lunes, 29 de junio de 2020

TESTIMONIOS [3] María Mercedes
SATANÁS VIOLADOR DEL ALMA

Querido Padre Horacio:
Solo quería comentarle que leí el artículo que me sugirió de su blog: "La Serpiente y la tentación a la mujer como violación del alma"

     Contiene un análisis interesante y muy real en cuanto a la naturaleza de la mujer, y sus daños por el pecado original. Me ayudó a reconocerme; a darme cuenta, de que existe en mí ese sentimiento de que yo soy "conocedora"de la verdad: el sentimiento de "yo lo sé todo"o "yo lo puedo todo"; y como consecuencia, tenerme por incorruptible ante las tentaciones humanas o eventualmente inmune a ser engañada. 
     Sé que, a veces, tengo una actitud confrontadora al decir mi parecer o punto de vista (me cuesta aceptar opiniones diferentes a las mías). 
      Reconozco en mí esa "soberbia" contra la que debo luchar diariamente. Me cuesta descansar en Dios, es decir fiarme de él, confiar en él, puesto que soy una persona que le gusta tomar un rol activo e independiente. Reconozco que no tengo y debería tener la actitud de confiar y tener seguridad en el plan que Dios tiene para mí. Y dejarme guiar y conducir por Él. Eso lo sé, y lo reconozco.

        Igualmente,no sé si me terminé de expresar bien el viernes, cuando hablamos por Skype. Me gustó que me halla remarcado aquéllo de "que no es prudente arriesgarse a ponerse en situaciones que una cree poder manejar pero de las que debería tener en cuenta que, en realidad, no tiene el total control.
       Por ejemplo: esa actitud de "abierta" (a la que yo me refería el viernes) y que en realidad es temeraria, sin advertirlo. No saber pues, realmente, hasta qué punto, puedo relacionarme con malas compañías o gente que me puede terminar haciendo mal; que puede llevarme por mal camino y no terminar con un buen final; que pueden lograr corromperme. Quizás con mi actitud de "nada me puede pasar",ahí se encuentra mi error,mi naturaleza dañada como mujer,el creerme Dios. 
       Pero también sigo convencida de que un buen hombre,o el hombre de tu vida,puede llegar a ser un hombre no religioso o practicante de fe. Es una relación que puede ser ardua y de una lucha constante. Pero conozco casos concretos de matrimonios y noviazgos,donde el esposo/novio no era creyente o practicante de la fe, y sin embargo lograba respetar a su mujer, y amoldarse, por amor a ella, al estilo de vida que ella quería llevar. 
        Sé que no es algo que abunde encontrar en la diaria. Pero me parece una prueba de AMOR muy grande y habla muy bien de ese varón que, a pesar de no tener la religión marcada, saber amar bien y de verdad. 
        La verdad es que yo aspiro a un hombre religioso y practicante de la fe, pero también estoy "abierta"a recibir a un hombre que pueda no ser practicante de la fe o religioso, con tal de que me ame de verdad y, por lo tanto, me sepa respetar. Esto es a lo que me refería el otro día,el comentario o acotación que quería hacer.
      Ojalá haya logrado expresar la idea. Una vez más,le agradezco su buena disposición,el tiempo que me dedica y las ganas de escucharme. Saludos afectuosos. Su hija,
María Mercedes.

Querida hija:
Lo que yo deseaba señalarte y recalcarte, es que, una vez que la mujer se enamora de un hombre, el enamoramiento nubla en ella las virtudes de prudencia, justicia, fortaleza y templanza. 
Es por ejemplo lo que vemos suceder: que todos los que la quieren ven claramente que el varón del que se enamoró no es el bueno para ella, pero ella no logra poner en la balanza el juicio prudencial y el amor con que la aconsejan. Todos ven que se engaña y se lo dicen, pero ella no sólo no puede verlo, sino que no puede tener en cuenta el buen consejo de los que la aman. En eso consiste el encandilamiento que puede provocar la Serpiente. Su amor puede enceguecer su capacidad para percibir la verdad. Y entre los muchos aspectos de la verdad, está la visión de los que la aman de verdad y la aconsejan. La serpiente encandila, hipnotiza, se apodera de la atención y ya no permite ver. Algo así es lo que logran sus servidores en las sectas, cuando aislan al adepto cortando sus vínculos y solitarizando a su víctima. 


sábado, 27 de junio de 2020

AL QUE EL MUNDO LO DESVELA
UN PROFETA LO CONSUELA


UNA HIJA ME ESCRIBE DESVELADA

LE HABÍA HABLADO POR WHATSAPP
DE LA PROFECÍA DEL PADRE 

¡Padre la hora que es!
¡Y no me puedo dormir! 
¡Pensando en estos tiempos! Y en lo que Usted me dice por Whatsapp: "
Estamos en guerra
y somos soldados de Cristo"
Padre Michael Scanlan
Vivimos la vida con la creencia de buenos contra malos. Esta guerra es repetida y permanente. 
Una cosa le aseguro: al diablo le da trabajo esta guerra. 
Los católicos, en nuestra fé, ya sólo con el hecho de aceptar Lo Trascendental somos la resistencia.
Mi pregunta es: ¿En que cambió el cristiano para resistir en esta guerra? 

Hablando en términos estratégicos: es la misma guerra de hace dos mil años: 
aceptar que somos limitados 
y por tal necesitamos de ¨Lo Divino" 
Necesitamos ser amados por DiosY el diablo ya sabe eso. Por eso necesita del pobre hombre hueco y secoPorque como usted dice "Con Dios, no hay nada que temer". Por eso, el diablo no puede dormir. 

Vero me ha pasado algunos videos de You Tube. Me sirvieron para entender algunas situaciones que ya están impuestas. Ni siquiera los que defienden toda la New Age, saben de qué hablan. Créame que esos videos de algunos amigos suyos, me abrieron los ojos y me hacen pensar, aún más, en toda la molestia que ocasionamos.
Sólo con el hecho de “decir” que rezar el rosario es hermoso la gente queda espantada. 
Y ellos sólo oyen lo que “decimos”; sí llegaran a vivir lo realmente hermoso quedarían locos. ¡Es mucho para ellos, es renunciar a todo lo inmediato! 
Están programados para otra situación. 

