Mostrando entradas con la etiqueta católico. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta católico. Mostrar todas las entradas

viernes, 5 de octubre de 2012

UN MAESTRO DE LOS BUENOS AMORES - HUGO WAST

LA BUENA LECTURA Y LA EDUCACIÓN DEL ALMA DE LOS NIÑOS
UN TESTIMONIO 

Publico ahora un hermoso testimonio de una persona que valora lo que dejaron en su alma las buenas lecturas de la niñez y en particular la de las obras del novelista argentino Hugo Wast. 

NOTA: Hugo Wast es el seudónimo de Gustavo Adolfo Martínez Zuviría. Nació en Córdoba, 23 de octubre de 1883 y fallecido en Buenos Aires, 28 de marzo de 1962. 
Ferviente católico y patriota de militancia política nacionalista, prolífico novelista. 


Padrecito: 
He leído todos los libros que encontré del Hugo Wast desde que era una gurisita de 12 o 13 años. Los sacaba de la biblioteca de mi escuela primaria. 

Estoy totalmente convencida de que mi amor por la patria, por la cultura católica salen de ahí. Además sus novelas son muy aleccionadoras: el malo siempre termina mal, pero siempre tiene la oportunidad de arrepentirse y ser perdonado por los buenos que lo aman a pesar de su maldad. 

Muestra la misera humana (pecado) en toda su dimensión, en especial el dolor que crea en la persona y su entorno. Pero siempre sale a la luz la Misericordia de Dios.
Muestra la belleza de la mujer católica casta, sencilla, fiel a Dios, orante y del varón cristiano. 

Estoy completamente segura que me ha servido inmensamente la forma en que yo leí como eran las chicas buenas de esas novelas para educar a mis hijas. 

Pude ver allí la desgracia de la coquetería femenina y de sus ambiciones. Y me enamoraban esos hombres gentiles, a veces rudos, pero capaces de dar todo por la mujer que amaban. 
Después que me casé y se criaron un poco las gurisas empecé a buscar nuevamente en las bibliotecas libros de él... y descubrí con tristeza que son muy, muy raros. Para colmo no se editan más... ni aparecen en las editoras católicas actuales. Es muy olvidado y yo no sé por qué... sus libros fueron para mi algo así como un "catecismo en ejemplos". 

Entonces me fui a mi "vieja biblioteca" de primaria y le traje para que los lean. Mi hija mayor es una enamorada de estos libros. La segunda no lee nada porque es una haragana... y le decimos que no sabe lo que se pierde!. 

También me gusta Chesterton y se lo he hecho conocer a la mayor que también le encanta. También he leído C.S Lewis y las obras del padre Castellani. 

Muchas veces he pensado el porqué somo tan diferentes(en la vida de fe, virtudes, principios) con mi hermana que es 2 años menor que yo y que eramos tan unidas y educadas de la misma manera: y siempre se lo atribuí a que yo leía esos libros de niña y ella nunca le interesó. Los libros dejan huellas imborrables en el alma de un gurí... al menos eso es lo que siento yo.


Sobre  vida y obra de Hugo Wast  informa  la página web http://www.hugowast.com.ar/
En esta página podrá verse la lista de todas sus obras. 

Una página poco conocida de Hugo Wast  y que refleja su estilo es el cuento breve: "El hombre que no había rezado nunca" que puede verse en esta página web:  http://catolicidad-catolicidad.blogspot.com/2009/07/el-hombre-que-no-habia-rezado-nunca.html

[El artículo sobre Hugo Wast en Wikipedia es  hostil a su figura y a su pensamiento y se hace eco de la vil acusación de semitismo, a todas luces falsa para un juicio desapasionado].

sábado, 15 de septiembre de 2012

STEVE MOSHER: PRESENCIÓ EL ABORTO COMPULSIVO EN CHINA Y ABRIO LOS OJOS

LA ACEDIA CONTRA LA VIDA HUMANA...
CONTRA LA HUMANIDAD MISMA 
¡EN DIMENSIONES COLOSALES!

La Bendición vista como maldición:
Del "creced y multiplicaos y llenad la tierra" 
a la:  
"¡EXPLOSIÓN DEMOGRÁFICA" 

"Maldito el hombre que llama bien al mal y mal al bien" (Isaías 5, 20-21)

REGRESÓ A LA IGLESIA DESPUÉS DE VER EL INFIERNO DEL ABORTO EN CHINA 
Steven W. Mosher era el primer científico social americano se permitió que estudiar en China.
Descubra lo que encontró allí en 1979.
Su trayectoria de vida revela que la Nueva Evangelización viene recibiendo mucha fuerza por el testimonio de los católicos pro vida

Por JOAN FRAWLEY DESMOND FRONT ROYAL, Va. —
Tomado del Boletín 135 del Population Research Institute http://www.lapop.org/index.php/boletines/398-boletin-135-steve-mosher-regreso-a-la-iglesia-luego-de-ver-el-infierno-del-aborto-en-china

Steve Mosher era un prometedor investigador social en formación y su punto de vista venía siendo modelado según los criterios “académicos” sobre aborto y “derecho a decidir” que la Universidad de Stanford podía ofrecerle. Pero un día, súbitamente fue expulsado de esa casa de estudios. Era 1980, Mosher fue aceptado como el primer científico social de EE.UU. que estudiaría el impacto de los cambios políticos en los remotos pueblitos del interior de China. La política de un solo hijo del Partido Comunista chino estaba en pleno vigor y Mosher 



 decidió seguir a las mujeres con embarazos en el tercer trimestre hasta las instalaciones donde se llevaban a cabo los abortos forzados. "Ellas lloraban pidiendo misericordia y rogando por sus hijos a punto morir o que fallecían delante de sus ojos apenas extraídos de sus vientres. Ahora sé que una cosa es pensar o discutir sobre el aborto en abstracto y otra muy distinta es ver a un bebé de siete meses de gestación, de quien nadie podría decir que no es verdaderamente uno de nosotros", dijo Steve Mosher, actual presidente del Population Research Institute, recordando esos momentos fatídicos. "Era como si el abismo del infierno se abriera ante mí. Todas las racionalizaciones sobre el aborto fueron barridas de mi mente por la brutalidad de los hechos: la indiscutible humanidad de estos niños que estaban siendo asesinados sin piedad. Instantáneamente me di cuenta de que el aborto es acabar con una vida humana… y me convertí en pro-vida".

miércoles, 27 de octubre de 2010

BENEDICTO XVI EN INGLATERRA: Libertad religiosa y felicidad pública

UNA RELECTURA DESDE EL RÍO DE LA PLATA  Pero válida también para América Latina y el Caribe

Lo que SS. Benedicto ha dicho en Inglaterra es un mensaje para el mundo, para toda Europa, pero también para el resto y para el país desde donde escribo: Uruguay así como para otros países de este hemisferio. Me permito pues editorializar a propósito de estas decisivas afirmaciones.

Mientras en Europa se acaba de zanjar la discusión sobre el derecho a la objeción de conciencia, en este mismo momento, en Uruguay el ejercicio de ese derecho se le está denegando a profesionales e instituciones de la salud.

Es razonable temer que el mismo principio en que se basa hoy ese "desconocimiento" justificará en lo sucesivo la imposición de un pensamiento único en los demás ámbitos de la vida pública, como pueden ser las instituciones de enseñanza. De ahí la actualidad del reclamo del Papa que expongo sintéticamente aquí.

En el encuentro con las autoridades de gobierno en el Holyroodhouse  Benedicto XVI ha dicho que si se excluye la reflexión sobre Dios y sobre la religión en la vida humana "sobreviene una visión trunca del hombre y de la sociedad".

Por esto, las instituciones religiosas, incluyendo las instituciones católicas, "deben ser libres de actuar de acuerdo con sus propios principios y sus propias y específicas convicciones". Lo que está en juego es la libertad, que no por ser libertad religiosa es menos respetable y sagrada que cualquier otra libertad.

Al escuchar esta afirmación del Papa me hago las siguientes reflexiones.
Es sorprendente que en un mundo donde la libertad es reconocida en teoría como derecho humano fundamental, se considere políticamente correcto desconocerla, impedirla y arrebatarla en la práctica sin ningún escrúpulo ni la más mínima vacilación, negando a las personas la libertad para configurar su vida de acuerdo al imperativo de su conciencia, incluida su visión religiosa de la vida.

Es extraño que esté ocurriendo la privación tiránica de libertad, dentro de regímenes que proclaman, al parecer  sinceramente, ser democráticos y respetuosos de las libertades. Por eso resulta también llamativo que el Papa tenga que salir a defender algo tan elemental y en apariencia admitido como obvio por los actores políticos contemporáneos.

Es extraña también que reine una extendida sensibilidad hemiplégica de influyentes actores políticos que al mismo tiempo que luchan por la libertad y los derechos de ciertas minorías y se esfuercen en reconocerlas en las leyes, desconozcan e impidan, también por via de leyes, el ejercicio de las libertades y derechos religiosos, particularmente de los derechos de los católicos.Da la impresión de que sólo esos derechos de los cristianos fuesen considerados incompatibles o reñidos con el bien común que se pretende tutelar recortándolos.

En efecto, ha dicho el Papa hablando en el Westminster Hall, en el encuentro con autoridades civiles, que la fe no es un "un hecho puramente privado y subjetivo", sino "la fuente de nuestra felicidad última como individuos",

Así puede resumirse el razonamiento central que Benedicto XVI ha hecho en su histórica visita a Gran Bretaña desde el 16 al 19 de setiembre de 2010. Este razonamiento ha sido el hilo conductor de sus intervenciones en los varios encuentros que ha tenido en Edimburgo, Glasgow, Londres y Birmingham donde terminó su viaje con la ceremonia de Beatificación del Cardenal John Henry Newman.