Mostrando entradas con la etiqueta discriminación. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta discriminación. Mostrar todas las entradas

lunes, 29 de diciembre de 2008

DESACRALIZACIÓN DEL MATRIMONIO Y LA FAMILIA (5) :
¿ACASO PUEDEN AMAR BIEN LOS ÍDOLOS?

Hemos desenmascarado a la desacralización y el secularismo como una cripto-religión; como una forma oculta de la antiquísima idolatría, tan combatida por los profetas y apóstoles. Y ha quedado claro que la desacralización del matrimonio y la familia equivalen a su abolición. Porque la idolatría del individuo, la idolatría de sí mismo, le impide vincularse generosamente con el otro. La idolatría encierra al ídolo en sí mismo y lo hace ciego para el bien del otro, encandilado como está en la búsqueda de su propia gloria, de su propio bienestar, de su propio bien.
Por eso, la idolatría lleva inevitablemente a la guerra entre los ídolos.

La Sagrada Escritura nos enseña que los ídolos y los que los fabrican son iguales. Leemos en el salmo 113: