
La humanidad - nos enseña el pasaje bíblico - se divide en cainitas y abelitas.

"Amor sólo con amor se paga".
Si Caín niega que el mundo sea obra de amor de Dios, no puede amar a Dios. Pero tampoco puede agradar a Dios con ninguna ofrenda ya que no puede ofecer nada grato a Dios que no vaya salado con la sal de la Alianza (Levitico 2,13) La Alianza es un pacto de amor y lo que le da el sabor que agrada es el amor con el que se sella.
Para Caín, Dios es el Supremo Arquitecto. No convive con el hombre en la creación ni, menos, puede ser el Padre.

En el texto del Génesis que relata el diálogo de Caín y Abel que se lee actualmente, este relato ha desaparecido. Sólo se conserva en la traducción aramea de los tiempos de Jesucristo.

También en Génesis 1, 2 según el actual texto masorético, ha desaparecido el carácter amoroso que tiene el Espíritu de Dios que inspira la obra creadora y sobrevuela las aguas.
En la traducción aramea, por el contrario, se lee que "un Espíritu de amor de delante de YYY soplaba sobre la faz de las aguas" (Génesis 1, 2).
Panim significa superficie pero también rostro.

La expresión es próxima al soplo de Dios sobre la faz o el rostro del ser humano recién amasado de la tierra (Génesis 2,7).

¿Por qué razón omitir mencionar el amor divino? ¿Acaso existía en los textos hebreos antiguos y fué censurado después? Ciertamente ya en el Levítico (masorético) encontramos la tradición de la necesidad del amor en la ofrenda (Lev, 2, 13).
Ya sea que se omitiera  intencionalmente o por mero descuido, el descuido con lo importante ¿no es algo hiriente en las relaciones de amor?

Pero agreguemos otra consideración:
Si Caín hubiese ofrecido su ofrenda con la intención (amorosa) de agradar a Dios, Caín hubiese sido capaz de alegrarse con el agrado de Dios por la ofrenda amorosa de su hermano.
La acedia de Caín denota que su ofrenda no iba dirigida a complacer a Dios.
Fue incapaz de alegrarse con la satisfacción divina por la ofrenda de su hermano Abel.
¿Qué otros móviles pudo tener Caín que no agradaron al Señor? ¿Iba acaso su ofrenca dirigida a "forzar" a Dios, o a "coaccionarlo"? Es decir, ¿dirigida a conseguir algo de Dios, en vez de reconocer lo ya recibido como un don del amor divino?
Ese corazón sin amor a Dios se traiciona en el discurso cainita.

Por el contrario, Dios declara explícitamente:
"Amor quiero y no  sacrificios" dice el Señor (ki jésed jafátsti welô_závaj: Oseas 6, 6  retomado por Mateo 9, 13).
Y es lo que reprocha Jesucristo, el Hijo, a los sacrificios en el Templo de Jerusalén, Casa de su Padre.

viernes, 5 de abril de 2019

¿DE QUÉ HABLARON CAÍN Y ABEL? [1]
EL MUNDO: ¿FUE CREADO POR AMOR O NO?

DE SI EL MUNDO FUE CREADO 
POR AMOR O NO...

En Génesis 4, 7-8, Caín ha sacado a Abel al campo para hablarle a solas y le  dice:

 CAÍN - Veo yo, que el mundo no  fue creado por amor ni es gobernado según el fruto de las obras buenas y que hay acepción de personas en el juicio (del Creador). ¿Por qué tu ofrenda ha sido aceptada con beneplácito y mi ofrenda no? 

- ABEL respondió diciendo a Caín: Yo veo que el mundo ha sido creado por amor y que es dirigido según el fruto de las obras buenas y por cuanto mis obras fueron mejores que las tuyas, mi ofrenda fue aceptada con beneplácito”

- RESPONDIO CAÍN a Abel diciendo: – “No  existe juicio y no existe juez y no hay otro mundo y no hay recompensa para los justos y no hay castigos de los malvados”.

- ABEL replicó a Caín diciendo: "Hay juicio y hay juez y hay otro mundo y hay concesión de recompensa para los justos y hay castigo de los malvados en el mundo venidero.
Sobre tal tema estaban disputando en campo abierto, cuando se levantó Caín contra su hermano Abel y lo mató”
[Tomado de: Targum Neofiti I: Genesis 4,8]

LA ANTIGUA FUENTE DE ESTE DIÁLOGO 
El targum Neofiti, es una traducción del texto  hebreo De Génesis 4, 8. 
Es la traducción que se brindaba en las Sinagogas de Galilea tras la lectura del texto hebreo , en atención al pueblo sencillo que ya no entendía hebreo. 
La pudieron oir la Sagrada familia en Nazaret o los Apóstoles en Betsaida y Cafarnaúm.  

Ya no existe el texto hebreo del que se hizo esta traducción. El traductor no se permitiría así no más ser infiel a lo que traducía. 
El texto hebreo del que disponemos hoy ya no presenta este diálogo que estoy ofreciendo ahora.

REFLEXIONES:
1) El Génesis no pretende tanto enseñarnos cómo fué sacado el mundo de la nada, por qué: por amor. Y para qué, como expresión de Amor. El Creador no es, como dicen los cainitas, El supremo Arquitecto. Es, como dicen los abelitas, El Padre que hospeda a sus hijos por amor.

2) Abel fue ingenuo y cometió varios errores:
a) Creyó que se podía ser sincero y hablar con un perverso y sostener la verdad
b) Y que eso se podía hacer a solas, sin testigos
c) Desde entonces la humanidad se divide entre Cainitas y Abelitas. Serpientes y palomas. 
d) El Señor aconseja ser mansos como las palomas (Mateo 10, 16) 
pero a la vez sagaces como Él lo es con la serpiente astuta (Salmo 17, 26-27)
e) No puede dar frutos buenos el árbol malo (Mateo 7, 18-20)
f) Misericordia con el malvado es insensatez

BIBLIOGRAFÍA:
El "Targum Neophyti I", que contiene todo el Pentateuco fue publicado en cinco tomos por el P. Alejandro Díez Macho en colección del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Madrid-Barcelona 1968-1978. Tomo I.

Véase también, del mismo autor: "El Targum. Introducción a las traducciones arameas de la Biblia" en la misma editorial 1972.