En cuanto a mi trabajo le comentaba que cada día que pasa, me cuesta más tomar decisiones; porque no sé si resolver en consecuencia al orden impuesto (créame que el ambiente es hostil) o hacer lo que aprendí en la facultad. Por ¡algo estudié! 


Yo siento que les doy miedo. Si yo fuera otra, aprovecharía para manipular. 

Pero a mi eso no me interesa. No estoy en disposición de dañar a nadie intencionalmente
Creo que el miedo se lo suscita lo divino. 
¡Está todo mezclado! ¡Es un caos! 

Los médicos podemos tener mucha impunidad. Y algunos de nosotros la aprovechan. 
Cuando leo “los médicos en la primera linea de fuego” sé que es una falsedad. 
Nos venden espejitos de colores. Y se los compramos. Esa fórmula es útil para algo. 
Qué tristeza! ¡Qué poca cosa somos sin Dios!
¡Ah santísimo padre mío! ¡Agradecida de conocerlo y de todo lo que me ayuda! Escuchar  sus audios es como comulgar, me ponen con Dios. 
Es Dios que intercede y además voy conociendo a otros y de esa manera tengo más herramientas. 
Porque le aseguro que "alguna estrategia tenemos que tener". 
Bueno Padre parece que me vino el sueño. Abrazo.

viernes, 26 de junio de 2020

CREACIÓN, CAÍDA Y SANACIÓN
DEL VARÓN Y LA MUJER (1)

1. El ser humano al principio
2. La naturaleza humana herida por el pecado original

[Tomado del libro:
La Casa sobre Roca. Noviazgo, Amistad Matrimonial y Educación de los hijos.
Ed. Lumen, Buenos Aires - México, págs. 83-89]

1. EL SER HUMANO EN EL PRINCIPIO

1) Al principio, el ser humano fue creado por Dios como un lazo armonioso del mundo material y del mundo espiritual. En el designio creador no debía ser ni solamente animal ni solamente ángel. Iba a participar de la condición animal y de la angélica. Ni animal ni ángel, pero asumiendo en sí, en forma humana, lo propio del mundo animal y del mundo angélico. "Los hombres somos totalmente humanos y no animalidad más espiritualidad". Es decir que en nosotros, lo animal está al modo humano, más perfecto que el puro animal. El hombre mira y ve como hombre, no como animal. La vida animal está en el hombre asumida por la humanidad y asumida de manera eminente, perfeccionadamente. De modo que todo en el hombre es humano también su animalidad y su espiritualidad.

Horizonte del tiempo y la eternidad,

de la materia y el espíritu, de lo animal y lo angélico
2) El ser humano es pues una combinación armoniosa de materia y espíritu. En el hombre recién creado se enlazaban armoniosamente lo animal y lo angélico, lo instintivo y lo intelectual. Por eso Aristóteles y Santo Tomás han comparado al ser humano con el horizonte. Así como en el horizonte parecen tocarse el cielo y la tierra, el tiempo y la eternidad, así también en el hombre parecen tocarse lo material y lo espiritual, cuerpo y alma, materia informada por el espíritu, lo animal combinado en un solo ser con lo angélico. [Ver: Santo Tomás de Aquino, CG L.2, c.68, n6; c.80, n.13; Commentarium In Lib. Aristotelis, De Causis Lectio 2 y 9; De Potentia Q. 3 a.9 AG 27]
3) Más aún, el hombre es, entre todas las creaturas, no solamente la única creatura que participa de todos los ordenes creados, desde lo mineral hasta lo angélico, sino la que más participa de la imagen y semejanza divina, de modo que en él, como lo figuró Miguel Ángel en el fresco de la Capilla Sixtina, parecen tocarse también lo humano y lo divino,
4) "Los cielos proclaman la gloria de Dios" afirma el salmista (Sal 18,2). Pero sólo el hombre interpreta esa alabanza y es capaz de cantarla. El mundo material es mudo. El hombre es como el diputado de la Creación para alabar al Creador y reconocer su gloria. Sin el hombre, el universo carecería de inteligencia, de corazón y de voz para conocer, amar y alabar a Dios. Si se extinguiera la raza humana el universo quedaría mudo ante su creador. Más: entre todas las creaturas materiales o visibles, sólo el ser humano fue creado a imagen y semejanza visible de Dios. Es el único ser del mundo visible que espeja mejor la espiritualidad del Creador y que puede entrar en diálogo espiritual con Él. El único ser visible capaz de adorarlo.

La sexualidad humana distinta de la animal

5) De ese designio creador proviene la dignidad del hombre. Y de ahí deriva la diferencia de la sexualidad humana de toda otra sexualidad puramente animal. Es por el matrimonio del hombre y la mujer que se perpetuaría la estirpe de los adoradores de Dios. Por la generación carnal se comunica una imagen y semejanza espiritual. En este sentido, la sexualidad humana es también como un horizonte donde se toca la comunicación del ser visible y el invisible, el carnal y el espiritual, el animal y el angélico, lo instintivo, necesario y lo amoroso y libre, de lo animal se pasa a lo personal.
6) Adán, creado primero, vivía entre los animales y les puso nombre. Es decir tenía de común con ellos el elemento animal de su naturaleza, el cual le daba (y le sigue dando) la posibilidad de comunicarse con ellos, entenderlos, amaestrarlos, domarlos, domesticarlos, gozar de la compañía de algunos. Pero Adán no encontraba entre ellos una ayuda adecuada, es decir semejante a él en cuanto ser humano espiritual, capaz de relacionamiento interpersonal. No encontraba entre ellos otra persona humana como él. Para hacerle compañía espiritual fue creada otra persona humana: la mujer.
7) La preeminencia del factor personal, interpersonal, espiritual, en la mujer se expresa en el relato bíblico en primer lugar por esta finalidad de su creación. Ella es creada para ser la compañera espiritual del varón; para entablar el diálogo espiritual y libre, con un ser que ya tenía una capacidad de comunicación animal con los animales, pero una capacidad insatisfecha de relacionamiento humano, espiritual, interpersonal.
8) Quizás para subrayar que lo más propio de Eva está en el ámbito espiritual, el relato de los orígenes relativiza en ella el elemento corpóreo: Dios no le hace un cuerpo propio, aparte, creado de la misma manera que antes había plasmado el cuerpo del varón. Usa el cuerpo del varón como principio creador del cuerpo de la mujer. La materialidad de su cuerpo es tomada del cuerpo del varón. Y también su nombre es tomado del nombre del varón. "Será llamada varona (isháh) porque del varón (ish) fue tomada". El varón la reconoce y la recupera. Ella se reencuentra en él como en su origen y su contexto de pertenencia: del varón fue tomada...

La misteriosa corporeidad

9) Hay que notar también que según el texto bíblico ella no proviene del cuerpo del varón por generación sino como por partición. Varón y mujer comparten; son copartícipes de una sola carne, un solo cuerpo. Él reconoce en ella la parte que le faltaba y sin la que estaba incompleto. Y ella reconoce en él a aquél de quien proviene y a quien desde siempre pertenecía, sin el cual estaba como perdida e incompleta también.
10) El hecho de que Adán reciba esposa directamente de Dios, establece un parentesco de alianza con su 'divinum socer' con su suegro divino (la palabra suegro viene de socer, socio: su Socio divino). La hija funda un parentesco y una relación social entre su padre y su esposo. En ella se anuda la alianza entre dos hombres y entre dos familias. Está llamada a ser factor de unión y de asociación.
11) Al mismo tiempo, la esposa es 'concedida' por otro ante el cual se es responsable. Así el varón es responsable ante Dios de la esposa, como el esposo lo es de la esposa ante la familia de la esposa. Pero la entrega de la esposa por parte de los suyos, anuda un vínculo de alianza de parentesco que se espeja en la alianza con el Suegro divino.
12) El modo de creación del cuerpo de Eva expresa, además, una verdad acerca del modo de relación de la mujer con su propio cuerpo. En lo profundo de la experiencia femenina de relación con su cuerpo es como si habitara en un cuerpo ajeno, que no le pertenece. A veces puede considerar su propio cuerpo con cierta distancia y extrañeza y hasta con rechazo. En ocasiones puede sentirse sujeta como sometida a su corporeidad, presa de ella, como la princesa en la torre. A ella le desagrada que atribuyan sus estados de ánimo a causas o concausas físicas. Es como si la dependencia corporal la humillase. Quizás el relato bíblico expresa esas experiencias de la mujer en su corporeidad, mostrando que su cuerpo no es suyo, sino tomado del de Adán; no es otro diverso, sino uno tomado de la carne del varón y que parecería conservar las huellas de una corporeidad ajena, aunque esté informada por un alma femenina. Es como si su destinación creacional a lo espiritual la hiciese padecer a veces su dependencia de lo físico.
13) A la inversa, el relato bíblico de la creación del cuerpo de Eva, expresa la experiencia de relacionamiento del varón con el cuerpo de la esposa. Es como si el varón reclamara el cuerpo de la esposa como parte del suyo y buscara reintegrarlo a sí mismo, reconociéndolo como propio suyo: 'carne de mi carne y hueso de sus huesos'. Pablo comentará: "Maridos amad a vuestras mujeres como a vosotros mismos... el que odia a su mujer se odia a sí mismo".
14) El modo de creación del cuerpo de Eva expresa también el relacionamiento especial de la participación en un solo cuerpo de ambos cónyuges en la sexualidad humana, diversa de la animal, que tiene lugar en la relación matrimonial. En efecto, la relación, según el designio del principio estaba destinada a ser tanto corpórea como espiritual. Por el matrimonio, ambos se volverían a hacer una sola carne, un solo ser, un solo cuerpo del que ambos dispondrían como dueños en común, como socios en la común y amistosa corporeidad. Serían dos personas habitando la misma carne y compartiéndola, como comparten la misma casa y el mismo lecho.
15) Pablo parece fundar ahí la oblatividad mutua entre esposa y esposo, que era el designio divino del principio y que la salvación cristiana restaura por obra de la gracia sanadora del sacramento del matrimonio: "La mujer no es dueña de su cuerpo sino su esposo, ni el esposo es dueño de su cuerpo sino la esposa" (1 Cor 7,4). El esposo tiene el derecho al cuerpo de la esposa como el Todo tiene derecho a su parte, por que el cuerpo de la mujer fue tomado del cuerpo del varón. La esposa tiene derecho al cuerpo del esposo como la parte tiene derecho al todo sin el cual no tendría sentido. Son el uno del otro, pero en forma disimétrica, no intercambiable. Ella es como la parte del todo, y él como el todo al que pertenece la parte. Ninguno tiene sentido sin el otro y se necesitan el uno al otro. Pertenece el uno al otro.
16) La unidad de origen, anterior a la separación creadora, vuelve a restablecerse en el amor matrimonial cristiano por acuerdo amoroso de ambas voluntades. Cada uno restituye al otro libremente y por amor, lo que le era propio. El cuerpo de la mujer lo restituye ella libremente al varón como al todo del que fue tomado su cuerpo. Y el cuerpo del varón es entregado por él libremente a la mujer como el todo al que la parte tiene un derecho fundado en la voluntad creadora de Dios.

2. LA NATURALEZA HUMANA HERIDA POR EL PECADO ORIGINAL


17) Veremos inmediatamente, cómo, por el pecado original esta feliz dispensación 'del principio' se corrompe y el varón [el todo] intenta recuperar totalitariamente a su parte y la mujer [la parte] tiende a querer comportarse como si fuera el todo. El relato bíblico de la creación de Eva muestra ambas relaciones en la perspectiva del designio divino del principio, destinado a la unión feliz de ambos esposos por una relación de auténtica entrega. Y luego muestra cómo el pecado original va a alterar las relaciones haciéndolas posesivas en vez de generosas; divisoras en vez de unitivas. El modelo posesivo, característico del hombre viejo, que se reserva a sí mismo sin entregarse y procura apoderarse del otro, manipularlo, usarlo, es considerado por Pablo como una especie de estafa: "no os defraudéis el uno al otro" (1 Cor 7,5). Pero de esto corresponde tratar en otro lugar. De ahí que las relaciones entre varón y mujer podrán vivirse sabiamente si se viven en gracia o insensatamente si se viven según el pecado original y los pecados que de él derivan.

18) El pecado original hirió la naturaleza humana. ¿Cómo? En su relación con Dios, y a causa de ello en todas sus demás relaciones: consigo mismo, con el otro, con el mundo.
19) Dejó al hombre ciego para el bien que es Dios mismo. Desde entonces el hombre vive en un estado de acedia: ceguera espiritual para percibir a Dios como su Bien supremo. Y de esa ceguera derivan todos los pecados contra Dios: indiferencia, tibieza, ingratitud, hasta la rebeldía y el odio.
20) Herida su naturaleza en la capacidad de conocer la Bondad suprema de Dios, como su Fin último, el hombre se dispersa en la búsqueda de bienes con que saciar su sed de bien. Sobreviene así la concupiscencia de la carne (los instintos animales, del cuerpo) y la concupiscencia de los ojos (los apetitos espirituales, del alma).
21) El pecado original desequilibró la armonía entre el elemento material, físico y animal de la naturaleza humana, con su elemento espiritual. Produjo en Adán y Eva - y trasmitió a toda su descendencia - una ceguera para Dios y una equivocada percepción de la jerarquía de los bienes; un desequilibrio entre lo instintivo, lo afectivo y pasional por un lado y lo racional por el otro.
22) Importante: 1) según la visión católica, la naturaleza humana es buena por ser creada por Dios, pero ha sido herida por el pecado original y necesita ser sanada por la gracia. 2) Según la visión protestante, el pecado original corrompió totalmente la naturaleza, de modo que de ella no puede venir nada bueno sino solamente pecado. 'Es inevitable pecar, pero que no se sepa'. Frente a este pesimismo, 3) la visión freudiana y del psicologismo considera que la naturaleza del hombre es buena y uno se debe abandonar a la guía de sus impulsos. 'No te reprimas, realizate, hacé la tuya, al nene no lo corrijas'.


PARA COMENTAR

1) Comentar la condición del hombre como horizonte de materia y espíritu, tiempo y eternidad, instinto y amor, animal y espíritu. Comentar las consecuencias del pecado original.
2) Comentar las experiencias ante el propio cuerpo y ante el cuerpo del otro que se expresan en el relato de la creación de Eva tomada del cuerpo de Adán: Don Todo incompleto y Doña Parte incompleta?. ¿Qué sugiere esto en la disimetría de su actitud del uno ante el otro?
3) ¿Cómo se pasa de la actitud generosa a la actitud posesiva? ¿Y al revés, por la gracia

miércoles, 24 de junio de 2020

ROSALÍA [8 de 10]
MÁS LUCES SOMBRAS Y PERLAS AL ALMA


SER ESPOSA
PARA EL SEÑOR
ES EL YUGO MEJOR

MÁS LUCES
SOMBRAS 
Y PERLAS AL ALMA

En este camino que emprendí he vivido altas y bajas. Las bajas puedo decir que fueron y son principalmente por una voluntad engañada o débil… 

           Yo podía vislumbrar un hermoso presente con plenitud de regalos de mi Señor que no sabía agradecer realmente ni lograba salirme de mi misma ni pedir Su ayuda y protección...
            El Padre en esos días viajó a Cuyo, en Argentina, para unas conferencias y no podía hacerme un seguimiento… sin embargo, compadecido ante mis miserias, se tomaba los minutos que tenía para alentarme y regalarme algunas perlas al alma que transcribo en esta entrada.

9 de mayo

Querido padre,
        Hoy he vuelto a leer las entradas de los blogs que me sugirió en el último mail... Veo tan  claramente cómo el demonio viola mi alma... Aún no soy fuerte y he podido ver en el testimonio de Jazmín que debo siempre: "Huir al Corazón de Jesús y refugiarme en Él cuando me vea abatida...
        Le cuento que he tenido altas y bajas... Una baja clara es haber contactado de nuevo a Román, porque le había contado que borré su contacto, pero lo volví a conseguir y agendar y comunicarme. 
      No me hace bien eso... lo puedo percibir porque inevitablemente, por mi falta de voluntad para lo contrario, seguí viendo sus estados y redes sociales. 
        Por ejemplo, esta situación: Viví una semana santa muy profunda gracias a Dios y recuerdo estar en la escalera de la Catedral esperando a una amiga para rezar juntas el Viacrucis y en ese tiempo de espera estar pidiendo al Señor me ilumine, me diga donde me quiere, cómo me quiere... y allí me llama Román para contarme que pronto me visitaría... y otra vez se me presentaron ilusiones tontas con él. (hoy veo ese llamado como ese aliento del demonio, del dragón que no quiere que me concentre en mi Señor) 
        Y Román no vino, gracias a Dios... solo me causa pena que no lo venga, porque sigue sin ver a sus hijos hace ya como 6 meses... y se pone excusas... y a veces me surge querer ayudarlo con eso, pero no se deja... y creo que ya no me toca... Él sigue feliz de novio.
Pero la verdad este mail no era para hablar de Román... o al menos no directamente de él sino de mí, padre.
         Fui a un retiro ignaciano este fin de semana. Me pasó que con esto de "querer ayudar a Román con lo de sus hijos", y como donde él vive era camino al lugar del retiro, se me ocurrió sugerirle que podría llevarlos para que estuvieran con él y buscarlos al volver (propuesta que no me respondió y la verdad no sé qué le pasa con esto, pero por ende no insistí más con la idea). 
          El tema es que pude darme cuenta que algo que era para Dios (irme de retiro) lo estaba transformando en algo que significaba una excusa para compartir con Román... Pero allí llegó el auxilio de un amigo que me sugirió ir por otra ruta y entonces así lo hice, y hasta tuve la gracia de poder compartir con mi ahijada que vive por ese camino.
Y cuando empecé el retiro anoté en mi cuaderno: Primera renuncia que vislumbro debo hacer: Román... 
Y lo pensé mucho realmente en el retiro... el pensamiento intruso de él se me colaba mucho... a veces lo detectaba prontamente y rechazaba, pero no siempre....
Y en ese retiro pude seguir experimentando algunas luces: me vi como la oveja perdida... cómo en la parábola del Hijo Pródigo está la figura del sirviente que mete cizaña al hijo mayor, y vi allí cómo también conmigo el demonio mete pensamientos, angustias...

Algo muy bonito fue estar rezando frente al santísimo, con lágrimas y allí en ese momento que aparecieran unas chicas que hacían el retiro y que estaban yendo a la terraza... me fui con ellas y vi el atardecer, precioso... lo recibí como un mensaje: Rosalía, sí yo te amo, y te regalo esto....

Y soy una tonta padre, y aquí estoy llorando... Me siento angustiada por allí de no saber qué rumbo tomar, sigo orando para que el Señor me muestre dónde y cómo me quiere. No le voy a mentir: sigo a veces creyendo que es formar una familia y añoro entonces eso...                 Una gran amiga, una laica consagrada, me dijo: no le exijas nada a Dios... quizás por ahora es no hacer nada... ya irás viendo los signos de Dios en tu vida.
           Me veo tonta llorando sin hacer todo lo que debo hacer... porque recuerdo el ejemplo de la Madre Teresa y su larga noche oscura y a pesar de ello, ella no dejó de hacer lo que debía hacer...
          Sí se me presentó una certeza, la misma que tuve al iniciar el retiro: ya de una vez debo soltar a Román... y volví a eliminar su contacto (como tantas veces anteriores). Sólo espero tener la fortaleza para que sea definitivo porque como Ud. me dijo una vez, él ya me soltó, soy yo la que no lo hice todavía, y él está feliz con haber regresado con su ex novia... Mi camino es otro... creo que me angustia un poco no poder haber discernido cuál...
Agradeceré padre sus consejos... Humildemente también he rezado por Ud. en mi retiro. Gracias desde ya. Saludos. Rosalía


RESPUESTAS DEL PADRE

9 de mayo.
Vivir contenta es vivir contenida. 
Lo que Dios da es "lo que es", "lo que está ahi", "lo que hay".
Si estás desconforme, el cáncer es la misma desconformidad. 
El remedio es ver el bien, los bienes, presentes. Salir de sí misma. Y aceptar la pena por lo desobedecido. Humildad.

9 de mayo. 2019

Al violador no se lo resiste. Se llama al protector que te defienda. Se huye hacia el bien. Y no se anda solitaria en sus dominios.

10 de mayo. 2019

Ojalá pudiera aparecerme para verte y animarte… 
Y para reaprovisionarte de combustible en vuelo, jajaja.
"Sin mí nada podéis hacer"... Pero ¿Quién nos podrá separar del amor de Cristo? con él "Súper vencemos por aquél que nos amó" (Romanos 8)


12 de mayo. 2019
Dedícate a dar amor
Como está a tu mano y puedes
Da amor con lo que haces y eres.
Que brote de tu interior
el mejor de tus poderes.
Ya ni quieras lo que quieres
sé esposa para el Señor
ese es el yugo mejor
Y lo que Él de ti requiere.
Él por ti de amor murió
Y Él por ti de amor se muere

lunes, 22 de junio de 2020

TESTIMONIOS [2] Alejandra
EL SANTO EVANGELIO PARA LA MUJER

TESTIMONIO
ALEJANDRA
Psicólogo

Padre Horacio:
Un saludo fraterno en los corazones de Jesús y María desde Colombia.
       Le escribe Alejandra desde Colombia. Agradezco inmensamente a Dios por haber suscitado en su corazón el deseo y la necesidad de ayudarnos a profundizar en las heridas del pecado original en el varón y la mujer, para suplicar el auxilio de la gracia y así ser santos en nuestro estado de vida.
        En esta cuarentena he aprovechado para leerme los libros "Me quiero casar" Tomo I y II. Realmente ha sido maravilloso y una sanación enorme para mi alma, el comprender cómo el amor divino es la base y la fuente de nuestra alegría y esperanza. 
Saber que soy esposa de Jesús, y que estoy llamada a dar testimonio particular como la Iglesia ama a su esposo Cristo, ha sido realmente una liberación y sanación de mi entendimiento, y una invitación profunda a no esperar más para
serlo.
       Veo que en el libro muchas chicas le agradecen por el material que usted les ha enviado sobre cómo cultivar e iniciar ese camino esponsal con Jesucristo. 
        Le agradecería enormemente que me pueda enviar todo este material a mí también. Este material me será de gran ayuda a mí primeramente, a mis pacientes (en mi profesión como psicóloga), y a las mujeres que Dios ponga en mi camino.
         Cuente siempre con mis oraciones por su sacerdocio, y para que el Señor y Nuestra Madre custodien este hermoso apostolado.
 ¡Dios le bendiga!  Alejandra.

miércoles, 17 de junio de 2020

ROSALÍA [7 de 10]
LUCES Y SOMBRAS


SER ESPOSA

PARA EL SEÑOR
ESE ES EL YUGO MEJOR

LUCES Y SOMBRAS

11 de abril. 2019
¡Hola padre!
Le escribo para contarle mis "luces y sombras"....
 Desde nuestra charla en Skype y mi Sí a mi Señor he pasado por varias situaciones.

Algunas luces han sido descubrirme besando mi anillo denario como gesto a mi esposo... y haber recibido como regalo el verlo a Él como un esposo celoso que me decía "¿qué haces?, ¿dónde vas? Si yo te quiero conmigo...” 
En otra oportunidad me surgió ir a la capilla para visitar el Santísimo como si fuera a ver a mi amado... 
Y pude hacer un examen de conciencia profundo y hoy confesarme.
No sé si algunas son cosas "cursis" por decirlo así... yo la verdad las viví con mucho gozo.

Pero también tuve esos pensamientos que me amargaron:, mis sombras. El domingo pasado, por ejemplo, estaba como muy abatida, no recuerdo ahora exactamente que me pasó, pero estaba como abrumada, triste. Y sé que ese día, por ejemplo, eliminé a Román de mis contactos como algo de desprendimiento... 
Pero acá estoy, varias veces deseando volver a contactarlo por otro medio, lo cual es tonto, lo sé, pero es una tontería que me ocupa el pensamiento y no sé porque soy tan necia de ya no poder olvidarme de una vez de él. Incluso si le he llegado a enviar un mensaje desde Facebook no se bien para qué... 
Así que así estoy padre. Creo que más vigilante a los pensamientos, aunque aún no con la suficiente fortaleza espiritual para salir de una vez de ellos.
Cuando tengo luz padre, recuerdo pedirle al Señor por Ud. y le pido siga rezando por mí. ¡Muchas gracias!!!! Rosalía
  
RESPUESTA DEL PADRE – 1era PARTE
11 de abril. 2019
Querida Rosalía: Lo que te está sucediendo es la muy conocida y beneficiosa alternancia de consolaciones y desolaciones. "Si ladran Sancho es señal de que avanzamos" decía el Quijote. El Señor lo envía para que nos avecemos a distinguir lo bueno de lo malo. Y para reiterar nuestro rechazo de lo malo y nuestro volver una y otra vez a buscar y recibir lo bueno.
La tristeza de las ausencias vigoriza la alegría de los regresos. Y de ese vaivén se alimenta, fortalece y vigoriza nuestra adhesión al bien. Hay una especie de tacto espiritual que nos permite palpar la suavidad del amor esponsal, sin que podamos ver al esposo si no es por la fe, que es una especie de visión espiritual, de la imaginación del Espíritu, que es capaz de ver lo invisible con los ojos interiores.
          En la desolación, por el contrario, interviene la ceguera de la carne, de lo instintivo, el reclamo del animalito, o la insumisión del ángel rebelde, o la falsa compasión hacia sí misma que infunde el diablillo que se hace el interesado compasivo. Como se le aparece a Jesús en el Huerto acariciando a su enanito: "¡Qué mal te trata tu Padre celestial, mirá yo que tierno/a soy con mi hijito!"
            Jesús te quiere transfigurada, espiritualizada, libre interiormente de las sujeciones terrenas de las hormonas y tus ciclos. Todo lo carnal en cuanto que es creado por Dios es bueno. Pero en cuanto insumiso al gobierno de la razón y a la voluntad, puede obrar como obstaculizando la continuidad del trato amoroso. 
            Como nuestros ojos necesitan parpadear para mantenerse húmedos, pareciera que nuestros ojos espirituales que ven en los momentos de consolación, necesitaran de esos parpadeos y hasta un poquito de lágrimas para que, al volverlos abrir en la consolación, podamos ver al Novio.
            Ya estás experimentando el ascenso precipitado de la curva en la gráfica de tu relación esponsal. Una vez que la novia da el Sí, como lo diste el otro día, empieza el novio a visitarla y a enviarle regalos de consuelos, inspiraciones, quietud, fuerza para el bien (como bloquear a Román), cortar amarras... adherirse el alma. 
             En la medida en que secundes activamente esa relación amorosa, la fomentes, la alimentes, como una llamita que calienta e ilumina tu alma, la protejas del soplo de pensamientos intrusos que la hacen parpadear casi al punto de extinguirla, el fuego irá creciendo e inflamando cada vez más tu interior, tus pensamientos, deseos, voluntad, sentimientos... irá calentando, transformando, purificando, salvando... incluso físicamente: tu cerebro, tu hipófisis, tu cerebelo, tus glándulas, hormonas... y a regirlas con el Espíritu de la santidad. La Caridad... relee a menudo y medita 1ª Corintios 13... Efesios 1, 1 ss. y Efesios 6. Catecismo 1602
           Cuando una elige a alguien, renuncia a todos los demás. 
En la medida en que habiendo sido elegida y llamada (por el hecho de haberte creado mujer y haberte bautizado) y rescatada de tus pecados y, a pesar de ti misma, amada con amor tenaz, invencible, inquebrantable, en la medida, digo, en que Él vaya venciendo "dragones" que queman con el fuego de su aliento y de sus bocas, de sus discursos falaces y engañosos, promesas de la serpiente, en esa medida, mirarás hacia el valle profundo en que vivías como desde lo alto de una cuesta. 
           El Señor te llama y quiere hacerte subir por una escala como la de Jacob, por la que los ángeles bajan y suben, comunicando la carne y la tierra, con el espíritu y el Cielo.
Lo único que espera El Novio de ti, es que le seas fiel y dócil. 

Me impresiona lo que dice el Señor en Mateo 8, 18-22. Léelo, medítalo, recíbelo como una confesión de tu novio, el que te quiere Esposa, como una sincera confesión en la que pareciera que se hace mendigo de tu amor. Presiento que habiendo creído en que te ama y haberle dado tu sí, Él te ha hecho capaz de entender ahora que por eso mismo ha empezado a manar de la roca de tu corazón viejo, un agua de la que El Verbo hecho hombre, está sediento.
Yo veo lo que está sucediendo con tu alma a la luz de la escena de
la Samaritana junto al Pozo de Jacob. "Si conocieras el don de Dios, Tú le pedirías". Ella aún no lo había conocido. Pero tú ya lo has conocido y ya está manando de ti misma la fuente del Espíritu que es la mujer en el designio divino. Jesucristo te ha sanado y salvado para que le brindes tu amor, porque está sediento de ti.

Te mando en adjunto el himno de Corpus que me entregó hace años, creo que renovará tu gozo en la Eucaristía, pozo del encuentro.
Y de tus entrañas manará una fuente de aguas vivas que saltan para (dar) vida... eterna. Y la maternidad espiritual te brindará un gozo sin sombras... y ya no añorarás lo que hoy te hace sufrir.

11 de abril
RESPUESTA DEL PADRE – 2da PARTE
Postdata a mi anterior
Releo y veo la expresión "no sé si estas cosas son cursis"
¿Sientes al oído el jadeo del aliento de fuego del dragón envidioso que acusa de cursilería a la caridad?
Te mando a este enlace de mi blog, para que leas el diálogo de Caín contra Abel 
https://tomaylee-sagradasescrituras.blogspot.com/2019/03/de-que-hablaron-cain-y-abel-1.html.
         Lo mismo hizo contigo el demonio burlón. Ridiculizó la gracia sublime de la caridad. Todavía no lo percibiste como pensamiento intruso. Ya te irás ejercitando en ver hasta qué punto ese Violento viola tu mente como violador. Y es peor y más dañina la violación del alma que la del cuerpo. 
          Mira estos otros enlaces
https://elblogdelbuenamor.blogspot.com/2013/01/la-serpiente-y-la-tentacion-la-mujer.html
https://elblogdelbuenamor.blogspot.com/2014/01/atencion-lo-interior-jazmin-recibio.htm
Y anota para poder volver sobre ellos
Te adjunto un archivo con el texto de San Ignacio para el Examen General de Conciencia
Atiende especialmente a su sintética enseñanza sobre los pecados de pensamiento y en especial al número 32.
Padre Horacio

lunes, 15 de junio de 2020

TESTIMONIOS [1] P. Martín Prado IVE
ANUNCIO del SANTO EVANGELIO SOBRE el AMOR HUMANO - NOVIAZGO Y AMISTAD MATRIMONIAL


TESTIMONIO 
 DE UN MISIONERO
NUEVA GUINEA

Estimado P. Horacio:
Mi nombre es Martín Prado, sacerdote misionero del Instituto del Verbo Encarnado en Papúa nueva Guinea.
     Padre, por gracia de Dios yo conocí sus conferencias sobre el noviazgo y amor matrimonial. 
     Y desde entonces no he dejado de recomendar sus audios a amigos sacerdotes y a jóvenes en formación. 
      En diciembre del año pasado pude dar una serie de conferencias a los jóvenes de toda la diócesis y lo hice siguiendo sus audios. Porque nunca he tenido otra cosa que sólo sus audios. Los he descargado de la web, y en mi escritorio me siento y tomo notas. 
      Para mí fueron muy útiles e iluminadoras sus conferencias. 
     La exégesis que hace para explicar el daño del pecado en el hombre y la mujer y la sanación de la gracia han sido, no sólo una explicación acabada de los desafíos y problemas que encontramos aquí en la pastoral matrimonial, sino también una explicación del amor que llena de esperanza a los jóvenes. 
En varias ocasiones, aún aquí en Papúa, los jóvenes me agradecen las pequeñas charlas formativas que les doy usando sus temas. Ellos por lo general se ven muy identificados, como comprendidos en esa lectura que usted hace sobre el
hombre y la mujer dañados por el pecado.
Y a su vez se llenan de esperanza al conocer cuál es la raíz de sus flaquezas y la solución a las mismas.
Bueno, no conviene que me extienda en eso que bien usted lo habrá experimentado tantas veces al dar sus conferencias. 
       Padre, yo le escribo para agradecerle pero también para pedirle si me pude facilitar ese material por escrito y de modo digital. 
A mi me sería muy útil! Especialmente a mí me han sido de gran ayuda la sección de charlas que publicaron en catholic.net https://es.catholic.net/op/articulos/33045/audio-charlas-de-preparacin-para-el-matrimonio.html 
        El Padre Tomás Rabaioli, mi compañero de misión aquí en Papúa, me comentó que estuvo con usted en Argentina el pasado mes de Diciembre y me contó de su disponibilidad para facilitarme estos archivos. 
         Yo se lo agradezco infinitamente. Y si tiene otros que estés piense me pueden ser de utilidad ¡bien venido sean!
         Padre no le quitó más tiempo. Muchas gracias nuevamente y que tenga un feliz día del Verbo Encarnado. Unidos en la Sta Misa P Martín Prado IVE

Mi respuesta al Padre Martin 
Archivos adjuntos 25 mar. 2020 9:30 
R.P. Martín Prado IVE:
Muy estimado Padre: Usted me hizo recordar el grato encuentro con el P. Tomás Rabaioli, al que le ruego le haga llegar su saludo. 
 Querido Padre: Haría bien quizás que Usted me permitiera publicar este mail suyo en El Blog del Buen Amor.Según le parezca mejor, bajo seudónimo o directamente bajo su nombre 
Martín Prado

El 27 mar. 2020 me respondió el Padre Martín Prado:
Por supuesto padre Horacio, usted puede publicar mi email, en la forma que más le convenga. Gracias por los documentos que me envió. Ayer los estuve descargando y ordenando. Hoy pienso leer el capítulo que me indicó sobre la mujer.  Usted ha dado muchísima luz a estos temas tan importantes hoy en día, Un fuerte abrazo.
 P. Martín
LAUS DEO

viernes, 12 de junio de 2020

AMAR NUESTROS LIMITES [11 de 11]
"HUMILDAD ESPERANZADA" SAN IGNACIO DE LOYOLA


LA HUMILDAD ESPERANZADA 

San Ignacio de Loyola 

"Piense cada uno, que tanto se aprovechará en todas cosas espirituales, cuanto saliere de su propio amor, querer e interés" 
(Ejercicios espirituales Nº 189)

  Al que se humilla 
Dios lo exalta.
Las tres maneras de humildad según San Ignacio, 

1ª.-  obediencia hasta el martirio 
2ª.-  Indiferencia heroica ante todas las cosas creadas
3ª.-  La Locura por Cristo: 
"Loco por Cristo"  si igual o mayor servicio y alabanza fuere a la su divina Majestad (Ejercicios Espirituales 165-167)

El camino de Jesús va por la humillación de sí mismo, por el deseo apasionado de la gloria, servicio y alabanza de Dios. De nuevo, como con el Bautista, conviene que El crezca y que yo disminuya, porque mi gloria es su Mayor Gloria.

En una carta al Duque de Gandía, canonizado después como San Francisco de Borja, San Ignacio muestra a la vez su experiencia de la limitación a la vez que una ilimitada confianza en la gracia:

"Yo para mí me persuado que antes y después (de concedida una gracia de Dios) soy todo impedimento; y de esto siento mayor contentamiento y gozo espiritual en el Señor nuestro, por no poder atribuir a mí cosa alguna que buena parezca; sintiendo una cosa (si los que más entienden, otra cosa mejor no sienten), que hay pocos en esta vida, y más echo, que ninguno, que en todo pueda determinar, o juzgar, cuánto impide de su parte, y cuánto desayuda a lo que el Señor nuestro quiere en su ánima obrar."  (Fines de 1545; Cartas Vol. I, 339-342; Obras Completas 26a. p. 702).

Cuanto más convencido está Ignacio por experiencia espiritual de su insuficiencia y limitación para toda eficacia espiritual, y cuanto más acepta esa limitación, tanto más espera en la gracia, de la que todo le vino, todo le viene y todo le ha de venir, no obstando para ello que él sea "todo impedimento": limitación-limitante, diríamos.

Para conseguir el fin de la Compañía que es ayudar a las almas para que consigan su fin último y sobrenatural, San Ignacio recomienda los medios que juntan el instrumento con Dios y le disponen para que se rija bien de su divina mano, 
(Ignacio considera que estos son más eficaces que los que lo disponen para con los hombres) 
como son los medios de bondad y virtud, y especialmente la caridad y pura intención del divino servicio y familiaridad con Dios.  
Por eso Ignacio recomienda que en la Compañía debe procurarse que todos se den a las virtudes sólidas y perfectas y a las cosas espirituales, y se haga de ellas más caudal que de las letras y otros dones naturales y humanos.  
Porque aquellos interiores son los que han de dar eficacia a estos exteriores para el fin que se pretende (Constituciones de la Compañía de Jesús, Parte X, 813).

También en el espíritu de San Ignacio, la esperanza es sostén de la humildad.  
San Ignacio reconoce no sólo la limitación propia y de los medios humanos, sino que sabe por experiencia que son capaces de impedir y limitar la eficacia divina.  
Pero ni esa limitación-limitante es capaz de desanimarlo o de hacerlo pesimista respecto de las letras y los dones naturales y humanos.  
Reconociéndoles sus límites San Ignacio liberó a los jesuitas para la esperanza.

Los Ejercicios son escuela donde se enseña a ofrecer a Dios el propio querer y libertad, para que así de su persona, como de todo lo que tiene, se sirva conforme a su santísima voluntad (Ejercicios Espirituales 5; 234). 

Ofrecerse a sí mismo enteramente, con todos sus límites, para ser dilatado por Dios. 
Este abandonarse en las manos de Dios humilde y confiadamente se hace posible por la esperanza:

"El Señor completará sus favores conmigo: Señor, tu misericordia es eterna,  no abandones la obra de tus manos"  (Salmo 137,8).

Sic Deus nos ádjuvet et sancta lex evangelica

miércoles, 10 de junio de 2020

ROSALÍA [6 de 10]
HOY LE DÍ MI SÍ A CRISTO

SER ESPOSA 
PARA EL SEÑOR 
ESE ES EL YUGO MEJOR

LE DÍ MI "SÍ" A CRISTO

El 6 de abril a las 16:15hrs pude finalmente encontrarme con el padre vía Skype. 
Un día antes le había enviado una seria de cuestiones que charlamos en ese encuentro y que fueron fruto de la lectura de los textos que me había enviado. 
Los transcribo a continuación sólo porque muestran cómo la inteligencia iluminada desde le Fe iba arrojando más luces sobre mis miserias.

5 de abril 
¡Hola querido Padre! Le envío lo que me pide:
La lista índice de las luces que recibí leyendo lo que se me envió

- Mi mal juicio: No tengo criterios fuertes, arraigados: como fue el enamorarme de Román por no tener criterios. Yo fui la que estaba en el fondo dispuesta a tener de nuevo relaciones. Otro ejemplo fue la disculpa a Juan pensada, como Ud. dice, solo desde “darme el gusto”
- Acusarme a mí misma: no lo hago, me autojustifico mucho. Y a los demás los critico, les pido que hagan lo que yo no puedo. Veo la paja del ojo ajeno y no la viga del mío. 
- Mis infidelidades en los deberes de estado. Mi impuntualidad. Querer estar en todo: vanagloria, pero no cumplo con lo mínimo.
- Conocimiento de mi propia realidad: Mujer de treinta y siete años con cierto miedo al amor. El demonio crea realidades: Mi enamoramiento de Román: realidad ideológica sugerida solo por mi pensamiento. 
- Darme cuenta que mi conciencia puede ser mi adversario y que debo ponerme de acuerdo con ella para que no me acuse y condene
- Riesgo de degradarme hasta llegar a una total insensibilidad... yo noto algo de esto ya. ¿Por qué no me conmueve el dolor ajeno? me falta caridad. Me adormecí en el amor. Deje de tensionarme a Dios. Fui negligente, indiferente. Dejé de estudiar y formarme.

- Cuidar la conciencia: 
1) Respecto a Dios: venia descuidando la oración. 
2) respecto al prójimo: esto de la crítica al otro. Cosas que debo hacer y no hago: reuniones con el grupo de mi movimiento - reuniones de profes de mi colegio y 
3) Respecto a las cosas materiales: imprudencia en uso del dinero

- Signos de acedia en mi: "cansancio", "aburrimiento" de donde estoy y por eso quiero irme... ¿deseo de cambio? Nada me motiva.
ç - Últimamente me dijeron que estoy seria o enojada.
- Soy mentirosa de palabra cuando me justifico por llegar siempre tarde.
- Mentí por pedido de un amigo a su novia. No debí hacerlo. (pero sino me exijo ni yo)
- Mentí con mi vida cuando los demás pensaban que era casta y yo tenía relaciones con Juan.
- Dejo que el miedo de la tristeza por allí me invada.

Estos puntos pudimos charlarlos en ese encuentro por Skype… Pero de todo lo que hablamos en aquella oportunidad, sólo quiero rescatar esto: Recuerdo apenas haber comenzado la charla, romper en llanto… no podía dejar de llorar y cuando el padre me preguntó el porqué de mi respuesta, le dije que tenía la impresión de que el hablar con él era como estar hablando con el mismo Señor. 
Entiendo que esto era por la necesidad de consuelo, por todo lo que me había dado cuenta que había ofendido al Señor… era como tener mi alma al descubierto…
Charlamos todos los puntos que arriba anoté… sumado a mis afectos hacia Juan, Román, Benjamín… y ya casi al finalizar la charla,el Padre me dijo: es que no es Juan, ni Román, ni Benjamín, es Jesús, Él te quiere… ¿le dirás que SI a Cristo? 
Y así con lágrimas, pero con una sonrisa en el rostro y paz en el corazón lo hice… dí mi Sí a Cristo.