Mostrando entradas con la etiqueta oración. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta oración. Mostrar todas las entradas

viernes, 1 de diciembre de 2017

LIDIA: PEREGRINA
HACIA JESÚS RESUCITADO [1]
EL VELO


Lidia eligió esta foto para perfil suyo. Ella es esa niña herida en un brazo pero que extiende su mano hacia el Arco Iris en su deseo de comunión con el Señor que es Sol de justicia y lluvia de gracia y es un nombre de Jesucristo según enseña san Mateo 5, 45.
En uno de sus primeros correos electrónicos, ella me había escrito esto: 
Cuando era niña supe que el arco iris era un símbolo entre Dios y el hombre, y cuando me abandonaron le dije a Dios que cada vez que me sintiera triste me enviara un arco iris para saber que estaba conmigo.
Siempre lo hizo. Nunca me faltó el arco iris.

Pero un día de estos de dolor fue diferente
El arco iris estaba invertido como una sonrisa, era pequeñito yo lo vi
Le envió la foto. No está manipulada. Así como lo ve así la tome. Sé que Dios me ama aunque no puedo sentirlo ahora. 

MI PEREGRINAR HACIA JESÚS RESUCITADO
¡LITERALMENTE! ¡PEREGRINAR! 


PRIMERA PARTE
LA EXPERIENCIA DEL VELO DE LA PEREGRINA 

¡Padre Horacio! 
Qué lindo decirle Padre, (sé que Papito Dios, no se enoja).Y es que cuando inicié a escribir la palabra "Padre" ¡me sentí tan llena! Nunca, nunca dije la palabra papá o padre. 
        ¡Pero bueno! lo que le quería contar es que hace más o menos un año ya tenía la fuerte idea de usar la mantilla. Todos los años al ir a celebrar el mes del Santo Rosario pensaba: ¿Por qué no me pongo madrileña (mantilla, velo) para hacer un gesto diferente en este mes ante Jesús Sacramentado y la Virgen? Podría ser únicamente este mes. 
       Pero luego pensé: ¡seguramente todos van a pensar que quiero destacar ya que nadie la usa! ¡Y así deseché la idea! 
       ¡Yo no sabía que era considerada como un sacramental. 

       Pero ahora, en oración, por la noche y mañana, será mi manto de amor y protección de mi esposo. Será mi regalo a él en consonancia a que me entrego a su voluntad al iniciar el día. (Me escuché muy presumida con eso del regalo. Es cierto que nada puedo darle yo a Él, pero lo digo con amor).
        Me da tristeza que nadie ahora quiera usar el velo. Porque a causa de esa abstención universal, me veo impedida de usarlo en público según es mi deseo.
       ¿Por qué lo que realmente es bueno ha pasado a ser en nuestra sociedad calificado de absurdo? Creo que es únicamente porque estamos escuchando más al mundo que a Dios. 

        Creo si no me equivoco (y si lo hago quite la ignorancia en mi) que Jesús al momento de orar se cubriría con su manto. Cubrirse ante el Señor es símbolo de la importancia de manifestarle respeto y obediencia que se traducen en amor hacia Aquél con quien una se encuentra en comunión. Si  ÉL (Jesús) es el que todo lo hacía ¿Por qué nosotros cuestionamos tan dulce gesto de amor hacia el amor?

        Se agolpan en mi mente tantas inspiraciones hermosas sobre este particular de la mantilla, que ya quiero que sea mañana para ir a comprar la mía. Al igual que la chica del relato que Usted me envió y que recoge en el segundo tomo de su libro Me quiero casar, como algo que "la esposa debe saber", yo también había pensado en hacer una especie de ceremonia para darle mi SÍ esponsal al Señor, pero no lo hacía. 

         La razón era, ahora lo advierto, porque aún no había llegado la inspiración del velo. 
        Y es que Mi Esposo Jesús me lleva paso a paso, porque sabe las heridas que traigo, y nunca me presiona, es "el Esposo perfecto". Lidia 

viernes, 6 de octubre de 2017

EL PODER DE LA ORACIÓN DE LA ESPOSA

Querido Padre:
El Señor puso en mi camino esta oración increíble, que creo y confío restaurará mi matrimonio. Se la copia aquí abajo para el Blog.

No creo que sea una oración mágica.
Pero sí creo que, frecuentando la adoración, frente al Santísimo, Él me irá mostrando, enseñando, qué debo de cambiar, pulir, y comprender para poder amar como conviene.
Centrarme en que mi marido cambie fue una equivocación. 
Lo único que tengo en mis manos es la voluntad de que Dios opere cambios en mí. Soy la única que puedo ocuparme de eso. Empeñaré en eso todo lo que tengo.
Pero me parece que tan importante como poner toda mi voluntad y capacidad, es ir a postrarme a menudo a los pies de Mi Amado, a suplicarle que haga el plus, que no está en mis manos.
Es por eso que me ha resultado de gran utilidad esta oración.
La recomiendo a todas las personas que están viviendo dificultades, así como también las que ya están viviendo separados.
La recomiendo también para aquellas personas que se sientan víctimas de la situación, para que revisen su vida y tomen consciencia de que también suelen tener su propia cuota de responsabilidad.
Soy testigo de que para Dios no hay nada imposible y que la creatividad no se agotó con la creación.
Solamente, hay que estar abiertos a apreciarla, aceptarla y agradecerla.
Garry

El Poder de la Esposa que ora por su esposo

Señor, ayúdame a ser buena esposa. Comprendo que no tengo lo que es necesario para ser así si no tengo tu ayuda.Toma mi egoísmo, impaciencia e irritabilidad y tórnala en bondad, templanza y deseo de sobrellevar todas las cosas.
 Toma mis viejos hábitos emocionales, forma de pensar, reacciones automáticas, suposiciones rudas y postura de auto-protección y hazme paciente, bondadosa, buena, fiel, gentil y con dominio propio.
  
Toma la dureza de mi corazón y rompe las paredes con tu ariete de relación. Dame un nuevo corazón y obra en mí tu amor, paz y gozo (Gál 5,22,23). Yo no puedo subir más alto de donde estoy en este momento. Solo tú puedes transformarme.

Muéstrame dónde hay pecado, errores o ignorancias en mi corazón, en especial relacionado con mi esposo. Confieso que a veces he sido poco amable, criticona, he estado enojada, resentida, le he faltado el respeto, o no lo he perdonado.

Ayúdame a poner a un lado cualquier herida, enojo o desencanto que pueda sentir y perdonarlo como tú lo haces, de forma tal y tan completa, similar hacia atrás. Hazme un instrumento de reconciliación, paz y santidad en mi matrimonio.
Capacítanos para comunicarnos bien y rescatando de la trinchera de la separación donde comienza las realidades del divorcio.

Haz que yo sea para mi esposo la ayuda idónea, compañera, defensora, amiga y apoyo. Ayúdame a crear para él un lugar apacible de descanso para cuando regrese a casa.

Enséñame a cuidar de mi y mantenerme atractiva para él. Hazme una mujer creativa y segura de mi misma, rica de mente, alma y espíritu; una mujer que él puede presentar con orgullo como su esposa.
Dejo todas mis expectativas en tu cruz. Le quito la carga de que tienen que complacerme en áreas en las que debiera mirarte a ti.

Ayúdame a aceptarlo como es y no tratar de cambiarlo yo sino ponerlo en tus manos para que lo cambies tú. Comprendo que en algunas cosas él nunca cambiará, pero al mismo tiempo, lo dejo libre para que cambie en aquellas cosas que nunca pensé que pudiera hacerlo. Dejo cualquier cambio que sea necesario, que sea hecho por tus manos y acepto que ninguno de nosotros es perfecto y nunca lo seremos. Solo tú, Señor, eres perfecto y pongo mis ojos en ti para que nos perfecciones.

Enséñame a orar por mi esposo y haz de mis oraciones un verdadero lenguaje de amor. Donde el amor ha muerto, crea un nuevo amor entre nosotros.

Muéstrame lo que el amor incondicional es en realidad y cómo comunicarlo de forma que él lo perciba con claridad. Trae unidad entre nosotros para que podamos estar de acuerdo a todas las cosas (Amos 3,3) Que el Dios de la paciencia y el consuelo nos conceda que tengamos el mismo pensamiento el uno hacia el otro de acuerdo a Cristo Jesús (Rm 15,5).

Haz de todos nosotros un equipo, que no busquemos vida separadas, competitivas o independientes, sino más bien trabajando juntos, sin estar atentos a las faltas de cada uno y las debilidades para el bienestar del matrimonio.

Ayúdanos a buscar las cosa que dan paz con las que podemos estar "en armonía y que no haya divisiones entre nosotros sino que nos mantengamos unidos en un mismo pensamiento y en un mismo propósito" (1 Cor 1,10).

Oro para que nuestro compromiso contigo y del uno para el otro crezca fuerte y con más pasión cada día. Capacítalo a él para que sea la cabeza del hogar como tú lo creaste y muéstrame cómo apoyarlo y respetarlo a medida que él asciende al puesto de liderazgo.

Ayúdame a comprender sus sueños y ver las cosas desde su perspectiva. Revélame lo que él desea y necesita y muéstrame los posibles problemas antes que estos surja. Sopla tu vida en mi matrimonio.

Hazme una nueva persona. Señor. Dame una perspectiva fresca un punto de vista positivo y una relación renovada con el hombre que tú me has dado. Ayúdame a verlo con ojos nuevos, nueva apreciación, nuevo amor, nueva compasión y nueva aceptación. Dale a mi esposo una nueva esposa y déjame ser ella. Amén.

Adaptado de "El Poder de la Esposa que Ora." Stormie Omartian

Ver también:

lunes, 4 de septiembre de 2017

NUESTRAS NIÑAS EN PELIGRO
VACUNA DEL PAPILOMA HUMANO


Nuestras niñas en peligro por la vacuna contra el virus de papiloma humano.
https://youtu.be/TFsYXWJVOF4



Acceda a mayor información científica en los estudios de Dr. Carlos Álvarez Dardet (Alicante - España) que ofrece abundante información científica en Internet.
Lamentablemente en Uruguay la vacuna es obligatoria para las niñas.
Si Usted tiene acceso a las autoridades sanitarias de este país, no deje de colaborar y hacerles llegar esta información a tener en cuenta para la salud pública.

lunes, 28 de noviembre de 2016

ORANDO CON LOS NIÑOS
MADRE MAESTRA DE ORACIÓN


<

TESTIMONIO 1
MIS NIÑOS SE DUERMEN ESCUCHANDO COMPLETAS...


Querido Padre, le cuento que mis niños (8 - 6 - 3 años) se duermen escuchando completas. Un buen día mi alma necesitaba algo de Cielo, por lo que busqué en el tío Google:  "liturgia de las horas cantada". Así fue que encontré a Fray Nelson, de Colombia, que ha subido a internet   las Horas de toda la Liturgia, día por día. 


Sin querer imponerles mis prácticas de piedad, los niños comenzaron a sumarse de forma espontánea. Y descubrimos que les gusta dormirse escuchando las Completas, y cuando no se duermen, me piden que se las pase de nuevo. 

Nunca les hablé de la Liturgia de las Horas, seguramente algún día lo voy a hacer, ellos se sienten atraídos por la belleza de la música sacra, por el recitado de cánticos y salmos. Veo que les trae sosiego al alma, justo a la hora del sueño. Se duermen con el cielo en su corazón, pensando en Dios. Esto me llena el corazón de alegría. 

Realmente es una gracia que les gusta tanto, ahí confirmo que nuestros hijos,  son carne de nuestra carne y alma de nuestra alma. Y que por las gracias bautismales y por la misma vida de piedad de la familia, se sienten atraídos por la belleza, por  todo lo eterno, por las cosas de Dios. Hasta la chiquita de tres años, tira un sobre de dormir entre la cama de los hermanitos y se duerme ahí, como un angelito...

Aclaro que no lo hacemos todos los días, hay veces que ya llegan dormidos a la cama, pero sí varias veces a la semana. Lo hacen libremente, sin imposiciones. Igual que otras prácticas de piedad, como el Rosario, que no lo rezamos todos los días, el Buen Ángel, nos susurra cuándo.

Siento que todas estas gracias que vamos recibiendo los padres para hacer con nuestros niños, son como un depósito de gracia "a plazo fijo", que los fortalecerá en su juventud y vida de adultos, cuando el enemigo los ataque.
María


TESTIMONIO 2

Soy una madre de familia. Bueno ya se ve que no soy sacerdote. Yo solo rezo los laudes diariamente y los domingos lo hacemos en familia, preparando una pequeña mesa de altar con la cruz, los niños se encargan de adornar la mesa con las flores, y el padre (de la familia) cuando está, se encarga de encender el cirio. Me gusta este blog, creo que me va a venir muy bien para aumentar mi tiempo dedicado a la oración.



DICHOSA LA MUJER QUE HA CONSERVADO
Himno Oficio de Lectura

Dichosa la mujer que ha conservado,
en su regazo, con amor materno,
la palabra del Hijo que ha engendrado
en la vida de fe y de amor pleno.

Dichosas sois vosotras, que en la vida
hicisteis de la fe vuestra entereza,
vuestra gracia en la Gracia fue asumida,
maravilla de Dios y de belleza.

Dichosas sois vosotras, que supisteis
ser hijas del amor que Dios os daba,
y así, en la fe, madres de muchos fuisteis,
fecunda plenitud que nunca acaba.

No dejéis de ser madres, en la gloria,
de los hombres que luchan con anhelo,
ante Dios vuestro amor haga memoria
de los hijos que esperan ir al cielo. Amén.

viernes, 2 de marzo de 2012

PARA PEDIR UN BUEN ESPOSO: ORACIÓN DE SANTA ANA

En la Mística Ciudad de Dios, la Virgen le cuenta a Sor María Jesús de Agreda cómo Santa Ana eleva esta oración al Padre pidiendo un buen marido.

Oración al Padre pidiendo el amor.

Altísimo Dios eterno, de Quien depende todo el ser y el reparo del linaje humano: postrada en Vuestra Real presencia os suplico se digne Vuestra Infinita Bondad de mirar las ansias de mi alma y oír mis peticiones.

A Vuestros ojos son manifiestos mis deseos de que, en el estado de matrimonio, me dieses la compañía de esposo que me ayude a guardar la divina ley y testamento santo, para crecer ambos en perfección y en la observancia de Tus preceptos. Santo Dios, Padre Infinitamente Providente, no escondáis vuestra piedad de mí, ni permitáis, pues Sois Padre, que mi súplica sea desechada.

Y pues me mandáis, Señor mío, que con confianza os pida como a poderoso y rico en misericordia, concédeme lo que por Vos deseo y pido, pues en pediros hago Vuestra Santa Voluntad y obediencia. Y si mis culpas detienen Vuestras misericordias, apartad de mí lo que os desagrada e impide.

Poderoso sois, Señor, Dios de Israel, y todo lo que fuere Vuestra Voluntad podéis obrar sin resistencia. Llegue a Vuestros oídos mis peticiones; que si soy pobre y pequeña, Vos Sois Infinito e inclinado a usar de misericordia con los abatidos. ¿A dónde iré fuera de Vos, que Sois Señor de los señores y Todopoderoso?

Vos me enseñasteis a desear y a esperar de Vuestra liberalidad. Entregado tengo mi corazón y mente a Vuestra Voluntad. Aparta mis ojos de la vanidad.

Si fuere Vuestro beneplácito conceder mi petición, todo lo pondré a Vuestro entero servicio, Padre mío, para ayudar a propagar el Reino de Dios en la tierra. Haced de mí lo que fuera de Vuestro agrado y alegrad, Señor, mi espíritu con el cumplimiento de esta esperanza. Mirad desde Vuestro solio al humilde polvo y levantadle, para que os magnifique y adore y en todo se cumpla Vuestra Voluntad y no la mía. Amén. 

A todas las visitantes que han ido dejando sus comentarios, les aseguro mi oración y les repito lo que contesté a un comentario de Merche:  "cultiva mientras tanto la esponsalidad con el Señor Jesucristo, esposo de la Iglesia. ¡La Iglesia entera está en ti de manera parecida a como Cristo está entero en cada miguita de la Sagrada Hostia. Por eso Cristo quiere celebrar las bodas con la Iglesia con cada mujer bautizada. Esto es de fe. Créelo. Dale pues, en tu corazón, un SI de fe al Señor que, en ti, le pide a toda la Iglesia que acepte su amor y lo reciba para hacer de cada corazón un templo del Espíritu Santo. La liturgia celebra al Corazón Inmaculado de María como templo donde el Amor de Dios es recibido y habita. Verás que el Amor de Cristo aceptado con un SI irá sanando esa herida que te hace venir aquí una y otra vez"

Te invito a visitar, en este mismo Blog, la entrada del 11 de enero de 2013 en este enlace:
http://elblogdelbuenamor.blogspot.com/2013/01/jesucristo-te-pregunta-quieres-ser-mi.html

Y, como de esposa a Esposo, habla con el Señor diciéndole con esta copla o con otras palabras:
Esposo mío 
en Ti confío,
A ti me entrego, nada te niego
Contigo hablo, 
no con mis penas 
ni con el Diablo
Viva tu amor - que en mí contemplo - 
en mi interior como en tu templo
Verás cómo este diálogo con Jesús será un bálsamo para tu corazón.
Él no deja sin consuelo a la esposa que acude a Él
Bendiciones
Padre Horacio

Ilustraciones
Arriba La Oración de Santa Ana (Icono)
Aquí abajo: El encuentro de San Joaquín y Santa Ana en la Puerta de Oro. 
(Detalle de la pintura del Giottoen la Capilla de la Arena, Padua)

viernes, 3 de junio de 2011

ORACIÓN DEL CADETE


Por su novia

¡PADRE NUESTRO Y DIOS MÍO!

Como tú ya sabes tengo 20 años
Y aunque todavía joven, pienso muchas veces en el amor,
Y al pensar en el amor, no puedo menos que pensar muchas veces...
En ciertas cosas...
Y como no quiero pensar a tus espaldas hoy vengo a ti
Para rezar por la mujer que un día honraré
Me dicen que aun tengo que esperar y tengo que esperar sobre las armas,
Por ella tengo que defender mi integridad
Y tú sabes, Dios mío, que eso es muy difícil,
Aunque algo muy noble dentro de mí me dice que es posible.
¿Cómo es ella Dios mío? ¿Que hace ahora? ¿Dónde esta?
Me gusta pensar en ella, Señor, porque pensando en ella me siento aun más fuerte
Y ella en el fondo de su alma, quizás sueña un ideal...
¡Cuánto tengo que luchar para realizar el ideal que ella sueña!
Si ella es pura, no tengo derecho a ser impuro...
Yo la amo sin conocerla del todo... ¡La persona ideal que me hará feliz!
¡Compañera fiel hasta el fin del viaje que es esta vida!
Para ella estudio con empeño, superando el desengaño;
Las victorias sobre las tentaciones,
El respeto a mi alma y a mi cuerpo,
Son otras tantas maneras del amor que le tengo.
¡Guárdame puro, Dios mío, para ella, consérvala pura a ella para mí!
Porque no sé dónde está, ya me siento menos solo.
Porque ella tiene el alma blanca y pura, ya temo al pecado,
Y porque llegara el día en que ella camine tomada de mi mano,
Es necesario que mi paso no vacile y sea firme.
¡Cuánto he de trabajar para formar el hogar que ella ha de compartir conmigo!
¡Con cuanto empeño me he de negar a mi mismo para forjarme un carácter que no la haga sufrir!
¡Cuánto he de mejorar por ella, Dios mío, y para ella!
Y entonces vendrán ellos... pequeños hijos míos,
A los que amo ya, mientras esperan en la cuna de Dios.
¡Cuantos años todavía me quedan por trabajar por ellos, sin ellos...!
¡Cuántos años para hacer posible el hogar que ellos se merecen!
¿No es cosa bella trabajar con constancia y alegría por amor?
¿Hay algo más bello que ser bueno, fuerte y puro por amor a unos hijos que aun no existen?
¡Que me tengan por loco!
¡Que mis malos amigos se rían y me desprecien!
¡Que mis pasiones ardan en llamaradas contra mí!
¡Yo estoy determinado a convertirme en un hombre, cueste lo que cueste!
Por amor a ella... que ya existe, por amor a ellos que aun no existen,
¡Por amor a Ti, Dios mío! No la eches al olvido, Y Tú Madre mía, concédeme que le sea siempre fiel

viernes, 11 de febrero de 2011

LA ACEPTACIÓN FUENTE DE ALEGRÍA

Estoy descubriendo que todas las cosas pueden acercar a Dios.
Me daba mucho miedo volver a descubrirlo en el dolor de la espera de la operación de un ser querido,
pero veo que se hace presente cuando más quisiéramos huir
pero si es que nos quedamos quietos y no huimos, claro.
Es como que el aplomo, la paciencia, hacen que Él se acerque;
la humildad de aceptar lo que no quiero,
hace que de pronto sienta una alegría clara, suave
(cuando hasta recién era yo la última piltrafa).
Lo atrae la confianza,
que me anime a poner un pie delante del otro
y camine hacia lo que me da más fobia...
Lo que me trae recuerdos tristes
que me ponen nerviosa.